Con un gran cierre de Gustavo Barrera, Defensor Sporting derrotó a Urunday Universitario y se mantiene con chance de lograr la ventaja deportiva para el play-in.

En uno de los cinco juegos que abrían la 24° fecha de la Liga Uruguaya de Básquetbol se veían las caras Defensor Sporting y Urunday Universitario. Los primeros, que venían de vencer como locales a Capitol, buscaban un triunfo que los mantuviera en la lucha por la ventaja deportiva en el play-in. Mientras tanto, los segundos llegaban de obtener una gran victoria sobre Hebraica y Macabi, que los dejó dependiendo de sí mismos en la dura batalla por no perder la categoría. El argentino Adrián Capelli presentó un quinteto conformado por Gustavo Barrera, Marcos Cabot, Rodney Green, Willie Atwood y Hatila Passos. Por su parte, los dirigidos por el odontólogo Héctor Da Prá saltaron a la cancha con Germán Silvarrey, Andrés Dotti, J.C. Fuller, Tony Mitchell y Chaz Crawford. En el duelo de la primera rueda, fue triunfo como visitante del conjunto violeta por 90 a 84. Los encargados de impartir justicia fueron Andrés Bartel, Martín Fernández y Pablo Graiño.

El encuentro disputado en el gimnasio del Club Atlético Welcome presentó un inicio sumamente intenso, en donde ambos equipos intercambiaban ataque por ataque. El conjunto locatario lastimaba con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Willie Atwood y las penetraciones de Marcos Cabot, mientras que el elenco visitante cargaba en la pintura con Tony Mitchell. De la mano de un inspirado Germán Silvarrey, los de la avenida Joaquín Suárez conseguían abrir una ventaja de ocho unidades. La misma fue rápidamente neutralizada por los del Parque Rodó, que encontraron nuevamente el goleo exterior de Willie Atwood, que culminó el primer periodo con cuatro triples en su cuenta personal. Con los buenos ingresos desde el banco de suplentes de Facundo Medina y Giovanni Corbisiero, el primero siendo agresivo a la hora de atacar el aro y el segundo defendiendo de buena manera a Cabot, los del Prado lograban sacar una diferencia de siete puntos. En el epílogo de la etapa inicial, Sporting comenzó a jugar mucho más interno con Hatila Passos, que era bien acompañado por Mateo Bianchi. Siete puntos consecutivos de Nicolás Pereyra, le daban a DSC la posibilidad de pasar al frente por primera vez desde el arranque del juego.

Al comenzar la segunda mitad, el local de encontraba al frente en el electrónico en cifras de 42 a 39. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite mucho más cerrado que el de la primera mitad, predominando claramente las defensas sobre los ataques. Cuando llegábamos al final del tercer cuarto, los de la calle Jaime Zudañez sacaron una renta de ocho tantos, para la cual fue otra vez importante la figura de Pereyra. No obstante, en los primeros minutos del último periodo, el estudioso se puso en partido gracias a un par de anotaciones de Mitchell y Dotti. A partir de ese momento, el partido cayó en un pozo, en donde las imprecisiones estaban a la orden del día. Eso fue hasta que decidió aparecer en todo su esplendor el señor Gustavo “Panchi” Barrera, que con dos bombas y una linda penetración con amague de faja incluída, le permitió a los dirigidos por Adrián Capelli abrir una diferencia de seis unidades, que terminaría siendo lapidaria para las aspiraciones de los comandados por Héctor Da Prá. Finalmente, Defensor Sporting se quedó con el triunfo por 76 a 68 y de esa manera sigue luchando por la ventaja deportiva en el play-in, dejando a Urunday Universitario complicado con el descenso.

En el ganador, Willie Atwood culminó como máximo anotador con 14 unidades (4/7 en triples), mientras que en el perdedor, Tony Mitchell aportó 17 puntos y 6 rebotes.

El próximo compromiso de los del Parque Rodó será el lunes, cuando por la penúltima fecha de la fase regular, tenga que enfrentar a Biguá en Villa Biarritz. Ese mismo día, los del Prado enfrentarán a Olivol Mundial, en lo que perfectamente podría ser la final por el descenso.

LO DESTACADO

Gustavo Barrera había tenido una actuación bastante floja durante tres cuartos y medio, estando peleado con el aro y poco inspirado a la hora de alimentar a sus compañeros. Sin embargo, en el momento más caliente de la noche, cuando Urunday había igualado el score y parecía seguir de largo, el mercedario sacó a relucir toda su jerarquía y con un par de triples, sumado a un golazo en ataque rápido, terminó inclinando la balanza a favor de los comandados por el argentino Adrián Capelli.

UNO x UNO

Barrera (7): El Destacado. Los jugadores clase A como el “Panchi” son capaces de borrar en un par de jugadas, todo lo malo que habían hecho en el resto del partido. Cabot (6): Metió las dos primeras bolas, siendo agresivo a la hora de atacar el aro. Después, comenzó a tirar mucho de afuera y no metió una. En el cierre volvió a aparecer, poniendo una bola clave a la hora de sentenciar el match. Green (5): Otro que estuvo sumamente peleado con el tiro exterior. Fue mucho más productivo para su equipo cuando apostó por ir fuerte en el uno contra uno. Atwood (5): Su primer cuarto fue soñado. Puso cuatro bombas en cinco intentos. Luego, se cargó de faltas y observó más el juego en la banca que en el rectángulo. Passos(7): Tuvo un lindo duelo de pesos pesados con Crawford, en el que ganó y perdió. Las pocas veces que lo buscaron en el poste bajo, el 15 se encargó de mandarla a guardar. Pereyra (8): Fue determinante a la hora de revertir el trámite adverso del inicio. Fue muy intenso en defensa, mientras que en ataque dio una gran mano. Bianchi (6): Mostró movimientos interesantes en la pintura. Es un buen recambio para los internos. Verrone y García (-): Poca participación. Capelli (6): Su equipo viene en plena levantada, tanto en el juego como en la tabla de posiciones. En la noche de hoy cometió algunos errores en ataque, abusando del lanzamiento perimetral, cuando la ventaja estaba en la zona pintada.

_______________________

Silvarrey (6): Los tiros que le quedaron abiertos, gracias al espacio generado por sus compañeros, los terminó anotando. Cuando buscó crear sus propias oportunidades no tuvo el mismo éxito. Dotti (5): Alternó buenas y malas. En varios partidos fue más influyente saltando desde el banco que siendo titular. Fuller (4): De las noches más flojas desde que llegó a Uruguay. En ataque no logró ser importante, mientras que en defensa su aporte fue nulo. Mitchell (6): El ratito que estuvo enchufado se pudo observar la mejor versión del estudioso. La poca efectividad a distancia le baja un punto a su actuación individual. Crawford (5): En la lucha por el rebote, sobre todo ofensivo estuvo bastante fuerte. El punto es que después erraba los penales abajo del aro. Medina (4): Su primer ingreso fue realmente bueno, aportando gol y actitud. Con el correr de los minutos fue bajando su rendimiento, que al final terminó siendo muy flojo. Corbisiero (5): Se prendió atrás, pero adelante no se involucró demasiado. Da Prá (5): Sus dirigidos no pudieron mantener el buen nivel mostrado en partidos anteriores. En el próximo partido, los del Prado se juegan absolutamente todo, ya que en caso de perder ante Olivol Mundial perderán la categoría.

VAR

Andrés Bartel, Martín Fernández y Pablo Graiño (6): Cometieron algún error de apreciación, sobre todo en el segundo tiempo, pero ninguno de ellos fue un escándalo. Los hinchas y el banco de Defensor Sporting pidieron con mucho fervor la segunda antideportiva para Mitchell en el final de la etapa inicial. En esa oportunidad, la decisión de la terna fue la adecuada, ya que la falta fue de frente y además, había un defensa más por detrás.

_______________________

LO DISTINTO

Por estos días se está llevando a cabo en los Estados Unidos el NCAA Tournament, que consagra al mejor equipo del baloncesto universitario. De los seis extranjeros que estuvieron hoy en cancha, únicamente dos tuvieron la suerte de disputar un juego en el March Madness. Hatila Passos lo hizo con la universidad de New Mexico State y Tony Mitchell con Alabama. Ninguno de los dos pudo obtener una victoria, por lo tanto, si usamos la lógica de Sergio Gorzy, Santi Vescovi es más que ambos players.