Uruguay sufrió y tuvo que dejar todo pero logró llevarse el triunfo ante Colombia en la primera fecha del Sudamericano U18 de Caracas, Venezuela.

Crónica del partido

El partido comenzó con el conjunto colombiano dominando las acciones, agrediendo a los jugadores uruguayos con corridas de cancha que resultaron difíciles de defender y capitalizando la falta de eficacia de la celeste en los primeros minutos para lograr iniciar 7 a 0 de arranque. Sin embargo, con el pasar del primer cuarto, Uruguay logró cerrar mejor la defensa evitando que las corridas de cancha colombianas fueran tan eficaces y aprovechar que los cafeteros se cargaron de faltas muy rápido, para sacar ventajas desde los libres y las penetraciones a la pintura para llevarse los primeros diez minutos por 15 a 12.

El inicio del segundo chico fue similar al anterior, pero con la celeste más efectiva en ataque. Sin embargo, la presencia de Juan Madrigal, pivot colombiano de 2.11 de alto, se convirtió en un problema a la hora de atacar el aro. Aún así, el interno estuvo pocos minutos en cancha ya que se cargó rápido de faltas y nuevamente los dirigidos por Marcelo Capalbo buscaron el gol en la pintura. Pero Colombia pudo volver a correr la cancha sobre el cierre para llevarse el primer tiempo por 25 a 23.

Ya en el segundo tiempo, la celeste encontró su mejor versión en el tercer cuarto, con una actuación de Guzmán Vasilic y Matías Espinosa muy destacados atacando con penetraciones profundas la pintura de Colombia, que por momentos no supo responder. Los cafeteros recién pudieron volver a responder con corridas de cancha sobre el final para descontar, pero fue la celeste la que se fue ganando 45 a 39 de cara a los diez minutos finales.

Sin embargo, el último cuarto mostró otra cara colombiana. Con muchos jugadores desde el banco, los cafeteros se adueñaron del trámite. Primero empataron el encuentro y sobre el final sacaron una ventaja de siete puntos a falta de tres minutos que parecía sentenciar el encuentro a base de defensas férreas en la pintura, que forzaba a los orientales a tomar malas decisiones y corridas de cancha efectivas. Pero Colombia no logró mantener esa intensidad en el último minuto y medio, cosa que aprovechó la celeste para empatar el encuentro en 69 y llevar el partido al alargue.

Ya en el alargue, Uruguay fue el que logró jugarlo mejor, implementando una presión alta que llevó al equipo colombiano a errar casi todos los tiros de cancha y capitalizando las ocasiones de gol generadas para cerrar el partido temprano por 81 a 73.

EL PODIO

🥇

El alargue de Uruguay fue para enmarcar. La celeste dominó todo aspecto posible del juego, aprovechando al máximo las ausencias de la selección colombiana en el alargue, y no tuvo mayores inconvenientes para llevarse un punto clave.

🥈

Roodvan Osores fue pieza clave de la celeste sobre el final para llevar el encuentro al alargue. El interno de Remeros recibió muchas faltas que derivaron en libres que fueron fundamentales para ir al alargue en un partido casi perdido.

🥉

La banca de Colombia mostró en el último cuarto unos siete minutos espectaculares, sabiendo dónde y cómo golpear a Uruguay para sacar ventajas para ser la mejor cara de la selección cafetera en todo el encuentro.

_______________________