Con un doble agónico de Lee Roberts, Peñarol consiguió una victoria muy importante sobre Biguá. Salvador Zanotta, quien fue fundamental para la victoria de su equipo, habló con BT.

Tras el doble agónico y el festejo junto a los hinchas, entre abrazos con sus compañeros, comentó: “Se me vienen muchas emociones a la cabeza. Fue un partido durísimo contra un rival muy difícil. Estamos buscando quedar entre los cuatro. Hoy hicimos un gran partido, todo el equipo, y ojalá podamos seguir por este camino”.

La defensa sobre Donald Sims fue uno de los puntos claves del partido. “Pudimos hacer un buena defensa en conjunto, tratando de anularlo y encontrar que otros jugadores asuman”. Además, con especial referencia a Martín Aguilera, comentó: “Martín hizo un gran trabajo. Está haciendo tremendo campeonato”.

Sobre el próximo partido, en el que Peñarol se jugará la posibilidad de meterse entre los cuatro ante Malvín, comentó: “Va a ser un partido muy duro, obviamente. Es una final más para nosotros, como todos los partidos. Vamos a tratar de dar lo mejor, de hacer un buen papel. Tenemos que hacer un buen partido, manejar el ritmo y meter la intensidad en defensa que es lo que nos permite encontrar goles claros en el ataque”.

Lee Roberts, aparte del doble en la hora, fue fundamental durante todo el partido (terminó con 35 puntos y 17 rebotes). “Lo vengo diciendo desde siempre. Lee nunca te deja tirado. Lo quiero siempre en mi equipo. Es un gran jugador, un guerrero. La encontró ahí abajo y pudo anotar, la verdad es que se lo merece, poder darle la alegría a la gente y a todo el equipo que trabaja día a día para esto”.

Por último, Zanotta comentó sobre qué se siente ganar en la hora, y poder vivirlo con la hinchada del “carbonero”: “Es una locura. Es increíble esta hinchada, siempre alentando y siempre apoyando. Siempre están presentes. Hoy, muchos vinieron directo desde el Campeón del Siglo, del partido de fútbol, y se hicieron sentir”.