Luego de idas y vueltas, Diego Pena García fue habilitado para jugar con Uruguay. Tras esta noticia, fuimos por su palabra.

Diego comenzó hablando sobre la citación: “Me tomó de sorpresa la convocatoria, me llamaron el sábado de tarde diciéndome que estaban todas las cosas dadas y si estaba en condiciones de viajar. Obviamente les dije que sí. Como siempre dije, yo estoy para darle todo a Biguá que es mi club y siempre me banca, si venía la Selección en ese proceso era la frutilla del postre, y lo voy a tratar de hacer lo mejor posible”.

Sobre el proceso para finalmente ser habilitado, comentó: “La Federación me pidió cierta cantidad de datos, al principio FIBA negó la petición de poder jugar como nacional y luego me dieron el alta para poder jugar como nacionalizado”.

Acerca de las bajas de Calfani, Fitipaldo y Wachsmann, expresó: “Si bien es mi primera vez, son bajas bastante importantes para el plantel. De todas maneras, se está entrenando doble turno y obviamente los jugadores que estamos buscaremos suplantar a la perfección esas bajas sensibles”.

Este es un buen grupo humano, de a poco nos vamos a ir acomodando, al ser nuevo uno tiene que ir adaptándose”, sentenció Pena García.