Nacional se despidió de la Basketball Champions League Americas con una derrota ante São Paulo, 101-81.

Pese a ya no tener posibilidades de avanzar y con la competición nacional a la vuelta de la esquina, el Bolso plantó su mejor equipo en cancha de arranque, en donde tuvo buen inicio, haciendo circular la pelota por el bajo y generando situaciones para sus perimetrales en donde Zubiaurre comenzó efectivo. Si bien Nacional supo mantenerse al frente haciendo pesar a su dupla interna en el bajo, la historia cambió cuando el equipo brasilero comenzó a castigar de afuera. Caboclo aportó su juego de frente y le sacó responsabilidad a Stallworth en el goleo, que fue quien cargó al equipo en el arranque. Volcan encontró soluciones ante una sequía ofensiva, rotando su juego interno, para primero mejorar atrás y después, trabajar con más tranquilidad adelante. Un triple de Zubiaurre no permitó al local abrir una diferencia temprana y a pesar de que siguió sumando desde el perímetro, entró al descanso corto, sólo 5 puntos arriba (24-19).

Como en el juego de ayer, el equipo compatriota tuvo el mérito de bajarle el ritmo al partido. São Paulo no encontró la misma efectividad desde más allá de los 6.75 en el arranque del segundo chico y los de Volcan se pusieron a 1 con bombazo de Rüsch. El equipo brasilero jugando media cancha ya no tuvo tanta comodidad y a pesar de volver a tirar a su primera unidad a cancha, el montevideano siguió manteniendo su buen rendimiento defensivo. Moglia puso un triple importante para colocar a su equipo al frente, pero la salida de Saco, hizo crecer nuevamente a Caboclo y aprovechando los puntos tras pérdidas, los paulistas colocaron un parcial de 13-1 prácticamente en la segunda mitad del chico, para pasar a ganar por 10. Romero con libres cerca del cierre, le dio esperanza a Nacional, que entró al descanso largo abajo por 8 (40-32).

Caboclo volvió a sacar a relucir todo su talento ofensivo en el arranque del tercero, para que la diferencia se disparara hasta los 15 puntos. El equipo uruguayo intentó volver sobrecargando el juego sobre Morrison y más allá de que llegó a ponerse a 10 con una falta de tres sobre Romero, el equipo brasilero volvió a despertar de la mano de Bennett. Un triple de Coelho y una hundida de Caboclo, dispararon otra vez la renta a 17, pero Miller le dio una leve esperanza al Bolso, que entró 15 abajo (70-55) a los diez minutos finales.

Nacional contó con un buen arranque de último cuarto, prendiéndose a la defensa, con un Saco que volvió a dar el tono y que además, sumó en ataque. Morrison aportó su cuota para un equipo uruguayo, que se colocó a 9 (74-65), pero un par de dobles y faltas, uno de Bennett y otro de Caboclo, fueron el mazazo para el Bolso, que se trancó en ataque y vio como la diferencia comenzó a dispararse. Coelho se sumó al recital de 2+1, con el que prácticamente sentenció el encuentro a tres minutos del cierre.

LO DESTACADO

Además de un quinteto durísimo, en el banco São Paulo también tiene muchísima calidad. Corderro Bennett, fue pieza clave en momentos pesados. Apareció para cortar reacciones y en los momentos de quiebre, con altísimos porcentajes. Un bestial 85.7% en tiros de campo (10/12), para totalizar nada más y nada menos que 30 puntos, al igual que su socio, un tal Bruno Caboclo. A nivel de un ex NBA, jugando 12 minutos menos, soberbio partido.

UNO x UNO

Corazza (7): Supo leer bien las ventajas, se despachó con 10 asistencias. Stallworth (7): Genera en momentos complicados, categoría de sobra. Coelho (6): Importante en el pasaje final del juego para tirar por la borda la última reacción de Nacional. Doria (4): No tuvo gran participación. Caboclo (9): Sólo decirle gracias a Mortario por permitirnos ver 40 minutos de esta bestia aún ya estando clasificado. Bennett (9): El destacado. Isaac (5): A tono con el equipo. Igor y Luiz Paulo (-): Poco en cancha. Mortari (7): Si bien ya estaba clasificado y primero, rotó poco su plantel. Encontró rendimientos individuales altos, para destrabar momentos en donde Nacional lo tuvo a maltraer. Su equipo desde el colectivo generó buenos tiros, después con la calidad de manos que tiene, es una papa.

_______________________

Romero (3): No pudo generar. Zubiaurre (5): Tuvo un arranque bárbaro. No pudo sostener. Morrison (8): El equipo sobrecargó con él y una vez más hizo de las suyas. No importa a que nivel juega, siempre desnivela. Miller (6): Sufrió una enormidad atrás, pero mostró el talento ofensivo que el equipo precisa. Jefferson (5): El buen rendimiento de Saco lo dejó muchísimo tiempo afuera. Saco (7): Ingreso bárbaro. El que mejor se pudo emparejar atrás y adelante tuvo momentos bárbaros. Moglia (3): No pudo influir. Baston (5): Hizo su rol. Rüsch (4): En un ratito se cargó de faltas. Prieto (4): Le costó. Bracho (-): Poco en cancha. Volcan (6): Se va con aspectos positivos para la competencia local y de a poco, va encontrando sus piezas en la rotación. Tuvo muy buenos momentos ante un equipo top, por más de que le faltara para llegar a un final cerrado.

VAR

Daniel García, Alexis Mercado y Kristian Páez (7): No tuvieron inconvenientes. Como suele pasar a nivel internacional, hubo una vez más garantías.

_______________________

LO DISTINTO

A diferencia de ayer, la presencia del local le dio un poco más de color a las tribunas. Es que como muchas veces se dice, la presencia de los hinchas en las buenas es una fija, pero también encontramos uno que también está en las malas. ¿Cómo malas? Si São Paulo clasificó primero e invicto. No hablamos de eso, sino de este niño que no le escapa a la PSGmanía, aún en la semana que quedó eliminado de la UEFA Champions League. Un fanatismo que trasciende rivalidades, aún con un jugador ídolo de Santos en sus filas, siendo una de las rivalidades más picantes del estado paulista…