Joaquín Osimani es uno de los pilares de este Goes además de haber sido fundamental en la victoria del Misionero ante Aguada para empatar la serie. Tras el encuentro, el menor de los hermanos, dialogó de todo con Básquet Total, solo le faltó animarse a cantar.

“Se me resbaló la pelota y quise definir de derecha cuando tenía que hacerlo con la izquierda. Me quería matar”

“Colmenares debe ser el mejor extranjero con el que jugué. Tiene muchas cosas y me encanta jugar con él”