El interno Nahuel Amichetti, fue una de las figuras de Capitol en la victoria clásica ante Urunday Universitario. El hombre de doble nacionalidad, se arrimó a charlar con Básquet Total una vez finalizado el cotejo en la calle Hermanos Gil.

Era un punto necesario como el agua para el equipo de las 5 estrellas, porque se encontraban con un récord de 1-11: “Fue un gran punto. Defendimos muy bien y ahí estuvo la clave. Hacía rato no nos hacían 60 puntos, si bien nos hacían 100, hacíamos 95 puntos como el partido anterior, si nos hacían 80, hacíamos 75 y así. Pero estoy más que contento con el sacrificio que hicimos, ayer éramos 8 entrenando, hoy en cancha presentamos 9 jugadores, no podíamos ni siquiera hacer un 5 por 5 en mitad de cancha, pero sacamos el partido que era lo más importante”.

En materia anímica, el triunfo era más que importante para el conjunto del Prado: “Era más que importante por lo anímico y por cómo viene el torneo, los partidos que perdimos, excepto Olimpia y Biguá, nadie nos sacó de la cancha. Siempre tuvimos en partido a una o dos bolas y entonces necesitábamos ratificar lo bien que estamos haciendo las cosas con un triunfo para poder levantar y dejar de mirar para abajo y tratar de mirar un poco más para arriba”.

Fue el último partido de Pablo Rivas y en su lugar llegará Jarrid Famous, ex Peñarol. De todas maneras hoy Rivas como un gran profesional jugó bárbaro: “Pablo nos dio una mano enorme en estos pocos días que estuvo. Un gran pibe, gran compañero, donde cuando las cosas no salían, dejó su ego de lado y lo puso en pos del equipo y eso es muy valorable y le estoy más que agradecido. Hoy jugó un partidazo y con la salida de Marvin Philips, yo era el único grande y él se dibujo un poco de grande y dio una gran mano”.

Si bien Amichetti juega en la pintura, se abre y tiene un buen tiro exterior: ” Soy un ‘4’, pero si tengo que defender al ‘3’ o al ‘5’ rival lo hago. Hago lo que sea necesario para el equipo, estoy dispuesto a hacerlo. No me centro sólamente en una cosa, quizás a veces se me va un poco la moto, pero trato de enderezarla y seguir para que el equipo esté bien”.

Sobre sus buenos porcentajes, el oriundo de La Plata comentó: ” Hoy no me tenía fe, ya que sólo tuve un entrenamiento ayer, después de una semana de no hacer prácticamente nada. Pero estuve bien y fue importante para el equipo, lo que me deja más que contento”.

Para la gente del Capi, siempre tiene un extra ganarle a Urunday Universitario: “Siempre tiene un plus el clásico del barrio y fue positivo para nosotros, no sólo porque es Urunday, sino que también es un rival directo para quedarnos”.

La realidad en la tabla no es la mejor para el blanquinegro, porque se encuentra último, pero en una zona donde todo está parejo: “Estamos con un montón de contratiempos, todo el tiempo con falta de jugadores. Están unos y otros, sobrecargamos mucho a algunos jugadores por momentos, pero ahora llega Famous y nos vamos a poner en forma los 15 jugadores que estamos asiduamente en el plantel y vamos a encarar esto de otra forma, que es lo que nos merecemos por cómo trabajamos día a día”.

Es complicado el trabajo en la actual situación sanitaria que atraviesa el mundo: “Es muy complicado. Yo fui positivo al covid-19 sin tener un síntoma y capaz que no me hisopaba y podía contagiar a alguien. Pero es un contratiempo que nos va a pasar a todos, nos pasó a nosotros, le paso a Urunday Universitario, Trouville, Aguada. A todos los equipos les va a pasar y les va a seguir pasando, es algo que está en la vida cotidiana y no lo podemos controlar. Si podemos extremar cuidados y en cuanto al torneo, ver de poder jugar de la forma más completa posible, pero es algo a lo que nos tenemos que acostumbrar hoy”.