A falta de 26 segundos para culminar el partido, Pacembú vencía a Praga por 8 unidades (98-90) pero a causa de una agresión al árbitro Gonzalo Salgueiro quien había advertido previamente el juego fue suspendido. Aparentemente, el conjunto del Paca pasaría a la final.

El partido siempre le fue favorable al equipo fusionado, que marcó la cancha desde el inicio jugando en el poste bajo con Edison Espinosa y Sebastián González y encontrando goles de tres puntos con Juan Manuel Garbarino y el “Gatito” Martín Perdomo.

Los primeros 20 minutos fueron favorables al Paca que se fue arriba 43-35, aunque el celeste lastimaba bastante con sus figuras, Emiliano González y Agustín Viotti, las cosas no les eran favorables de todas maneras.

En el segundo tiempo, Praga buscó la reacción por intermedio de Viotti y de Guillermo Bruni pero las cosas le siguieron siendo favorables al rival que tenía a González y Espinosa en un gran momento lastimando en la pintura y con Perdomo siendo el goleador.

Si bien quedaban 26 segundos cuando el encuentro se suspendió, la historia era dificil cambiara y el Paca avanzó a la final. El ex jugador de Capitol, Perdomo fue el goleador con 23 unidades.

Tras el encuentro, Basquet Total charló con el ex campeón de la Liga Uruguaya de Básquetbol con Malvín, Sebastián González, “La clave del partido fue la defensa, eso marcó la cancha ya que sólo nos hicieron 10 puntos en el primer cuarto y eso marcó la base para lo que se iba a venir.

Creo que Martín Perdomo le metió una presión importante a Bartesaghi, Octavio Medina controló perfectamente a Emiliano González si bien por momentos nos complicó los posteos y las penetraciones del “Tino” Agustín Viotti gracias a la defensa colectiva pasamos a la final.

En ataque el “Gatito” manejó los hilos y los tiempos de manera excelente, por momentos se le abrió el aro, el “Garba” metiendo pelotas importantes como lo caracteriza a él y Octavio fue importantisimo como siempre, cuando poné tercera y cuarta es un jugador imparable.

Después con Edi Espinosa, jugó un partidazo, se la fumó toda la noche, le pegaron, jugó muy bien y los mató a pelotazos pero en si el que anduvo bien ayer fue el equipo y se llevó un triunfo más que merecido por todo lo que vivimos en el año, nunca bajamos los brazos siempre seguimos golpeando la piedra y es un premio a la entrega y el sacrificio que tuvimos a lo largo del año en base a las lesiones, los covid, la ausencia de Marcelo “Chucho” Nessi que esperemos volvamos a recuperarlo para la final y no olvidarnos de toda la gente que formó parte del plantel que ahora no está como es el caso de “Andy” Andrés Aristimuño.

Estoy muy contento de poder poner a Pacaembú a la final y ahora podamos estar a la altura de jugar igual a igual con Remeros y así va hacer, serán juegos duros es el equipo a vencer ya que en los últimos cinco años han ganado todo pero es un lindo desafío, invitó a toda la gente del club a que vaya que va a estar muy bueno y esperemos salga todo bien”.

 FOTO: Gonzalo Bonello