Olivol Mundial derrotó a Urupán en un verdadero partidazo y sigue soñando con quedarse en la primera división un año más. 

El comienzo del juego tuvo a los dos equipos con una eficacia altísima con sus lanzamientos exteriores. Los espacios generados a través de cortinas directas eran bien aprovechadas por todos los lanzadores. Anthony Danridge aprovechaba sus centímetros de ventaja ante Mateo Sarni y con su constante movimiento físico sacaba rédito. Con el correr de los minutos Zygimantas Riauka comenzaba a gravitar en la zona pintada no solo anotando si no que además generando para sus compañeros. Un cierre deluxe de Sarni y una bomba de la mitad de la cancha a una mano de Martín Trelles dejaron arriba a Urupan 24 a 18.

En el complemento de la primera parte Danridge se cargó el equipo al hombro y con sus rompimientos encontró soluciones. El cambio defensivo locatario dio más intensidad en ese rubro y permitió que el equipo saliera de contragolpe a gran velocidad. Del lado visitante Sarni era bien secundado por Hernando Cáceres quién ayudaba en la pintura. El reingreso de Rodrigo Cardozo en Olivol vino acompañado su clásico juego eficaz y la cuota defensiva necesaria. Las apariciones de Sebastián Ottonello sobre el final sumado a los pitazos de la terna causó enojo en toda la institución locataria quien se fue al descanso largo perdiendo 41 a 34.

Luego del parate Olivol salió con el cometido de dar vuelta el juego rápidamente e impulsado por su parcialidad intentó la remontada. Un buen inicio de Pedro Ianguas parecía que el envíon mundialista comenzaba pero la inoperancia defensiva no podía con los ataques del pandense. El mejor momento del locatario apareció cuando la pelota volvió a las manos de Danridge y cuando Cardozo tomó la marca sobre Sarni. Cuando más lo necesitó Urupan, Trelles volvió a hacerse cargo del balón y con un buen cierre volvió a darle aire a la visita que entró a jugar los últimos 10 ganando 57 a 52.

El periodo final volvió a tener despierto al mundialista y de la mano de Danridge y Justin Pierce se puso en ventaja en el marcador. En materia defensiva supo controlar a Sarni, dejó sin ideas al equipo visitante y de espaldas al aro Tony se convirtió en un asistidor deluxe. En el cierre Olivol mostró su mejor faceta colectiva y se aferró a la idea de colocar el balón en la zona pintada. Las faltas comprometieron en el cierre a ambos equipos y los libres se convirtieron en un arma letal. Urupan tuvo la chance para ganar pero terminó marrando la última ofensiva y la victoria quedó para el local por 70 a 67.

LO DESTACADO

“Super Tony” one more. Que bestialidad lo que juega Danridge. Amo de todas las pelotas de su equipo. Un partido completísimo desde todo punto de vista y un cierre para encuadrar. Cuando más lo necesitó su equipo, él apareció. Fiel a su estilo: cabeza hacia abajo, balón cubierto y siempre con las ganas de ir a romper todo. Gonzalo Fernández tiene ese no se qué, que saca lo mejor de Tony y hoy lo vuelve a demostrar en su capítulo número 256189565. 25 puntos con 9 de 10 desde el supuesto “tiro sencillo”. La jerarquía que hay que tener y otro tanto de aquello… para aparecer en los momentos donde la pelota pesa un tonelada.

UNO x UNO

Álvarez (5): Regular. Ni fu, ni fa. Empezó eficaz y de a poco se fue apagando. Pierce (7): Un último cuarto para encuadrar. Venía de una noche tenue pero sus últimos 10 minutos fueron claves. Que manito eeeh. Cardozo (6): Vos dale la pelota que jamás te va a dejar a pata. En defensa fue de lo mejor. Anuló a Sarni. Danridge (9): Destacado. Ianguas (7): Parecía que pasaba desapercibido pero su segundo tiempo fue deluxe. Dios (-): Pocos minutos. Varela (6): Jugador hincha. Amado u odiado. Acá lo aman y noche a noche sigue ganándose el cariño de su parcialidad. Pereira (3): Nunca entró en el ritmo de juego. Fernández (7): El culpable de todo esto. Si a un jugador le falta actitud, ve los 40 minutos desde afuera, sin drama. No pregunten que tiene pero está hecho para estar circunstancias. 

_______________________

Sarni (5): Un primer tiempo soñado. Un segundo tiempo para el olvido. Trelles (6): De los mejores de su equipo. La quiso siempre. Robinson (3): Pasó desapercibido. Cáceres (5): Entrega a la orden del día. Tuvo momentos y se fajó con todos. Cumplió. Riauka (3): No fue el lituano que todos conocemos. García (-): Poco en cancha. Bivins (3): Poquito. Un triple y nada más. Se preocupa mucho por lo que pasa afuera. Ottonello (6): Un bastión en los dos lados de la cancha. Tuvo altos y bajos pero fue el más regular. Tal vez mereció algún minuto más en el cierre. Yaquinta (4): Le anularon a Sarni y se le acabaron las ideas. No encontró alternativas y en el segundo tiempo quedó demostrado. 

VAR

Adrián Vázquez, Enrique Ferreira y Pablo Graiño (4): Un partido durísimo de arbitrar pero los criterios fueron cambiando durante el transcurso del partido. Las dos parcialidades se los hicieron saber. 

_______________________

LO DISTINTO

Previo al inicio del partido del partido Felipe García fue homenajeado por la institución de Millán y Sitio Grande tras vestir la casaca mundialista en la pasada edición del Metro donde consiguió el ascenso con los colores azul y amarillo. El homenaje tuvo un altercado que no pasó desapercibido por todos los que asistimos a la Bombonerita. Al bueno del Fela, la voz del estadio lo bautizó y lo llamó Federico, hecho que causó la risa de todos los presentes.