Peñarol derrotó a Defensor Sporting. Sueña con poder meterse en los cuatro e ir directo a Playoffs. Tras el duelo, BT conversó con Diego García quien manejó los tiempos del aurinegro.

Contento por el partido que sacamos, hicimos un buen trabajo; en correr de los minutos tuvimos baches pero el trabajo defensivo en el primer cuarto dió resultado, ellos cierran con 23 puntos me parece que ahí estuvo la clave. Luego, en ataque ambos tuvieron oportunidades. Contento por el partido de Vander Blue que preciso un partido como el que tuvo hoy. Lee Roberts tuvo un cierre importante y le sirvió al equipo. Se nos vinieron a 8 puntos pero sobre el final encontramos un carácter para cerrarlo”, manifestó al terminar el partido García.

Diego nos contó el trabajo de los foráneos y el colectivo: “Los foráneos estuvieron muy acertados aprovechando los espacios que nos dejaba Defensor. Colectivamente todavía tendremos que seguir mejorando mucho, desde el punto de vista de la dinámica. Perdíamos segundos en armarnos, algo que debemos mejorar. En líneas generales, fue un gran trabajo de todo el grupo, nos tendremos que quedar con eso”.

El base de Peñarol hizó referencia a las desconcentraciones en el juego: “Hay momentos que nos vamos del partido, y en situaciones específicas nos vamos del libreto. Las reglas las marca Pablo López con su plan de juego, a veces no lo cumplimos a rajatabla lo pedido. Debemos mejorar si queremos apuntar más alto. Una cosa que le sucede a todos los equipos y a nosotros también nos pasa; los parates constantes. Si bien cada equipo trabaja con su estilo de juego, los parates le quitan dinamismo a las situaciones de juego. No es lo mismo jugar 2 veces por semana que jugar 1 veces por semana y parar 10 días. Volver a jugar y parar dos semanas. El nivel de juego afecta y en el mismo rodaje de todos nosotros”.

Un partido que tuvo de todo; juego parado por el caño y detención por cánticos no permitidos. Diego García nos explica las circunstancias del juego y en que se tienen que enfocar: “No sé si fue de la hinchada o de un desperfecto de la cancha. La realidad es que eso no podemos controlarlo, debemos estar abstraídos y estar enfocados. Es difícil igual, no irse un poco del partido; la gente en la mitad de la cancha esperando en qué momento se inicié el partido nuevamente. Estamos contentos de jugar con esta gente, el marco del público hoy fue hermoso. También es un poder distractor porque quieres disfrutar de poder ver eso y tu objetivo es enfocarte en lo que suceda adentro. Luego, cuando se termina aflojas y lo podés disfrutar. Son los primeros años de Peñarol en el básquet, la gente se tiene que educar para estar en una cancha y no perjudicarnos. En ese sentido venimos bastante bien, salvó alguna advertencia y denuncia en algo específico”.

Por último, Diego nos habló de su rol dentro del equipo: “Estar listo cada vez que tenga que tirarla, sin dudas, es algo que el equipo necesita cuando John Flowers y Lee Roberts crean espacios. Después, generar juego para los demás. Hoy, estamos en un momento de cambio de extranjeros; metiendo a  Blue en el equipo de a poco. En defensa tenemos que estar fuertes”.