Nacional cesó a Leonardo Zylbersztein de su cargo, tras los malos resultados en el presente torneo.

El proyecto comenzado en la presidencia de Ariel Martínez, llegó a su fin. El DT había asumido al terminarse el mandato de Martín Elgue en la rama de básquetbol del club, al no continuar junto con él, Gonzalo Fernández.

A meses de dejar de presidir el deporte naranja, tras haber sido elegido como dirigente institucional, la directiva a cargo de Martínez, buscará un reemplazo de aquí al final del torneo, buscando darle al nuevo Presidente, la potestad de elegir un nuevo entrenador para su proyecto. El nombre que suena fuerte y que solo faltarían detalles en el contrato es el de Miguel Volcan.

Leo asumió en la temporada 2019-20, alcanzando las semifinales. Fue tercero en la fase regular, ganando 16 partidos y perdiendo 12 y luego, avanzó por 3-2 ante Defensor Sporting, para caer ante Aguada por mismo marcador, habiendo perdido un juego en los escritorios por incumplimiento de protocolo sanitario. A nivel internacional, logró superar la primera instancia de la Liga Sudamericana de Clubes como mejor tercero, tras vencer a San Andrés de Colombia y finalizar con récord 1-2. En la serie semifinal, se quedó con el triunfo ante Salta de Argentina, con el que quedó lejos del 3-0 obtenido por el Botafogo que avanzó a las finales.

Luego estuvo a la cabeza de la Liga 2021, en la que debutó con triunfo clásico y obtuvo la misma posición en la fase regular, con 7 victorias y 3 derrotas. De esta forma, clasificó directo a cuartos de final, en donde sacó con barrida a Defensor Sporting y posteriormente, en una serie en donde tuvo bajas por Covid, eliminó a Urunday Universitario, 3-1. En la definición ante Biguá, estuvo en dos ocasiones a un partido del título, pero terminó cayendo por 3-2 ante el Pato.

La presente temporada lo tenía en la antepenúltima posición con un récord de 7-10, con varios juegos que se le escaparon sobre el final, incluido el clásico. A nivel internacional, había conseguido un resonante triunfo ante Quimsa, con el que aún el equipo se mantiene esperanzado por clasificar al Final Eight.

En total estuvo a cargo en 88 partidos, con 48 victorias y 40 derrotas.