Olimpia revirtió el juego sobre el cierre y se quedó con un punto fundamental ante Defensor Sporting. Tras el juego, dialogamos con su entrenador, Gerardo Jauri.

Las Alas Rojas, venían de dos caídas en fila y ya habiendo dejado el Covid atrás, obtuvieron un importante triunfo: “La participación de todos, en más o menos minutos, con mayores o menores aciertos. Todos pusieron su granito de arena y en un partido muy chivo, muy duro. Nosotros veníamos de hacer un juego muy malo, mérito de Goes, por supuesto, que nos había derrotado prácticamente de principio a fin. Nos debíamos una revancha, en el medio de incertidumbres, porque teníamos el partido con Peñarol que se suspendió, este juego, que ayer (martes) también. El gran mérito del equipo es que se mantuvo concentrado en los momentos más difíciles del juego, en donde nos abrieron hasta 11 puntos en un momento y lo volvimos a traer. Eso nos dio rédito al final”.

Defensor Sporting contó con enormes porcentajes en el primer tiempo, en lo que Gerardo hizo énfasis en el vestuario para tratar de bajar esa cifra: “Ellos tuvieron muy buen porcentaje, pero también tomaron tiros cómodos y en transición defensiva. Pusimos énfasis en eso y que en ofensiva teníamos que ser más participativos todos, que había estado muy concentrado en un jugador. Apareció Marquardt en el segundo tiempo, Abel (Agarbado) no en el goleo, pero en el reparto, Ryan (Ejim) siguió con sus puntos, Brian (García) también. Diversificamos ahí el goleo, igual así, Defensor Sporting nos puso en aprietos, con un juego muy bueno de Cabot, que jugaron cinco o seis minutos mucho para él y lo hicieron muy bien. Ahí nos dormimos un poquito, nos absorbieron la ventaja y nos abrieron una, pero a tiempo corregimos”.

Olimpia tuvo como última incorporación extranjera a Ejim, que tuvo un buen partido. Para él, Jauri tuvo sus palabras: “Venía con buenas y malas. Nos costó ponerlo en forma a él, el parate entre fiestas incidió, la no continuidad de juego. Hoy hizo un muy buen juego, cuando él se enchufa, está concentrado, aporta mucha al equipo. Fue muy importante”.

Gerardo no le fue esquivo a la ola de Covid y contó, como vivió los juegos desde su aislamiento: “Con confianza en el cuerpo técnico, en Mario, en Gervasio, en Nicolás, era como que estuviera yo. Pero obvio, siguiéndolo en lo que podía, cuando había radio, radio, tele no agarré, no tuve la suerte. Si no por las estadísticas, pero realmente es jorobado”.

Por último, habló de los objetivos en el tramo final de la fase regular: “Sinceramente, no es cassette, esto es partido a partido. Podés ganar, dos o tres partidos seguidos y te pegás a los de arriba, los perdés y te pegás a los de abajo. Con la irregularidad que hemos tenido, por ahora no es para vaticinar, es trabajar, es encontrar. No hay ningún equipo del mundo que sea totalmente regular, es mentira eso. Ayer leía que en un juego en la NBA, iba ganando por 35 un equipo (Washington Wizards) y lo ganaron Los Angeles Clippers. Hasta en la NBA pasa eso, qué esperar para nosotros (risas). Dentro de un mismo juego, los vaivenes que tiene un equipo. El objetivo es en el día a día, lo va a marcar la cancha y nuestro trabajo, el techo que podamos llegar”.