Diego Álvarez fue importante en el triunfo de Olivol Mundial sobre Defensor Sporting. Del momento del Mundialista en la Liga charló con Basquet Total.

”Habíamos perdido puntos claves en nuestra cancha que se nos fueron en la hora. Después de Urunday pensamos que había pasado el tren. Ganarle a Biguá nos dio esperanza y contra Defensor sabíamos que era una final que no podíamos perder por más que ellos son un buen equipo que no debería estar en la parte baja. Hacernos fuertes de local era importante” comenzó diciendo el Pulga.

Olivol cimentó el triunfo de atrás hacia adelante, permitiendo solo 67 puntos del rival: ”Sabemos que nuestro tono de juego es la defensa, si lo hacemos bien vamos a estar en partido. En ataque tenemos que fluir un poco más. Subimos los porcentajes en el segundo tiempo y entraron algunos tiros importantes que no venían entrando”.

El compromiso colectivo para bancar rivales más grandes fue excelente: ”Sabemos que tenemos un interno solo, Pedro hace muchas cosas por el equipo y a veces le pedimos más porque no tenemos otro. Entre todos ayudamos, nos tiramos de cabeza al rebote. Que sea una guerra igual, pero vamos a querer siempre conseguir la pelota e incomodar la ofensiva del rival. Se vio un poco de eso y sirvió para ganar”.

Sobre ganar un partido parejo, dijo: ”La defensa del último cuarto fue muy buena y tuvimos la claridad de encontrar a Tony en el final que se puso el equipo al hombro anotando y asistiendo para los demás que también pudimos sumar”.

Para Diego es la segunda temporada en Olivol, pero la primera que puede jugar en La Bombonerita. Habló del club y su gente: ”Estoy disfrutando mucho la Liga jugando de local. La gente siempre apoya y alienta. Ellos están viviendo de forma muy especial este torneo y nosotros queremos darle una alegría más que es salvarnos. La mejor manera de responderles es adentro de la cancha”.