Iván Loriente terminó muy sentido de una rebelde lesión en la cadera, a pesar de eso fue figura en el triunfo de Biguá sobre Goes, con una gran tarea defensiva sobre Johwen Villegas. 

En referencia al triunfo, a pesar de esa diferencia que cuidó Goes ante un hipotético empate en la fase regular, comentó: “Más allá de esa diferencia, la cosa era ganar y lo hicimos de la mejor manera. Por suerte el equipo vino concentrado, aunque quizás en el primer tiempo jugamos apurados, tomando malas decisiones y era un momento que teníamos que estar tranquilos. Jugar con paciencia, que las cosas iban a salir. Ellos juegan muy bien, tienen buenos jugadores, por eso la defensa fue fundamental para ganar el juego”. 

“Obviamente hablamos en el entretiempo, pero algo a corregir día a día. Tenemos un gran equipo, y por suerte jugamos de forma colectiva muchas veces, quizás no lo hicimos de la mejor manera. Pero,después nos dimos cuenta que teníamos que cambiar el juego, con más paciencia y más tranquilo, ahí las cosas salían solas” dijo sobre el cambio en el juego colectivo de un tiempo a otro de Biguá. 

En cuánto a su actuación defensiva, y esos números invisibles en las estadísticas comentó: “En este equipo cada uno sabe lo que tiene que hacer. Lo mío siempre es defender a los mejores del otro equipo, y hacerlo de la mejor manera. Me costó muchísimo porque vengo de una lesión bastante jodida, con mucho dolor. Pero, tenía que tratar de defender a Johwen (Villegas) que es un gran jugador, yo lo conozco de muchos años, es un amigo. La verdad que lo pude defender bastante bien. Ahora hay que descansar, entrenar estos días, y ver los errores que cometimos”. 

“Era difícil saber si podía jugar o no. En la práctica anterior al partido había salido con mucho dolor y no pude entrenar. Por suerte la placa no me salió nada, ahora tengo que ir de nuevo a emergencia para que me hagan otros estudios para ver que es bien lo que tengo. Es un dolor en el hueso de la cadera en el costado derecho, veremos que dicen los doctores y si puedo estar contra Aguada. Obviamente mañana ya no voy a poder entrenar, y ahora tratar de descansar no sólo por el juego acá sino por la Champions” expresó el Beco que sorprendió a todos desde el arranque del juego, a pesar de su lesión. 

En referencia al parate y con esa lesión que tuvo, es también algo de mala fortuna, porque era un momento de reacondicionamiento físico para volver con todo: “Claro. Son cosas que pasan y nosotros convivimos con eso. Lo mío fue en una práctica, hay que estar preparados y hay que seguir enfocados. A mí lo que me gana son las ganas de querer jugar, a veces tengo que pensar un poco y no ser tan porfiado, y tratar de parar un poco. Pero, es difícil también parar y no jugar estos partidos que son lindos. Yo sé que el equipo me necesita, trataré de dar el máximo, aunque me cueste todo”.