Isaac Hamilton tuvo un buen debut en la victoria de Olimpia sobre Capitol. Tras finalizado, nos dejó sus primeras impresiones sobre la Liga, sus principales características como jugador y también un poco de su dura experiencia en Ucrania.

Acerca de su primera impresión sobre el país y el campeonato, expresó: “Bueno, el clima es hermoso, me gusta. El equipo está en una buena situación preparándose para los playoffs, el entrenador es genial; sólo me interesa poder sumarle al equipo lo que necesite para conseguir victorias en el momento más importante de la temporada”.

 Isaac llega a un equipo que se prepara para la instancia decisiva del certamen, un poco a contrarreloj: “Sí, no hay demasiado tiempo, por lo que estoy haciendo todo lo que puedo en las prácticas para conocer a mis compañeros y lo que me pide el entrenador, aprovechando cada minuto de entrenamiento al máximo y trabajando fuera de hora también, hablo a diario con el técnico para prepararme para estar a punto en los playoffs”.

 Sobre qué tipo de jugador es, y qué le pidió Jauri que aportara al equipo, manifestó: “Me considero un jugador completo, que puede sumar en muchos lugares de la cancha más allá de la posición, puedo anotar en penetraciones o triples, también me gusta asistir. Defensivamente puedo aportar mucho en los cambios defensivos, puedo cambiar y defender a un alero o un interno. Mi intención es poder darle energía al equipo ya sea subiendo el balón o también abierto en las esquinas, considero que puedo cubrir por momentos todas las posiciones del 1 al 4”.

 Hamilton viene del básquet de Ucrania, donde el campeonato se vio suspendido por la invasión rusa, y nos dejó su testimonio relativo a su experiencia allí: “Realmente fue una situación muy desafortunada la de la invasión, mucha tristeza y muy duro de digerir, naturalmente los extranjeros que estábamos allí nos asustamos mucho y por suerte pude salir la semana anterior de que empezara lo peor. Algunos otros colegas que se quedaron un poco más de tiempo sé que tuvieron algunos problemas para salir a salvo, pero afortunadamente terminaron saliendo. Como extranjero, tuve que tomar la decisión por mí y priorizar mi seguridad por sobre todas las cosas, no tuve que pensarlo demasiado”.

 Sobre sí alguna vez pensó que como jugador profesional le tocaría vivir una situación así, nos dejó la siguiente reflexión: “No es fácil estar lejos de tu familia en un país que no es el tuyo, en el que vas a cumplir con tu trabajo, cuando explota una situación así y sabés que toda tu gente querida está preocupada por vos y con buenas razones para estarlo. Puse mi seguridad ante todo y salí de ahí lo antes que pude, todavía había muchos vuelos y no tuve problemas para irme”.