Brasil superó sin problemas a Uruguay en la segunda fecha del Sudamericano U18 de Caracas, Venezuela. De esta manera aseguró su participación en las semifinales y dejó a la celeste con la obligación de vencer a Bolivia para avanzar en el torneo.

Crónica del partido

Desde el primer momento, Brasil se mostró netamente superior, tanto en el juego interno como en el perimetral ganando la mayoría de los rebotes en las dos pinturas. Sin embargo, aunque la selección norteña lograba imponer su estilo, la celeste pudo concretar algunos ataques y aprovechar el buen momento de Nahuel Rodríguez para terminar el primer cuarto con un marcador favorable a Brasil de 25 a 13.

En el segundo cuarto, si quedaba alguna duda de la superioridad brasileña, se disipó totalmente. La defensa carioca fue tan férrea que la celeste apenas pudo anotar cuatro puntos desde la línea de libres, en las manos de Maximiliano Antúnez y Juan Stoll, y no pudo anotar puntos de cancha en todo el segundo chico. En ofensiva, Brasil afinó la puntería y anotó mucho de triple, sumado a la cantidad de rebotes ofensivos ganados que le permitió anotar en segundas oportunidades y así irse al descanso largo ganando cómodo por 42 a 17.

En el inicio del tercer cuarto, la celeste fue la que salió con mucha intensidad defensiva, logrando que los norteños perdieran muchas veces la pelota en jugadas de ataque o tomaran malas decisiones en ofensiva, pero esto no fue acompañado por el rendimiento ofensivo charrúa. Por tal motivo, la labor uruguaya quedaba por la mitad. A Brasil le tomó casi tres minutos anotar y además le costó en defensa y eso generó algunos huecos que Uruguay aprovechó para convertir. El último descanso terminó con un score a favor de Brasil por 62 a 29.

Ya en los últimos diez minutos y con la diferencia tan grande como era, Brasil bajó las revoluciones en ofensiva. Uruguay aprovechó esto manteniendo la buena actuación defensiva del tercer cuarto y sumándole mejor juego de penetración para descontar la distancia en el marcador, sin embargo le bastó a los cariocas con jugar de a ratos para volver a sacar las ventaja y ampliarla y llevarse finalmente el encuentro por 81 a 43.

EL PODIO

🥇

Brasil tuvo un dominio absoluto de la pintura, sobre todo en el primer tiempo donde logró 38 rebotes totales, de los cuales 17 fueron ofensivos. Fue a partir de este dominio del juego interno que la selección norteña generó gran parte de su juego para aplastar a Uruguay.

🥈

Después de un primer tiempo muy flojo, en especial el segundo cuarto donde no anotó puntos de cancha, Uruguay necesitaba cambiar la pisada de cara a los veinte minutos finales y lo logró. La presión defensiva por momentos generó problemas para Brasil que no jugó tan cómodo como quiso de a ratos mientras que en la faceta ofensiva se vio su mejor cara cuando las jugadas pasaba por las manos de Nahuel Rodríguez.

🥉

Los norteños hicieron un master class de defensa en el segundo cuarto, anulando por completo los intentos de ofensiva de la selección celeste. De no haber sido por la gran cantidad de pérdidas que generaron en transición, la diferencia en el marcador para el descanso largo pudo ser mucho más grande.

_______________________