Trouville consiguió un gran triunfo frente a Hebraica Macabi en cifras de 110 a 104 y de esta forma puso la serie de play-in 2 a 0.

En la calle chucarro había promesa de gran partido y la realidad que no desfraudaron. Con buen marco de público, se vivió un lindo partido donde el rojo quedó muy cerca de la clasificación.

Los primeros minutos fueron favorables a Hebraica basando su juego en la pintura para rápidamente poner un 7 a 2. Sin embargo, Trouville se fue acomodando en el juego, Davis tomó protagonismo en ataque y con buenos aportes de los perimetrales paso al frente. El macabeo no repetía, Batista quería pero lo cerraban bien y la visita se quedaba sin vías de gol. Sumado a esto, Signorelli rotaba de gran manera el plantel y con buenos minutos de Massa sacaba 12 de renta. En el peor momento, Batista tuvo un gran pasaje, comenzó a dañar en el juego interno donde el ingreso de Suero también le generaba más espacios para de esta forma equilibrar las acciones e irse abajo 32 a 27.
En el segundo la visita continuó con la reacción. Con Batista en el banco, Devaughn fue quien tomó protagonismo en la pintura y junto a rompimientos de Suero se las ingeniaban para estar en partido. El rojo no repetía la bueno del primer cuarto, si bien le ponía intensidad al juego, por momentos estaba errático y solo se mantenía al frente por los buenos porcentajes de libres. Sin embargo, promediando el cuarto apareció la figura de Miles Bowman en todo su empleador; 5/6 en triples y una confianza por el cielo (23 puntos en la primera mitad) hacia que Trouville nuevamente recupere máxima de dos digitos. Sobre el final, la tercera falta de Ibeh complicó al rojo en el juego interno y, ante su salida, Hebraica lo capitalizó de gran manera atacando el rebote ofensivo y encontrando puntos de segunda oportunidad para nuevamente ponerse en juego. Sobre la chicharra, un cachetazo de Galleto tras un libre errado le permitió irse abajo por mínima, 53 – 52.

El complemento fue parejo. Trouville continuaba lastimando desde los 6,75 con un gran pasaje de Gonzalo Iglesias mientras que en Hebraica Semiglia asumía en ataque junto a Suero para mantenerse en juego. El rojo parecía más firme, más sólido defensivamente y con un mayor juego colectivo, sin embargo, no lo podía quebrar y la visita con triples seguía en partido. En el final, Bowman nuevamente tuvo un gran pasaje junto con Massa para recuperar una renta de 7 en un trámite muy goleado. Semiglia puso un triple en los instantes finales y el tercero se fue  84 a 79 a favor del local.

El capítulo final fue de rachas. Trouville continuaba más sólido, Davis y Soto eran los más claros en ataque para mantenerse al frente. En Hebraica Shaw, que estuvo en una siesta gran parte del juego, comenzó a hacer de las suyas y se convirtió en pieza clave. Incluso cuando el juego parecía quebrado y Trouville sacaba 14 con triple de Mayora, el macabeo puso la pelota en el extranjero para de a poco ir achicando. Shaw fue determinante junto a Batista en la pintura y de esta forma igualaron en 104 a falta de un minuto. En el epílogo del juego, nuevamente el local estuvo más fino; defendió muy bien, puso los libres y con una ofensiva final con doble de Iglesias terminó de quebrar el juego 110 a 104 para el delirio de su parcialidad.

LO DESTACADO

Trouville tuvo un gran juego colectivo con cinco jugadores anotando de a dos digitos. Pero la gran figura de la noche fue Miles Bowman quien relamente fue un infierno, sobre todo en la primera mitad. El extranjero se puso la chapa de héroe y fue un dolor de cabeza para la defensa rival que intentó con varias marcas y ninguna lo pudo contener. 31 puntos (5/7 en triples), 7 rebotes y 2 asistencias en 30 minutos cierran una noche perfecta.

UNO x UNO

Mayora (7): Gran partido con una solida conducción siendo una maquinita asistiendo a su equipo. Soto (7): Otro de los puntos altos. Muchísima intensidad defensiva y apareciendo en momentos claves en ataque. Davis (8): Arrancó fuerte pero luego estuvo tranquilo. Cuando su equipo lo necesitó, apareció con toda su clase. Bowman (9): Destacado. Ibeh (5): Estando en cancha obliga al rival a cerrarse y eso permite espacios a los perimetrales. Se cargó de faltas rápido. Iglesias (7): De las figuras y de lo más regular en el juego. Mano caliente, aplicado en defensa y con gran lectura de luego. Partidún. Massa (7): Vital viniendo desde el banco con mano caliente. Fue el revulsivo en momentos claves y con su tiro exterior encontró soluciones. Fernández (5): Correcro ingreso. Buena intensidad y sin Inconvenientes en el traslado. Tucuna (5): Apenas un minuto en cancha pero puso un doble importante muy festejado en la tribuna. Signorelli (8): La rotación del plantel le da mucha intensidad al equipo. Hoy cambió en momentos claves disimulando los problemas en el juego interno. En ataque por momentos es un placer ver al equipo.

_______________________

Terra (6): Tuvo momentos en el juego. De todas formas su equipo necesita más de él. Semiglia (7): Enredado en el comienzo pero en el complemento fue pieza clave para la reacción. Llegó cansado al final. Barriola (5): Entró de titular con la difícil tarea de contener a Davis y se vio superado. Luego miró gran parte del juego desde el banco. Devaughn (6): De menos a más pero fue importante para levantar a su equipo. En el final debió tener más minutos. Batista (7): De las figuras del equipo. Llegó extenuado pero en el juego interno sigue mostrando su clase. Shaw (7): Venia siendo la gran ausencia pero en el último cuarto fue figura por destrozo. Se acordó de atacar y fue clave para llegar a un final parejo, Galletto (6): Tuvo un buen ingreso. Al igual que Terra, el equipo necesita que genere más. Oyenard (5): Buenos minutos, contuvo bien a Bowman y se animó en ataque. Lovera (6): Si bien su equipo reaccionó varias veces, el juego lo tuvo controlado Trouville. Mucho para corregir de cara al viernes donde no tiene mañana. 

VAR

Salgueiro, Borghini y Chamorro (7): Gran partido de la terna en una noche sin mayores errores. 

_______________________

LO DISTINTO

Promediaba el tercer cuarto, Trouville venia en su mejor momento en el juego y Hebraica trataba de descontar de todas formas. En una jugada infortuita, Jarred Shaw buscó un rebote defensivo pero en el afán de recuperar el balón y salir rápido, terminó haciéndose un doble en su propio aro lo que derivó en risas y algunas bromas desde la tribuna. Lo cierto que a partir de ahí el extranjero se metió en el juego y fue figura estando cerca del triunfo. Como dicen… “No hay mal que por bien no venga”.