Peñarol derrotó a Hebraica y Macabi 96-70 en cancha de Larre Borges, en una de sus mejores presentaciones en lo que va del campeonato, y consiguió su cuarta victoria en fila.

Si bien en partidos pasados le había ganado con mucha luz a Malvín y Trouville, ambos rivales llegaron muy diezmados al Palacio Peñarol por temas de Covid 19. Hoy tenía enfrente a un rival completo que podía dar otro tipo de oposición, no pudo debido a la gran noche colectiva del aurinegro.

Peñarol desde el arranque pasó al frente en el score y no lo dejó más. Era muy superior ante un rival que se quedó sin alternativas ofensivas en el primer cuarto. Convirtió sólo 11 puntos, hubo un buen scouting de su entrenador, puso a Diego García sobre Gastón Semiglia y luego de forma coordinada muy acertados los cambios de hombres en el pick and roll entre Jordan y Devaughn. Sincronizados Flowers y Roberts en esa situación. Desde la defensa el aurinegro construyó el partido, ya que en ataque Mike Rosario encontró gol en el tiro exterior y con rompimientos para culminar debajo del cesto.

Además, Gianfranco Espíndola ocupó bien los espacios, y en el juego interno la visita generó mucho daño con puntos de segunda oportunidad en el primer tiempo, con un claro 12-3 a su favor en ese momento. El banco de suplentes también estuvo a la altura con buen ingreso de Diego Soarez, al igual que en el clásico, el pívot volvió a tener minutos de calidad. El local sin soluciones, y enojado tanto adentro como afuera de la cancha, tuvo solo en Durrell Summers como responsable de que la distancia en el tanteador no haya sido mayor en los primeros 20 minutos. El carbonero se fue al descanso largo 42-29.

El complemento no cambió, Peñarol fue amo y señor en el flotante. Cada uno cumplió su rol a la perfección. Clave Aguilera en el costado defensivo en algunas situaciones al hombre, otra mixta para soltar su marca y congestionar un poco la pintura para ayudar a Flowers y Roberts sobre los internos rivales, ya que Macabi colocó a Devaughn y Batista, pero tampoco fue solución. Zanotta tuvo un gran segundo tiempo generando mucho juego, y por momentos de doble base con Diego García. Flowers se sumó al repertorio ofensivo, para irse 21 puntos arriba al último cuarto.
Nunca llegó la reacción del local, que tiró la toalla temprano y no le salió absolutamente nada. Noche negra para el macabeo, similar a la que tuvo hace unas cuantas semanas en cancha de Goes ante el misionero. Peñarol llegó a sacar hasta 28 puntos de distancia y terminó ganando 96-70. Llegó a octavo éxito en el certamen, y es la cuarta victoria en fila para los dirigidos por Pablo López.

LO DESTACADO

“Defensa nos pone campeón” es la vieja frase de Pablo López. Esa que reiteró muchas veces en el banco playero en su exitoso pasaje por la Avenida Legrand, y que repite hasta el cansancio. No sabemos si en vez de contar ovejitas para dormir, no repite su lema de cabecera, pero seguro fue lo que demostró Peñarol en cancha. No sabemos si para grandes cosas, pero tuvo una noche redonda. Le anuló todas las alternativas ofensivas al rival, desde la marca sobre Semiglia, el cambio de hombre en el pick and roll de Jordan con Devaughn, que siempre utiliza bien el macabeo. Congestionó la pintura cuando el rival puso dos internos pesados, siempre trató de que Batista recibiera lejos del cesto, con ayudas constantes sobre el jugador de la selección nacional. Si bien el básquetbol se gana por puntos, muchas veces una excelente tarea defensiva te abre el abanico y genera mucha confianza para cerrar el cotejo. Tranquilo, Pablito. No mires el score, que el equipo anda volando…

UNO x UNO

Galletto (2): No fue su noche, raro verlo en este nivel al mago. Semiglia (4): No pudo anotar, tampoco generar, bien marcado, lo sintió el equipo. Summers (8): Jugó sólo, puso a Macabi en una peluquería para maquillar el resultado y luego lo depositó en cancha. La bomba con gol y foul fue su premio a nunca bajar la guardia. Jordan (4): Perdió atrás, y fue una sombra de la capacidad goleadora que tiene el bueno de Germain. Devaughn (5): Decoró su actuación en el cierre. Perdió casi toda la noche en ambos costados. Terra (3): No pudo cambiar el trámite, ingresó en la misma sintonía que Galletto. Ambrosoni (4): No repitió rendimientos anteriores de buena calidad. Barriola (5): Intentó siempre, las quiso, le faltó culminar de mejor forma. Batista (6): Generó alguna complicación, pero luego, lo doblaron bien, y no gravitó como en otras jornadas. Oyenard (3): Muy entreverado. Da Roza-Barrios (-): Pocos minutos. Fernández (4): Buscó variantes ofensivas y no pudo. Atrás el equipo jugó muy mal, varias unidades de segunda oportunidad, lo dañaron tras perdidas, y nunca pudo consolidar un quinteto sólido en el flotante.

_______________________

García (8): Manejó todo, no usa el teclado de Pablito, pero tiene un juego similar. Previo a la ejecución, sabe lo que va a realizar. Rosario (7): Gran arranque, necesita mucho la pelota. Es un finalizador, a veces se apresura, pero cuando se le abre el cesto, es difícil de bancar. Espíndola (6): Inteligente para ubicarse en ataque, nunca luce, pero siempre está. Flowers (8): Primer tiempo de flores sin aromas. En el complemento fue el rosedal del Prado. Roberts (9): Regular. Ganó la mayoría de los duelos en la pintura. Gravita con y sin pelota. Gigante match defensivo. Zanotta (7): Gran ingreso, generó desde el pick, y se liberó cuando compartió la base con García. Giano (8): Solución y pico. Buena postura defensiva y con confianza para culminar en ataque. Aguilera (6): No mire las stas Sra/Sr, hay cositas que hace el bueno de Martín que la tecnología aún no capta. Ayuda permanente atrás, aspecto clave en esta jornada. Borsellino (6): Correcto ingreso del Tito. Ahora no es sólo pico y pala, también la pone de afuera. ¡Tranquilo, Nicolás! Soarez (7): Clave para cortinar, lo dejaron asumir y puso varios puntos de corta distancia, enorme primer ingreso. Rodríguez-García Morandi (5): Sumaron al colectivo. López (9): Defensa nos pone campeón. Duerme feliz, noche que disfruta muchísimo por la producción defensiva y porque era el punto siguiente al clásico, dato no menor, el equipo no se descansó.

VAR

Gastón Rodríguez, Carlos Romero y Joaquín Silvera (6): Sin grandes errores, en un momento Romero se obsesionó con las faltas técnicas cuando eran reclamos normales de la banca.

 

_______________________

LO DISTINTO

Noche de pocas pulgas en La Unión, varios técnicos pitados de un lado y del otro. Hasta que en el cierre del primer tiempo Gastón Rodríguez, también identificó a dos parciales de Hebraica que los expulsó del Romeo Schinca. El calor, y ese portón sobre el parque César Díaz, no sólo sirvió para que corriera aire, sino también para que uno de esos hinchas se quedara “pispeando” el juego, mientras seguía las redes sociales de BT, para no perderse de nada.