Nacional derrotó a Olimpia como visitante y cosechó su séptima victoria en el torneo. El bolso logró su primera victoria en la cúpula por Liga Uruguaya.

En partido correspondiente a la 17° fecha de la Liga Uruguaya de Básquetbol se veían las caras Olimpia y Nacional. Los primeros venían de derrotar como local a Hebraica y Macabi, mientras que los segundos llegaban de caer en su visita a Biguá, un par de días después de haber conseguido una enorme victoria ante Quimsa en el marco de la Basketball Champions League Americas. Gervasio Heinzen presentó un quinteto conformado por Abel Agarbado, Tiago Leites, Charlie Marquardt, Ryan Ejim y el argentino Iván Basualdo. Por su parte, los dirigidos por Leonardo Zylbersztein saltaron a la cancha con Manuel Romero, Pierino Rüsch, Dominique Morrison, Quincy Miller y el norteamericano Johndre Jefferson. Los encargados de impartir justicia fueron Andrés Bartel, Carlos Romero y Alejandra Godoy.

En los de Colón no eran de la partida ni Brian García ni su entrenador, el ingeniero Gerardo Jauri, afectados por Covid-19. El encuentro disputado en el gimnasio Alberico Passadore presentó un inicio algo desprolijo, en donde ambos equipos tenían problemas para llegar al gol. Lo más interesante que sucedió en los primeros minutos fue un intercambio de opiniones entre Ryan Ejim y Dominique Morrison, que terminó con un técnico para cada uno. A partir de ese momento, el juego pegó un giro de 180° y se puso sumamente atractivo. El elenco locatario contaba con un buen aporte ofensivo de Charlie Marquardt desde el perímetro, bien acompañado por Ejim en la pintura, mientras que el conjunto visitante lastimaba con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Quincy Miller. Sobre el cierre del primer cuarto, con un par de anotaciones de Johndre Jefferson y una bomba del pibe Patricio Prieto, el tricolor lograba abrir una ventaja de diez unidades (14-24). Entre el cierre de dicho periodo y el arranque del segundo, los de la avenida Garzón consiguieron achicar la diferencia en el score, siendo importante para ello los jugadores que llegaban desde el banco de suplentes, sobre todo Juan Viana y Mateo Dogliotti. No obstante, en el final de la etapa inicial, el bolsilludo volvió a tomar nuevamente el control absoluto de las acciones, gracias al goleo de Mauro Zubiaurre, que se sumaba a lo que continuaba realizando Miller.

Al comenzar la segunda mitad, la visita se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 43 a 29. En los primeros compases del complemento se pudo observar al dueño de casa con otra postura en cancha, siendo mucho más agresivo en defensa. En el otro costado, aparecieron diferentes vías de gol, con Marquardt a la cabeza, que le daban la posibilidad de ponerse a tres puntos, promediando el tercer cuarto. En el peor momento de los del Parque Central, cayeron un par de triples consecutivos de Santiago Moglia, bien secundado por Jonathan Sacco, que fueron claves para que los trico volvieran a abrir una brecha de dos dígitos. Los dirigidos por Gervasio Heinzen volvieron a concretar una reacción, colocándose a una pelota en el comienzo del último cuarto. Sin embargo, los de La Blanqueada respondieron con un rápido parcial de 12-0, que les permitía sacar una renta de 15 tantos. De ahí en adelante, los comandados por Leonardo Zylbersztein manejaron esa diferencia y terminaron cerrando el juego sin mayores inconvenientes. Los minutos finales estuvieron caldeados, ya que se cobraron varios técnicos y se produjeron varias discusiones entre jugadores de ambos equipos. Finalmente, Nacional se quedó con el triunfo por 88 a 81 y de esa manera alcanzó su séptima victoria en la LUB.

En el ganador sobresalió la figura de Dominique Morrison, que aportó 24 puntos (11/11 libres), 6 rebotes y 4 asistencias. Por el lado del perdedor, Charlie Marquardt encestó 32 tantos.

El próximo compromiso del conjunto olimpista será el viernes, cuando a las 21:15 tenga que visitar a Olivol Mundial. Ese mismo día, pero a las 22:30, el bolso recibirá a Aguada en el gimnasio de Unión Atlética.

LO DESTACADO

Hace poco menos de una semana, Dominique Morrison tuvo una actuación consagratoria en el triunfo de Nacional ante Quimsa por la Champions. En la jornada de hoy, volvió a ser determinante en la victoria del tricolor sobre Olimpia en la cúpula de Colón. El alero de 32 años aportó en todos los rubros y hasta le dio el tiempo para meterse en problemas, tanto con rivales como con la hinchada local. El nacido en Kansas City culminó el juego con 24 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias, alcanzando una valoración de 22.

UNO x UNO

Agarbado (4): El tiempo que estuvo sin entrenar al estar afectado por el Covid-19 le pasó factura. No estuvo para nada preciso a la hora de buscar su gol y perdió un par de pelotas en el traslado. Lo que si pudo aportar fue su cuota de generación. Leites (4): Le dieron la oportunidad de reemplazar a García en el quinteto titular, pero no pudo aprovechar dicha chance. Defensivamente tuvo inconvenientes, mientras que en el otro costado no le salieron las cosas. Marquardt (8): En ataque fue por robo el mejor del olimpista, anotando de tanto desde el perímetro como en el uno contra uno. El rato que quedó emparejado con Morrison la pasó realmente mal. Ejim (5): En el arranque del juego fue sumamente productivo, lastimando con su tirito de cuarta. Luego, se cargó de faltas y se fue por completo del partido. Basualdo (3): Sorprende lo poco que se involucra en la ofensiva del equipo. Por la conformación de su plantel, Olimpia necesita que su centro le aporte una mayor dosis de gol. Macanskas (4): Otro que en defensa sufrió una enormidad. Por momentos no justificó su presencia en cancha. Viana (5): Su primer ingreso fue bastante productivo. El resto del partido aportó en cuentagotas. Dogliotti (6): El mejor pasaje de las alas rojas fueron con él en la base. Pudo tener más minutos. Cabillón (7): De los cuatro internos que pisaron la cancha fue el que brindó mejores cosas. Decena (-): Poco tiempo en el rectángulo. Heinzen (4): No estuvo del todo feliz en la rotación y en las variantes defensivas dentro del juego.

_______________________

Romero (6): Se dedicó a jugar para sus compañeros, dejando de lado su lucimiento personal. Rüsch (5): En defensa dio una gran mano, poniendo mucha intensidad a la primera línea. Le faltó soltarse un poco más en ataque. Morrison (8): El Destacado. Siempre rendidor. Miller (7): Tiene el talento y la capacidad física para ser uno de los extranjeros más desnivelantes del torneo. El problemas es que es muy lagunero. Si fuera jugador de fútbol, sería ese 10 talentoso, que mete un par de jugadas mágicas, pero que desaparece el resto del partido. Jefferson (6): Impuso su presencia en la zona pintada. Las bolas que le hicieron llegar al poste bajo las mandó a guardar. Moglia (6): No había entrado de buena forma en la etapa inicial. En el peor momento del bolso en el complemento, apareció en todo su esplendor y puso dos bombas seguidas. Prieto (6): Con cuanta naturalidad juega este pibe. Parece que juega en primera hace diez años. Sacco (7): Aportó soluciones y descanso para los internos. Zubiaurre (6): Jugó pocos minutos, pero fueron de mucha calidad. Linda penetración y triple desde la esquina. Bastón (-): Escasa participación. Zylbersztein (6): Supo leer a la perfección por donde pasaban las ventajas de su equipo. La defensa en el primer tiempo fue prácticamente perfecta.

VAR

Andrés Bartel, Carlos Romero y Alejandra Godoy (6): En varios pasajes del juego, el ambiente entre los jugadores se puso bastante espeso. En esos momentos tomaron las decisiones correctas para que no se descontrolara todo. Yendo estrictamente a lo deportivo, cometieron algún error de apreciación, pero que no influyó para nada en el resultado final.

_______________________

LO DISTINTO

Cliff Morgan llegó a nuestro país allá por el año 1996 para defender la camiseta de Welcome. Tres años después, tuvo un breve pasaje por Trouville. Ya retirado, en el 2020 volvió al Uruguay para dar una clinica, representando al Campus de los New York Knicks. Se quedó y junto al Bicho Silveira llevó adelante un proyecto para llevar el básquet a las plazas y asentamientos. En la noche de hoy, el ex pívot se acercó hasta la cúpula y vibró todo el partido como si fuera un hincha más de Olimpia. Crack total.