Con un buen juego de Salvador Zanotta y un enorme cierre de Lee Roberts Peñarol venció a Capitol en un encuentro chatísimo.

Peñarol con un extranjero menos y sin poder oficiar de local en el Palacio, recibió a un Capitol herido, que tenía una linda chance de cambiar la cara. No era favorito, pero había una oportunidad de sacudir la melena y tirar un mensaje hacia los de arriba.

Zanotta comenzó dañando con rompimientos, mientras que los del Hechicero gozaron de un gran primer cuarto ofensivo de Famous que anotó 14 de los 20 de su equipo. El tema que el ex Peñarol atrás hizo agua y Roberts encestó 10 unidades en el chico inicial. El Capi tuvo errores tontos en la salida que le otorgaron ocho tantos sencillos al carbonero. Los de Pablo López fueron más y bajo los influjos de Salvador manejaron a placer el trámite yéndose 27-20 arriba con un buen cierre de Diego García.

En el amanecer del segundo, Thomas tiró del carro muy solo. Peñarol, con poco, estiró la diferencia a dos dígitos. La rotación de López bajó el caudal ofensivo y Capitol con una zona intentó ponerse en partido. Adelante la tiraba el que llegaba con balón dominado, poca sucesión de pases hasta que Marotta tomó la conducción y desde su manejo de tiempos estableció un par de jugadas colectivas para descontar. Phillips posteado puso algunos puntos, pero con dominio del rebote ofensivo el Carbonero volvió a cerrar mejor para irse 43-36 arriba.

Para el complemento esperábamos cambio de los dos. Pero fue lo más duro de ver. Perder el balón era moneda corriente, sobre todo en Capitol que muchísimas veces relegó la pelota sin lanzar al aro. Era un cúmulo de errores constantes el elenco del Hechicero que dependía de inspiraciones individuales para ponerse en juego. Algo de Amichetti con cinco al hilo y poco más. Peñarol tiró demasiado sin éxito ante la zona, los porcentajes no fueron nada buenos. Aún así, alguna corrida de Aguilera y el dominio del rebote ofensivo le siguieron dando de comer. En la última, Espíndola sobre la chicharra lo mantuvo siete arriba: 60-53.

El último mantuvo la constante de la noche: El Carbonero sin despegarse y los del Prado cerca en el score sin la sensación de poder darlo vuelta, pero expectantes a llegar a un final cerrado. La virtud de Capitol, los ajustes en la zona defensiva. Adelante con chispazos de los foráneos la fue llevando, hasta que Marotta puso un doble largo para ponerse a una bola. La visita desperdició la chance de empatar y ahi empezó el festival de Lee Roberts que con dobles consecutivos empezó a quebrar el juego. En el cierre, otra vez Salvador puso la tapa. Terminó ganando bien Peñarol que, dentro de un partido muuuuy chato, hizo mejor las cosas.

LO DESTACADO

Peñarol defendió bien a Demian y a Thomas, ahi estuvo gran parte del éxito. Giano hizo un excelente trabajo sobre el Mercedario y entre Aguilera y Espíndola se las ingeniaron con el foráneo. Los de López cortaron los circuitos de los mejores exponentes del rival y sobre todo, los que pueden generar ventajas para el resto. Permitieron que el goleo lo llevaran los demás, sobre todo los internos.

UNO x UNO

Zanotta (8): El más regular y mejor de la noche. Impuso el ritmo, goleó y fue vital siendo vertical al aro. Giano (4): El puntaje no es bueno pese a su gran trabajo defensivo, el tema es que en ataque no le salió nada. Aguilera (5): Nunca te deja a pata, lo de él siempre está. Debe enderezar la mira para ser más influyente. Flowers (5): Y John que sé. No termina de convencer. Da cosas importantes pero sin la preponderancia que debería dar un extranjero. Roberts (7): El empleado del mes. Lo abrió y lo cerró. El primero en llegar y el último en irse. Premio doble para usted, buen hombre. García (6): Hace fluir hasta esas historias de pareja que no dan para más. Con él en cancha generalmente Peñarol juega mejor. Desde su aporte individual no fue su mejor versión. Espíndola (5): Adaptadito a su rol, dio cosas en ambos costados. Borsellino (5): No pudo salir de su rol, lo que no es ninguna incomodidad para él. Soarez (4): Minutos de recambio que nunca lo llevaron a meterse de lleno. García Morandi (-): Segundos en cancha. López (7): Desde la preparació y la ejecución de ideas se vieron cosas interesantes; la zona lo complicó demasiado.

_______________________

Bascou (3): No logró ordenar adelante ni ponerse duro atrás. Thomas (6): El mejor, desde su anarquía absoluta. No siempre resulta el darse contra todo, pero es necesario cuando falta juego atildado. Álvarez (2): Noche para el olvido, no se lo nota cómodo. Pasa mucho tiempo sin el balón en sus manos. Phillips (4): Tiene mucha más calidad que lectura. Cuando dependió de lo primero, sumó. Atrás vio todo el tiempo como le tomaron rebotes. Famous (3): Los números marcan que jugó un partidazo. Pero la estadística fría miente un montón. 14 de sus 17 puntos en el primer cuarta. Atrás dio enormes licencias. Marotta (5): El único que logró darle pizcas de juego colectivo a un equipo que fue un cúmulo de individualidades. Amichetti (4): Una pequeña rachita y poco más. Tiró un par de balones donde la jugada pedía más pases. Wenzel (-): Poco en cancha. Cabrera (3): Acertó con la zona que, aún con desajustes, bajo el goleo del rival. Todo el resto: falló.

VAR

Andrés Laulhe, Valentina Dorrego, Martín Rial (5): De menos a más, en los primeros dos cuartos hubo algunos errores. La virtud fue mantener la calma, no pitar ante las protestas y recuperar de a poco para terminar con un trabajo correcto en líneas generales.

_______________________

LO DISTINTO

Las 20 pérdidas, sumado al 3/22 en triples (13%) y los 19 rebotes de ataque de Peñarol, marcan a las claras que el partido de Capitol fue de malo hacia abajo. Más allá del último lugar en la tabla se esperaba una rebeldia anímica que nunca llegó. El equipo del Prado por momentos deambuló en la cancha en una de sus últimas chances para dar pelea por quedarse en la Liga Uruguaya.