En la noche de ayer le tocó entrar desde el banco, se puso el equipo al hombro y fue clave en la victoria del estudioso. Finalizado el juego, Facundo Medina dejó sus sensaciones de la victoria.

Consiguieron una gran victoria a pesar de las adversidades. Es un momento donde se mezcla la felicidad y el cansancio. Sobre esto marcó: “Cuando pitó el juez aflojamos bastante, sobre todo mentalmente, veníamos deseando un triunfo urgente en lo anímico que es lo más importante para el cierre que se viene y este partido era muy importante para nosotros”.

Cuando venís de un temporada larga y de muchas derrotas es muy duro, a eso se le suma los casos de Covid, lesiones que te llevan a no poder estar completos y ahora con la bajas de Ignacio Morena (asunto familiar), la del “Tico” (Nicolás Delgado) y Jayson (Agustín Da Costa) por expulsión se hace todo muy difícil. Dejamos las excusas de lado, dimos un plus y fue clave”. De las adversidades que afronto el estudioso.

En lo personal, hubo un momento clave donde se puso el equipo al hombro siendo clave en el triunfo. De esto, marcó: “Sabía que lo tenía que hacer. Había que dar un plus para que no se note tanto las desventajas. En ofensiva erramos mucho, hay que mejorar muchísimo. En defensa fue difícil, terminamos jugando con 4 chicos, donde Andrés (Dotti) o yo íbamos contra Barriola y Shaw. Hoy no había excusa”.

En defensa dimos todo. Cuando los grandes de ellos bajaban la pelota había que tirarse de cabeza igual, y más cuando estás en desventaja física. Gracias a eso, pudimos correr un par de veces la cancha donde conseguimos una rachita que fue muy importante”. Con respecto al trabajo defensivo.

De lo que se viene, manifestó: “Con este triunfo, el ánimo es otro. Ya lo notamos cuando terminó el juego y ahora tenemos rivales directos. Vamos contra Defensor Sporting, vamos a pelearlo, pero lo importante es que dependemos de nosotros”.