Según informó la FUBB, Diego Pena García fue habilitado por FIBA para representar a Uruguay como “jugador nacionalizado”.

El alero, hijo de uruguayos, nació en Monte Grande, una pequeña ciudad en la provincia de Buenos Aires. Jugó como juvenil en Lanús, Platense y Tiro Federal de Morteros. Como profesional, jugó en Atlético Rosario del Tala, Racing de Chivilcoy, Regatas de Concepción del Uruguay y Deportivo Viedma.

Llegó a Uruguay para jugar la LUB 2021 con Biguá, donde promedió 11 puntos y 3 rebotes, proclamándose campeón. En la presente edición de la Liga, Pena García promedia 8 puntos y 4 rebotes en 20 minutos por partido.

La habilitación aplica a partir de la próxima ventana, cuando la Selección enfrente a Brasil y a Chile.