Martín Osimani cerró de forma fantástica el partido en el triunfo de Goes sobre Malvín. De la localía, el clásico y los Playoffs habló con Basquet Total.

Ante el playero estaba fea y el Misionero sacó fuerza para ganarlo: “Fue un juego que no nos caracterizó porque en defensa estuvimos flojos y adelante no nos salía nada. Tuvimos tiros abiertos que no entraban, jugamos con nervios pero por suerte lo pudimos sacar”.

Osimani tuvo un cierre soñado, tirando del carro para ganarlo: “Hacía mucho que no se me daba. Este año jugamos más colectivo y no fue necesario, pero esta vez entraron las bolas, mis compañeros me la siguieron dando y estoy muy contento por eso. Veníamos con mucha frustración en el juego, no se nos estaba dando por ningún lado, tenía la bronca contenida y lo grité con el estadio que también lo estaba viviendo con nosotros”.

Goes cerró el año invicto en su escenario: “Contentos para nosotros y para la gente. Hacemos un gran trabajo todos los días y cerramos una etapa muy linda en casa. Pero quedan objetivos por cumplir y queremos seguir adelante”.

Para cerrar habló del futuro inmediato con el clásico y los Playoffs que asoman en el horizonte: “Sabemos donde estamos, va a ser un partido dificil, tenemos que mejorar el juego. Tenemos que premiar el año y respetar nuestro trabajo que ha sido muy bueno. Hay que seguir jugando y mantener nuestra identidad, si lo hacemos creo que vamos a tener buenos resultados”.