Goes se recuperó de su última caída derrotando a Defensor Sporting 83-73, mantuvo el liderazgo y el invicto como local, gracias a un gran trabajo defensivo y una noche iluminada de un pibe de la casa.

A pesar de la ausencia de Hatila Passos, Sporting se las arregló para controlar bien a Colmenares en el arranque entre Bianchi y Spurlock. El que lo comenzó dañando fue quizás el menos  pensado, el pibe Sosa estuvo picante con nueve puntos que guiaron al misionero en el primero, aunque la ventaja fue mínima porque con buenos aportes ingresando desde la banca como el del debutante Green, el fusionado acortó y se fue perdiendo sólo 22-21.

El mayor cambio en el segundo chico estuvo en la defensa misionera, que claramente salió con otra intensidad y logró asfixiar por momentos a la ofensiva de Defensor. De esa manera fue que propició un parcial de 10-0, gracias a esa marca característica del equipo de Narvarte que propició puntos fáciles de corrida, lo que junto a los triples de Giorgetti dejó las cosas 45-34 de cara al descanso, tras un período de claro dominio del elenco de Plaza de las Misiones.  

Al igual que al comienzo del partido, el complemento arrancó con un Sosa protagónico, intenso en primera línea para robar pelotas y anotar de ataque rápido. Cuando parecía que la cosa se le complicaba del todo a los de Capelli, el debutante Rodney Green se puso el equipo al hombro y anotó catorce puntos en ese tercer cuarto, para casi por sí sólo mantener a Defensor en juego. De cualquier manera, una oportuna bomba de Lemos y una bandeja in extremis de J. Osimani le devolvieron algo de aire a Goes que cerró el tercero arriba 68-61.

El fusionado volvió a arrimarse para empezar el decisivo, hasta ponerse a tres puntos con un triple de Álvarez, pero de allí en más se nublaría por completo en ataque, en parte por la muy buena defensa misionera que lo forzó a cometer demasiadas pérdidas en el cuarto y lo pagó muy caro con puntos fáciles en cancha abierta. Giorgetti y Osimani estuvieron muy finos para aprovechar esas oportunidades, y con el reingreso del endemoniado pibe Sebastián Sosa fue que el dueño de casa terminó de definir el partido en cifras de 83-73, aunque no la tuvo sencilla. De esta forma Goes se recupera de la última derrota y se asegura seguir como líder, mantener el invicto como local y sin haber extrañado hoy a Martín Osimani gracias a un partidazo de un pibe de la casa, que seguramente nunca olvidará.

LO DESTACADO

Ante la ausencia de Martín Osimani, las cosas podían complicarse para el líder de la Liga. Podían, pero nada de eso ocurrió por el pedazo de partidazo que se mandó el pibe Sebastián Sosa, genuino producto de la cantera de Plaza de las Misiones. El pequeño base estuvo más picante que el chimichurri de la cantina goense y fue una verdadera pesadilla para el fusionado. Pillo y muy intenso para presionar y robar en primera línea, pero también en una noche infernal en ataque donde terminó con 23 puntos en 8/15 de campo y sin cometer pérdidas. Delirio completo para la parcialidad por el triunfo, el invicto y la actuación del hijo pródigo.

UNO x UNO

Sosa (9): Destacadísimo. Partido para el recuerdo del pibe. Osimani (8): Inteligente y decisivo. Atacó cuando debía atacar y fue el generador de juego repartiendo asistencias. Villegas (5): No se destacó con su habitual goleo, pero el juego pasó por otro lado y no se desesperó. Giorgetti (8): Fue un problema sin solución para Capelli. Triples cruciales y muy buena defensa, el combo perfecto del ala pívot moderno. Colmenares (6): En una noche donde tenía todo para dominar, se terminó imponiendo recién en el complemento y apenas. Xavier (5): Aportó su defensa habitual, y no mucho más que eso. Arregui (5): Buen recambio interior (en pocos minutos). Martínez (6): Puede perder los minutos, pero no las mañas. En seis minutos hizo lo que quiso. Lemos (6): Jugó muy poco pero aportó una bomba fundamental en un tramo adverso. Narvarte (8): Lo que defiende y juega Goes, por momentos realmente da gusto verlo. Cuando salen a apretar la cancha se vuelve chiquita chiquita para el rival.

_______________________

Pereyra (4): No repitió sus buenos rendimientos. Cabot (5): Alternó buenas y de las otras, que fueron mayoría. Venía con la pólvora seca y evidentemente se le mojó. Álvarez (6): Mucha entrega. Muy buena defensa y correcto en ataque. Spurlock (5): Ante las ausencias asumió mucho y no lo hizo mal. Tiene recursos ofensivos para hacerlo. Bianchi (6): En su primer partido como titular en Liga, el balance es ampliamente positivo. Obviamente tiene cosas para corregir, pero en un jugador a seguir. Se la bancó bien ante una de las mejores tablas del medio. Green (7): Debut más que auspicioso. Mantuvo a su equipo en partido durante el tercer cuarto. Barrera (2): En una noche que querrá olvidar rápidamente.  Acosta (3): Jugó sorpresivamente poco y llamativamente mal. Verrone (6): Se ganó sus minutos con trabajo de obrero. Capelli (5): Buscó con variantes de todo tipo, pero no era la noche de su equipo. Disimuló bastante bien la ausencia de Hatila, pero ofensivamente el equipo fue demasiado anárquico.

VAR

Diego Ortíz, Martín Fernández y Alejandra Godoy (5): No arrancaron bien, pero se fueron acomodando.

_______________________

LO DISTINTO

Kelsey Barlow fue cortado en Defensor Sporting hace algunos días, y aún así acompañó al equipo desde la tribuna. Eso no es lo más común, aunque tampoco es tan extraño. Kelsey o “Stambi” como se le conoce siguió el partido con su particular look de lentes negros, auriculares enchufados vía bluetooth a una laptop en la que iba manejando su playlist, y con su llamativa casaca violeta de la Fiorentina, con el dorsal “9” con el nombre de “Stambistuta”. Al parecer el peculiar personaje se hizo seguidor del “Batigol” en Italia, donde vivió muchos años. Pasate esa playlist Stambistuta.