Lucas Capalbo fue una de las piezas con puntos altos en el juego de Malvín que derrotó a Urunday y puso la serie 2-0.

El marcador fue muy cerrado durante gran parte del juego, lo que complicó al equipo de Camiña que debió apelar a una defensa muy dura para llevarse el punto. Sobre esto Lucas dijo: “Por momentos nos costó muchísimo el partido, pero pudimos defender y correr la cancha. Esa fue la clave para haber ganado el partido pasado ante Urunday, hoy (ayer) la idea era repetir ese plan, por momentos salió bien, en otros no tanto. Sobre el final Urunday se vino con triples de Facundo Medina, pero por suerte lo pudimos cortar a tiempo. Después en ataque, cuando fuimos pacientes logramos encontrar tiros claros y eso nos ayudó a mantener una diferencia y quedarnos con el punto”.

Urunday se plantó fuerte en la Avenida Legrand y sin la presión del descenso fue un equipo más fluido en ataque y aguerrido atrás. Consultado sobre si esperaba este partido Lucas dijo: “Por más que Urunday haya jugado el partido por la permanencia nosotros esperábamos que se diera un partido como el que se dio. El que se hayan salvado les dio un gran envión anímico, además no tienen nada para perder y eso vuelve a cualquier equipo mucho más peligroso. Todos los partidos de playoffs son duros no nos podemos descansar”.

Con este resultado Malvín pone la serie 2-0 y ahora deberá ir a jugar a la Avenida Suárez en busca de cerrar su pasaje a cuartos: “Cada partido de playoffs es particular. Estamos dos a cero, pero eso no nos garantiza nada. Tenemos que ir con la misma mentalidad con la que entramos hoy (ayer) dado que va a ser más duro todavía, dado que es en su cancha y si pierden quedan afuera, eso va a hacer que salgan con todo. Ahora a aprovechar el mayor tiempo posible para descansar y preparar con todo el siguiente partido.”