Kansas derrotó a North Carolina y se consagró campeón nacional por cuarta vez en su historia. Los Jayhawks remontaron una desventaja de 15 puntos al entretiempo.

En la gran definición del NCAA Tournament se veían las caras Kansas y North Carolina. En semifinales, los primeros venían de dejar por el camino a Villanova, mientras que los segundos llegaban de doblegar a la universidad de Duke. Bill Self presentó un quinteto conformado por Dajuan Harris, Christian Braun, Ochai Agbaji, Jalen Wilson y David McCormack. Por su parte, los dirigidos por Hubert Davis saltaron a la cancha con Caleb Love, R.J. Davis, Leaky Black, Brady Manek y Armando Bacot.

El encuentro disputado en el Caesars Superdome, ubicado en la ciudad de New Orleans, Lousiana presentó un inicio algo favorable a los Jayhawks, que con un buen aporte de sus dos principales figuras, David McCormack y Ochai Agbaji, lograban tener un mejor comienzo que su adversario. De a poco, los Tar Heels fueron emparejando las acciones, siendo importante para ello lo que realizaba Armando Bacot en la zona pintada. Los de Chapel Hill siguieron de largo y de la mano de un inspirado Brady Manek, consiguió abrir una ventaja de doce unidades (34-22). Los de Lawrence tenían serios problemas defensivos, mientras que en ataque dependían pura y exclusivamente de lo que pudiera generar alguna de sus individualidades. Al culminar la etapa inicial, los seis veces campeones del certamen se encontraban al frente en el electrónico en cifras de 40 a 25.

En los primeros compases del complemento se pudo observar la mejor versión de los campeones de la Big 12, que con Christian Braun como principal exponente ofensivo colocaron un rápido parcial de 16-5, que les daba la posibilidad de ponerse a cuatro puntos. Promediando la segunda mitad, los vestidos de blanco sacaron una renta de seis tantos, confirmando todo lo bueno que venían haciendo. En el peor momento de los de la ACC, aparecieron en todo su esplendor las figuras de Puff Johnson y R.J. Davis, que se encargaron de devolverle la paridad al juego. En los minutos finales ambos equipos tuvieron sus oportunidades. Estando tres puntos abajo a falta de cuatro segundos, los dirigidos por Hubert Davis tuvieron la chance de forzar el alargue. Sin embargo, Caleb Love tomó un muy mal tiro y la victoria se fue para el lado de los comandados por Bill Self. Finalmente, Kansas se quedó con el triunfo por 72 a 69 y de esa manera se consagró campeón por cuarta vez en su historia.

En el ganador se destacó la actuación de David McCormack, que anotó 15 puntos y capturó 10 rebotes, bien acompañado por Jalen Wilson con 15 tantos. Por el lado del perdedor, Armando Bacot aportó 15 unidades y 15 rebotes.