Biguá derrotó a Defensor 83-82 en la última pelota con un triple agónico de Iván Loriente y sigue con la ilusión de quedarse con el primer puesto.

El partido arrancó muy bien para Biguá con Iván Loriente inspirado y metiendo tres triples consecutivos tras buenas jugadas colectivas. Defensor no lograba encontrar el gol y el pato liderando el rebote comenzó a correr la cancha y cargar de faltas al rival para en base a libres sacar una pequeña ventaja. La marca espejo que planteaban los dos equipos hacían que ni Sims ni Cabot pudieran hacer su respectivo juego. Hasta que se dio el ingreso y de buena manera de Fernando Verrone y Mateo Bianchi en el fusionado para comenzar a acortar la distancia. De esta manera el primer cuarto se fue con triunfo de Biguá por 18 a 16.

Para el segundo el pato comenzó con todo y tras un robo de Martín Rojas que culminó en una hundida bestial del 42 Biguá abría 4 puntos. Pero no duró mucho más, la gran intensidad defensiva del equipo de Capelli provocó muchas pérdidas no forzadas en el local y corriendo la cancha con Rodney Green como figura Defensor logró pasar y seguir de largo en el marcador. Buenos posteos de Bianchi ante Rojas en el poste bajo generando puntos tanto para él como para sus compañeros levantaron al fusionado. Pero, Biguá despertó en el momento justo. Vidal vio el emparejamiento de Santos con Bianchi en la defensa y de esta manera el pato aprovechó la diferencia física del dominicano para acortar en el marcador. Sobre el final del primer tiempo apareció el primer triple de Sims en el partido tras librarse de la marca pegajosa de Nicolás Pereyra que no lo dejó respirar en todo el segundo cuarto. El encuentro se fue al descanso largo con Defensor ganando 37 a 34. 

El tercer cuarto arrancó con nuevamente el “Panchi” Barrera sobre la marca de Donald Sims. Por eso el pato buscó las armas por otro lado, con Vidal y Santos principalmente, haciendo valer el fìsico del dominicano en la pintura. En cambio Defensor no solo tenía a Barrera en un gran pasaje del partido, también Bianchi aportó su juego con un gran defensa, quedando igualado en varios pasajes con Santos, y luego controlando a Rojas por momentos y Andrioli por otros. En ataque también fue clave con puntos de corrida y un doble y falta para que Defensor se fuera arriba al último cuarto con diferencia de 8 puntos, 64 a 56.

El cuarto final fue sin dudas el mejor del partido, tuvo todos los condimentos. Sims sacó a relucir su juego, ese que no había podido durante los 30 minutos iniciales y la pelota empezó a entrar desde cualquier lado. Biguá comenzó a correr la cancha y encontrar goles fáciles, Defensor a pesar de que Green y Cabot seguían manteniendo al violeta por delante en el score ya no era con misma ventaja. Y a falta de 1:55 Biguá logró pasar en el marcador gracias a un triple sobre los 24 de Martín Rojas. Pero eso no fue lo peor para la visita, que se quedó sin barrera con 1:26 para jugar tras la quinta falta cometida a Sims. Desde ese momento el juego se equilibró aún más y posesión a posesión el tanteador cambiaba de dueño. 

El minuto final fue de locos, libres de Atwood y una gran bandeja de Green le dieron al fusionado 3 puntos de ventaja, pero en la recarga una bomba de Sims dejaba el juego empatado en 80 a falta de 30 segundos. Defensor tuvo la jugada pero la perdió en ataque y la bola fue nuevamente para Biguá que tenía todo para ganar a falta de 10.1 segundos. El saque no fue para nada bueno y Pereyra robó el balón en la mitad de la cancha, corrida y bandeja para que Defensor pasé a ganar por 2 puntos. Ya sin minutos para pedir, el pato sacó rápido con Sims que aprovechó que Pereyra no lo marcó y corrió de cancha a cancha para abrir la pelota a la esquina e Iván Loriente colocó el triple ganador sobre la bocina, dejando un marcador final de 83-82 para Biguá que sigue luchando por quedarse con el 1 en la tabla.

LO DESTACADO

Mateo Bianchi jugó tal vez su mejor partido en primera. Con una enorme actuación que casi se corona con el triunfo del equipo fusionado. No solo aportó en ataque, también tuvo un gran partido en la defensa, donde por momentos debió emparejar con Luis Santos. Mateo terminó con 12 puntos y 4 rebotes, de los cuales 2 fueron en ofensiva y terminaron con puntos de segunda oportunidad, sin dudas que Bianchi demostró que está aprovechando al máximo las oportunidades de poder integrar el equipo de primera.

UNO x UNO

Vidal (8): Que manejo de partido, que vigencia, hizo todo bien, un clase A. Sims (10): Descomunal, extraordinario, monstruoso, enorme, gigantesco, colosal, exorbitante, ingente, ciclópeo y necesitamos a JC para más adjetivos porque nos quedamos un poco cortos. Loriente (9): Muy buen partido, tal vez de 6 puntos, pero la bomba para ganarlo vale 3 y suma 9, ¿Cómo no va a sumar?. Rojas (7): Correcto partido de batalla en la pintura con Atwood y Bianchi, metió un triple que vale mucho a menos de 2 minutos con marca encima y los 24 terminando. Santos (7): Hay que saber donde jugar y Luis lo hizo muy bien, gran lectura para ver donde pasó su ventaja y controló a Hatila todo el partido. Andreoli (6): Partido aceptable de Nicolás, le tocó jugar los mejores minutos de Bianchi en la Liga, no fue fácil. Pena García (4): El más flojo de Biguá, sin dudas no fue su noche y se cargó rápido de faltas en el primer tiempo que lo dejó sentado mucho tiempo en la banca. López (5): Cumplió un buen juego. Saavedra (-): Pocos minutos y sin mucha incidencia en el juego. Cal (7): Su equipo sacó adelante un partido complicado de más, supo encontrar los socios de Sims y Santos en ofensiva. 

_______________________

Cabot (7): Gran juego del capitán que protagonizó una marca espejo con Vidal que fue de lo mejor en individualidades. Barrera (8): Casi que le hace honor al apellido, fue una barrera complicada para Sims. Gran aporte en ofensiva, que lindo ver a “panchi” siendo “panchi”. Green (8): Complicó a la defensa de Cal, es muy escurridizo y pasa por lugares impensados en el 1×1. Atwood (5): El más flojo de los extranjeros, se centró mucho en el arbitraje cargándose rápido de faltas. Pasos (4): No rindió como sabe y puede, Santos no lo dejó jugar cómodo y se notó. Pereyra (7): A punto de ganarlo con un robo y bandeja. Defendió correctamente a Sims durante casi todo el partido, le faltó la corrida final que derivó en el triple final. Bianchi (8): Su mejor partido en primera, robó pelotas claves, atacó el aro en jugadas de segunda oportunidad y peleó tú a tú con Santos en el segundo cuarto. Verrone (6): No se entiende como no volvió a jugar tras el gran primer tiempo. Mac Mullen (-): Segundos en cancha. Capelli (6): Le planteó un gran juego a Biguá, intentó por todos los medios controlar a Sims, que le fue muy difícil. Aún así estuvo a una bola de ganarlo. 

VAR

Diego Ortíz, Martín Rial y Alejandra Godoy (6): Partido que llevaron bien, tal vez faltó algún pitazo y una falta técnica a Atwood por protestas desmedidas. Pero, sacando esos hechos puntuales, buen arbitraje de la terna que en un momento amenzaó con retirarse del rectángulo de juego si no terminaban con los insultos desde la parcialidad de Biguá. Ortíz lo llevó de gran manera, los ánimos se calmaron y el juego pudo culminar sin inconvenientes. Esta vez el segundo de más que se tomó la terna fue efectivo, cuando las cosas se hacen de la manera correcta más aún hay que resaltarlo.

_______________________

LO DISTINTO

En el día de hoy se hicieron presentes en el gimnasio de Biguá integrantes del complejo SACUDE (Salud, Cultura y Deporte) que fue construido en 2010 con el apoyo de la Intendencia de Montevideo, está ubicado en la zona de Casavalle. Cuenta con un convenio Biguá el cual busca ayudar a los niños de la zona con actividades deportivas y gracias a esta gran causa varios de los chicos han comenzado a jugar al básquet, participaron del torneo NBA Junior. Biguá los invitó a vivir la experiencia de ver al primer equipo en el duelo ante Defensor, algo que sin dudas hará soñar aún más a los chicos con poder llegar a ser jugadores de básquetbol. Vaya desde Básquet Total el agradecimiento a estas instituciones como SACUDE que buscan mejorar la vida de muchos chicos, salú muchachos.