En cancha de Larre Borges, Trouville venció a Urupan por 87-73 y puso la serie 2-1.

En cuanto a los quintetos iniciales, la novedad con respecto al partido pasado fue Sebastián Ottonello de titular en lugar de Hernando Cáceres.

Ambos equipos defendieron de forma muy intensa durante los primeros minutos. Tanto es así que el score de los primeros 3 minutos fue apenas 0-3. De ahí en adelante, a Trouville se le abrió el aro y comenzó a sacar diferencia. A los 4:30 de juego, Esteban Yaquinta se vio obligado a pedir minuto, con su equipo perdiendo 10-0 y jugando muy mal, sobre todo en ataque. A la vuelta, Sebastián Ottonello puso dos triples consecutivos, con los que Urupan se metió de lleno en el partido. Además, el ingreso de Felipe García dio soluciones al equipo de Pando.

El segundo cuarto comenzó con Urupan jugando a otro ritmo. Gracias a Felipe García, el equipo de Esteban Yaquinta llegó a ponerse a un doble. Del otro lado, Trouville elevó el rendimiento a partir del lanzamiento exterior y volvió a lastimar. Sobre el final, el partido se ensució con protestas de ambos lados, algo que ninguno de los dos equipos supo aprovechar. El primer tiempo se cerró con Trouville ganando por 41-36.

Urupan jugó con doble base (García–Sarni) durante gran parte del tercer cuarto, algo que le rindió en ataque para abrir la cancha. Sin embargo, esta mejoría nunca le permitió al equipo de Pando pasar a ganar. Hubo varias jugadas consecutivas en las que estaba esa posibilidad, pero nunca llegó a concretarse. Trouville continuó defendiendo bien y atacando en la pintura, lo que le permitió mantener el control del partido.

El último cuarto comenzó con Trouville ganando por 6. Si bien Urupan llegó a achicar, no pudo mantener el nivel y su rival rápidamente le pasó por encima. Dwayne Davis se mantuvo intratable, muy bien acompañado por Gonzalo Iglesias. Una hundida espectacular de este último permitió que Trouville abriera 14 a falta de 4:30. A partir de esa diferencia, el equipo de Marcelo Signorelli controló el partido hasta el final y pudo quedarse con la victoria.

El resultado final fue de 87-73 a favor de Trouville que puso la serie 2-1. El próximo partido será el lunes 2 de mayo a las 21:15, otra vez en cancha de Larre Borges.

LO DESTACADO

Dwayne Davis es un jugador espectacular. Por si a alguien todavía no le había quedado claro, el extranjero se encarga de volver a demostrarlo. Tuvo una de esas noches en las que juega suelto y con mucha confianza. Urupan nunca le encontró la vuelta. Terminó con 26 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias y 2 robos. Otro día en la oficina para el Sr. Dwayne.

UNO x UNO

Sarni (3): No tuvo una buena noche. La presión de Trouville lo desenfocó y lo sacó del partido. Tuvo un par de buenos minutos en el tercer cuarto, pero después volvió a apagarse. Trelles (3): Estuvo lejos de lo que Urupan necesita de él. Robinson (2): Tuvo una noche para el olvido.  Ottonello (5): Le tocó ir de titular y fue de los pocos que no desentonó. Riauka (2): Otro que estuvo muy desconcentrado. García (7): El mejor de Urupan, por lejos. Si el equipo se mantuvo con vida fue pura y exclusivamente gracias a él. Cáceres (4): Dio alguna solución viniendo desde el banco. Bivins (3): Sus ingresos no fueron buenos. Yaquinta (4): A su equipo no le salió casi nada. Esteban intentó mover el banco en busca de soluciones, pero nunca las encontró.

_______________________

Mayora (5): Estuvo totalmente peleado con el aro. En defensa cumplió. Davis (9): Destacado. Soto (4): Concepto muy similar al de su capitán: atrás cumplió y adelante no le salió nada. Bowman Jr. (7): Muy buen partido. De lo más regular que tiene Trouville. Harris (6): Arrancó bien. Con el correr del partido se fue apagando. Iglesias (8): Sus ingresos fueron espectaculares. Massa (5): Entró en un rol defensivo y cumplió notablemente. Signorelli (6): A partir de un muy buen planteo defensivo, sumado a una noche soñada de Davis e Iglesias, su equipo sacó ventaja y logró mantenerla durante todo el partido.

VAR

Diego Ortíz, Ricardo Olivera y Washington Chamorro (6): Hubo algún fallo un tanto dudoso, pero nada que influyera en el resultado final.

_______________________

LO DISTINTO

Cuando finalizaba el tercer cuarto, Miles Bowman Jr. tuvo una incidencia que, al parecer, lo hizo enojar. Tanto que terminó rompiendo su camiseta, al mejor estilo Hulk. Vaya el saludo al buen hombre de Trouville que salió disparado a buscar una nueva para que el extranjero usara en el último cuarto.