En un partido muy interesante, Olimpia derrotó a Biguá y se puso al frente en la serie de cuartos de final. En los de Colón se destacó la gran actuación de Isaac Hamilton.

En el primer punto de la serie de cuartos de final de la Liga Uruguaya de Básquetbol se veían las caras Biguá y Olimpia. Los primeros terminaron en la segunda posición la fase regular y venían de disputar la final de la Basketball Champions League Américas, mientras que los segundos habían ocupado la séptima plaza en el clasificatorio y en el play-in dejaron por el camino a Defensor Sporting con un global de 3-1. El pato tenía la baja de Donald Sims, debido a una distensión muscular en el gemelo y las alas rojas tenían cambiado a Brian García, pero seguramente no iba a ser utilizado, ya que no se encontraba en el 100% de sus condiciones físicas. Las dos veces que se enfrentaron en la temporada, el triunfo fue para los actuales campeones, en ambas ocasiones con score ajustado.

Diego Cal presentó un quinteto conformado por Santiago Vidal, Diego Pena García, Iván Loriente, Victor Rudd y el dominicano Luis Santos. Por su parte, los comandados por el ingeniero Gerardo Jauri saltaron a la cancha con Abel Agarbado, Juan Viana, Isaac Hamilton, Brandon Nazione y el irlandés Brian Fitzpatrick. Los encargados de impartir justicia fueron Andrés Bartel, Julio Dutra y Martín Rial. El encuentro disputado en el Palacio Peñarol presentó un inicio bastante entretenido, en donde ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. Los de Villa Biarrritz lastimaban con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Santiago Vidal y Diego Pena García, mientras que los de Colón pagaban con la misma moneda por intermedio de Brandon Nazione e Isaac Hamilton. Con un gran aporte en ataque de este último, sumado al goleo exterior de Juan Viana, el olimpista logró abrir una ventaja de nueve unidades sobre el cierre del primer cuarto. De a poco, el subcampeón de América fue ajustando las tuercas en defensa, mientras que en el otro costado encontró la figura de Luis Santos en la zona pintada, aprovechando todos los espacios y las asistencias que el base del equipo. El conjunto que hacía las veces de visitante ya no tenía la fluidez ofensiva del primer periodo, por lo tanto, pasaba a depender pura y exclusivamente de lo que pudiera generar alguna de sus individualidades.

Al comenzar la segunda mitad, los actuales campeones de la LUB se encontraban al frente en el electrónico en cifras de 45 a 42. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite parecido al del comienzo del partido, parejo, pero con las alas rojas un poco mejor que su rival, en gran medida gracias a que volvieron a aparecer las figuras de Hamilton y Nazione, el primero dañando desde el perímetro y el segundo en las caídas desde el pick central. Como era de esperar, los de la calle Vázquez Ledesma reaccionaron de inmediato, teniendo como abanderado a “Pepo” Vidal, que no se cansó dar asistencias de lujo, más que nada para Martín Rojas. Promediando el último cuarto, con un par de bombas consecutivas en las manos de Abel Agarbado y Nicolás Catalá, los de la avenida Garzón conseguían sacar una renta de seis puntos (78-72). Luego de un minuto de tiempo solicitado por Diego Cal, sus dirigidos colocaron un parcial de 7-0, que les permitía pasar al frente en el score. Lo mejor de la noche llegó en el epílogo del match, en donde ambos equipos tuvieron su chance de llevarse el punto. Estando un tanto abajo, la última jugada era para Biguá. Rudd lanzó un triple abierto que pegó en el aro y salió, desatando la locura de la hinchada de Olimpia, que de esa manera se quedó con el triunfo por 85 a 84, poniendo la serie 1-0 a su favor.

En el ganador se destacó la actuación de Isaac Hamilton, que encestó 28 puntos y capturó 6 rebotes, bien acompañado por Juan Viana con 14 unidades. Por el lado del perdedor, el dominicano Luis Santos aportó 18 unidades y 7 rebotes.

El segundo juego de la serie se llevará a cabo el próximo lunes a las 19:15.

LO DESTACADO

En uno de los últimos cambios de extranjeros que realizó, Olimpia decidió traer a Isaac Hamilton en reemplazo de Charlie Marquardt. Con el diario del lunes, la apuesta parece haber salido más que bien, ya que el primero le da más variantes ofensivas. En la noche de hoy fue la gran figura del partido, anotando tanto desde el perímetro como atacando el aro. En los 36:52 minutos que permaneció en cancha, el alero aportó 28 puntos, 6 rebotes, 3 asistencias y 4 robos, para una valoración total de 30.

UNO x UNO

Vidal (7): Fue la usina generadora de juego del pato. Cuando su defensor quedaba por atrás de la cortina, castigaba con el tiro exterior, mientras que si le encimaban la marca, siempre encontraba el hueco para asistir a un compañero. Pena García (3): En defensa dejó mucho que desear. Tanto Viana como Agarbado se hicieron una fiesta cada vez que lo atacaron. En ofensiva, una bombita y poca cosa más. Loriente (5): En la etapa inicial fue muy importante, poniendo las bolas que le quedaban desde el perímetro. En el complemento su rendimiento disminuyó considerablemente, al punto tal de llegar a pasar desapercibido. Rudd (6): Cuando se enchufa es totalmente desnivelante. Debió ser más constante en su nivel, sobre todo hoy que no estaba Sims. Santos (8): La Basketball Champions League le ha permitido a Biguá entre otras cosas, encontrar la mejor versión del dominicano. Se entiende a la perfección con el “Pepo”, ya sea en el pick como en el juego de poste bajo. Rojas (7): Otra gran actuación de uno de los mejores suplentes del torneo. La mayoría de sus canastas llegaron gracias a los pases gol de Vidal. López (4): No logró darle intensidad a la primera línea defensiva, mientras que en el otro costado no le entraron los tiros. Saavedra y Andreoli (-): Escasa participación. Cal (4): En ningún momento pudo encontrar la fórmula para frenar a Hamilton. No estuvo del todo feliz con la rotación, siendo inentendible la decisión de tener a su base fuera en el cierre del partido.

_______________________

Agarbado (8): Hasta el último cuarto venía teniendo una discreta actuación. El tema es que en el momento más caliente de la noche, el capitán utiliza sus superpoderes y borra todo lo hecho anteriormente. Viana (7): Su primer cuarto fue prácticamente perfecto. Anotó de todas las formas posibles y fue sumamente intenso atrás. En el resto del encuentro no desentonó. Hamilton (9): El Destacado. What a man. Que hombre. Che uomo. En el idioma que usted quiera, pero lo de este muchacho hoy fue superlativo. Nazione (6): En algunos pasajes abusó del lanzamiento exterior, cuando claramente podía sacar mejores dividendos por intermedio de su uno contra uno. Fitzpatrick (5): Le costó mucho bancar a Santos cada vez que quedó emparejado con él en la zona pintada. En ataque puso alguna bola importante y un montón de cortinas que dejaron liberado a un compañero. Catalá (6): Muy buen aporte desde la banca. Cuando queda suelto desde más allá de los 6.75 metros, en la mayoría de los casos es jugar y cobrar. García, Macanskas y Dogliotti (-): Pocos minutos. En el caso de los dos primeros, cabe destacar que no estaban en condiciones, pero así y todo quisieron ayudar al equipo. Jauri (7): El trabajo de scouting fue realmente bueno. En varios pasajes del encuentro, sus dirigidos lograron controlar el poderío ofensivo de su rival. Hay con que soñar.

VAR

Andrés Bartel, Julio Dutra y Martín Rial (7): Actuación más que satisfactoria de una terna que en la previa ofrecía las garantías necesarias. Las veces que consultaron la tecnología también terminaron tomando la decisión correcta.

_______________________

LO DISTINTO

En la jornada de mañana, a primera hora, dará comienzo la serie de cuartos de final entre Peñarol y Malvín. El ojo clínico de BT captó una charla entre Ignacio Ruglio, presidente del aurinegro en la rama fútbol y Nicola Pomoli, una de las principales figuras del conjunto playero. Muchos podrían pensar mal de ese encuentro, pero la realidad es que el escolta le estaba pidiendo a Nacho un presupuesto para unos lentes de contacto, para poder con ellos afinar la puntería desde el perímetro.