Malvín derrotó a Urunday Universitario y se puso 2-0 arriba en la serie de play-in. Los de Federico Camiña quedaron a un paso de meterse en cuartos de final.

En partido correspondiente a la serie de play-in se veían las caras Malvín y Urunday Universitario. Los primeros venían de culminar la fase regular en la quinta posición, por eso arrancaban con ventaja de 1-0, mientras que los segundos llegaban de salvarse del descenso el pasado lunes, luego de derrotar a Olivol Mundial en el gimnasio de Larre Borges. En el clasificatorio, estos dos equipos se enfrentaron en dos oportunidades, resultando triunfadores los playeros en ambas ocasiones. Federico Camiña presentó un quinteto conformado por Juan Santiso, Nicola Pomoli, Anthony Hilliard, Emmitt Holt y Kiril Wachsmann. Por su parte, los dirigidos por Héctor Da Prá saltaron a la cancha con Germán Silvarrey, Facundo Medina, J.C. Fuller, Tanksley Efianayi y Chaz Crawford. Los encargados de impartir justicia fueron Diego Ortíz, Martín Rial y Pablo Graiño.

A pesar de no estar en óptimas condiciones físicas, Juan Santiso volvía a estar disponible en el anfitrión, mientras que su rival tenía el regreso de Nicolás Delgado luego de la suspensión. El encuentro disputado en el gimnasio Juan Francisco Canil presentó un inicio sumamente atractivo, en donde ambos equipos intercambiaban ataque por ataque. El elenco locatario contaba con un encendido Emmitt Holt, lastimando tanto en la pintura como en el perímetro. Por su parte, el conjunto visitante dañaba con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Germán Silvarrey. Con el correr de los minutos fueron apareciendo otras vías de gol, destacándose Nicola Pomoli en el playero y J.C. Fuller en el fusionado. En el arranque del segundo periodo, los de la avenida Legrand lograron abrir una ventaja de diez unidades, siendo importante para ello los jugadores que llegaban desde el banco de suplentes, sobre todo Lucas Capalbo y Fausto Pomoli, que aportaban soluciones en los dos costados del rectángulo. Sobre el cierre de la etapa inicial, con Tanksley Efianayi como principal exponente ofensivo, bien acompañado por Facundo Medina, los del Prado consiguieron achicar la brecha de cara al descanso largo. Al culminar la primera mitad, el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 45 a 41.

En los primeros compases del complemento, los de la avenida Joaquín Suárez colocaron un rápido parcial de 5-0, que les daba la posibilidad de pasar al frente en el score. No obstante, los de la playa volvieron a tomar nuevamente las riendas del juego, en gran medida gracias al goleo de Holt, que luego de un furioso comienzo de partido, había estado desaparecido durante más de un cuarto. En los tres minutos finales del tercer periodo, el local puso un contundente 19-2, que le permitía sacar una renta de 16 puntos (73-57), que le daban cierta tranquilidad a la hora de encarar el epílogo del match. Los dirigidos por el odontólogo Héctor Da Prá seguían con vida gracias al salteño Medina, que en inicio del último chico encestó tres triples consecutivos. Con la compañía de Efianayi siendo agresivo en el uno contra uno, Urunday Universitario se llegó a poner una pelota. En el peor momento de la noche, los comandados por Federico Camiña sacaron a relucir su mejor versión, sobre todo en el aspecto defensivo. Para lograr esa tranquilidad a la hora de cerrar el encuentro fue funadamental la figura del “Pitu” Juan Santiso, que puso varios puntos y le dio seguridad al traslado de la bola. Finalmente, Malvín se quedó con el triunfo por 96 a 80 y de esa manera se puso 2-0 arriba en la serie de play-in, lo que le permite quedar a una victoria de los cuartos de final del torneo.

En el ganador se destacó la actuación de Emmitt Holt, que encestó 30 puntos (4/5 triples y 8/9 dobles). En el perdedor, Facundo Medina convirtió 26 unidades.

El próximo juego entre estos dos equipos será el lunes en cancha del estudioso. El local estará obligado a obtener un triunfo para estirar la serie.

LO DESTACADO

La temporada de Malvín hasta el momento es más que positiva. El conjunto playero culminó la fase regular en la quinta posición, peleando hasta las últimas fechas la posibilidad de meterse entre los cuatro mejores. Federico Camiña ha logrado que su equipo tenga una identidad de juego bien definida, en la cual el colectivo está por encima de cualquier individualidad. En caso de cerrar la serie el próximo lunes, los comandados por el ex entrenador de Olimpia se meterán en cuartos y serán un hueso duro de roer para el Peñarol de Pablo López.

UNO x UNO

Santiso (7): Aceleró su recuperación para poder estar en cancha en un partido clave para su equipo. El popular “Pitu” sacó a relucir su mejor versión en el momento más caliente, poniendo triples y libres claves a la hora de sellar la victoria. N. Pomoli (7): A pesar de mostrarse algo entreverado en algunos pasajes del encuentro, su incidencia en el andamiaje ofensivo del playero es notoria. Hilliard (5): Del quinteto titular fue sin dudas el que menos rindió. No estuvo fino con el tiro exterior, en cambio cuando se acercó más al aro sus porcentajes aumentaron considerablemente. Holt (9): La performance de este señor fue prácticamente perfecta. Anotó casi todo lo que lanzó el aro y eso que dio la ventaja de no tomar ningún tiro en un lapso de diez minutos. Wachsmann (7): Amo y señor de los tableros. Se comió literalmente en dos panes a Crawford. Bejarano (6): Aportó soluciones desde el banco de suplentes, sobre todo en el costado defensivo. Capalbo (6): Le dio a Santiso la posibilidad de tener descansos prolongados. Mostró seguridad con la bola en la mano. F. Pomoli (5): En su rol siempre rinde. Haller (4): Por más de que no haya tenido mucha participación, tampocó es que se involucró demasiado en el juego. Cabillón (4): Concepto similar al de Federico. Camiña (8): El Destacado. Su equipo quedó a un paso de meterse en cuartos de final.

_______________________

Silvarrey (5): En el arranque del juego era un mano a mano entre él y Holt. Mano caliente desde el perímetro y generación de oportunidades para sus compañeros. A partir del segundo cuarto su aporte fue prácticamente nulo. Medina (8): Durante treinta minutos había tenido una discreta actuación. En el último periodo apareció en todo su esplendor, con una catarata de triples. Cuando su equipo se llegó a poner a tres puntos, se apresuró en un par de ofensivas, cuando la jugada pedía poner un poco de cabeza fría. Fuller (4): Una de sus presentaciones más flojas en el torneo. Se lo vio peleado con el aro e incluso perdió varias pelotas tontas, que terminaron en contraataques del rival. Efianayi (7): Junto con Medina fueron los encargados de mantener con vida a Urunday en el último cuarto. Cuando logró explotar su uno contra uno sacó muy buenos dividendos. Crawford (3): Sucumbió ante la presencia de Wachsmann, que claramente le ganó el duelo de pesos pesados. Delgado (4): Se lo notó fuera de ritmo. La inactividad por la suspensión le terminó pasando factura. Dotti (4): Se cargó muy rápido de faltas. No fue solución en ninguno de los dos costados. Da Costa (5): Le dio intensidad a la primera línea defensiva, pero en ataque tomó malas decisiones. Morena y Corbisiero (-): Pocos minutos en cancha. Da Prá (4): Su equipo venía de sacarse la presión de pelear por el descenso. Hoy, al jugar liberado podía haber dado el golpe en el Canil. Sin embargo, la floja actuación de alguna de sus figuras y el bajo desempeño defensivo no se lo permitieron.

VAR

Diego Ortíz, Martín Rial y Pablo Graiño (7): Actuación prácticamente sin fisuras de la terna. Llevaron el juego con mucha solvencia durante los cuarenta minutos.

_______________________

LO DISTINTO

En los primeros seis minutos de partido, Emmitt Holt anotó 12 puntos, con un 100% de efectividad (2/2 triples y 3/3 dobles). Llamó la atención que en lo que restaba del primer cuarto y en la totalidad del segundo, el nacido en New York no tomó ningún tiro. Seguramente, en la charla del entretiempo, Federico Camiña le pidió que se metiera nuevamente en el partido. El número 1 le hizo caso y en la primera que recibió la pudrió de tres.