Con una gran noche desde el perímetro de Charlie Marquardt y Brian García, Olimpia venció como local a Capitol y cosechó su tercer triunfo consecutivo en la LUB.

En el regreso a la actividad de la Liga Uruguaya de Básquetbol se enfrentaban en la cúpula Olimpia y Capitol. En su última presentación, los primeros habían aplastado como locales a Trouville, mientras que los segundos fueron derrotados en casa por Nacional. Gervasio Heinzen ocupó el lugar de Gerardo Jauri y presentó un quinteto conformado por Abel Agarbado, Brian García, Charlie Marquardt, Ryan Ejim y el argentino Iván Basualdo. Por su parte, los dirigidos por Fernando Cabrera saltaron a la cancha con Marcos Marotta, Juan Wenzel, Demian Álvarez, Pablo Rivas y el norteamericano Marvin Phillips. Los encargados de impartir justicia fueron Andrés Bartel, Martín Rial y Alejandro Nadruz. En el visitante eran baja Davaunta Thomas, Nahuel Amichetti, Claudio Bascou y Aaron Geramipoor.

El encuentro disputado en el gimnasio Alberico Passadore presentó un inicio más equilibrado de lo esperado, en donde ambos equipos intercambiaban ataque por ataque, sin sacarse grandes diferencias en el score. El conjunto locatario buscaba cargar en la pintura por intermedio de Ryan Ejim e Iván Basualdo, mientras que el elenco visitante atacaba el aro a través de sus jugadores perimetrales. De a poco, los de la avenida Garzón fueron encontrando el gol exterior en las manos de Brian García y Charlie Marquardt, lo que les daba la posibilidad de abrir una ventaja de diez unidades. Entre el cierre del primer cuarto y el arranque del segundo, los de la calle Hermanos Gil mejoraron considerablemente en ataque, sobre todo gracias al aporte de Demian Álvarez, que lastimaba tanto desde el perímetro como en el uno contra uno. No obstante, los problemas en defensa, más que nada en la zona pintada, no le permitían terminar de emparejar las acciones. Los buenos ingresos desde el banco de suplentes de Juan Viana y Pablo Macanskas, hicieron que las alas rojas volvieran a sacar una diferencia de doble dígito, promediando el periodo. De la mano de los pibes del club, Matías Acosta y Bruno Massoni, el Capi colocó un parcial de 16-7, que achicaba considerablemente la brecha de cara al descanso largo.

Al comenzar la segunda mitad, el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 44 a 40. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite favorable al conjunto olimpista, que lastimando nuevamente en la pintura, conseguía escaparse en el score. La reacción de los vestidos de negro no se hizo esperar, teniendo como principales exponentes ofensivos a Álvarez y Massoni, bien acompañados por el panameño Pablo Rivas, el último de ellos siendo importante en ambos costados de la cancha. En los minutos finales del tercer cuarto, apareció en todo su esplendor la figura de Brian García, con un par de bombas consecutivas y una hermosa bandeja, para darle al anfitrión la chance de sacar una renta de diez puntos. En el comienzo del último periodo, los dirigidos en la ocasión por Gervasio Heinzen, se dedicaron a administrar la diferencia en el marcador, siendo clave en ese momento el trabajo en la base de Mateo Dogliotti. Los dirigidos por Fernando Cabrera se quedaron sin piernas para defender, mientras que en ataque dependían pura y exclusivamente de lo que pudiera generar alguna individualidad. Finalmente, Olimpia se quedó con el triunfo por 104 a 90 y de esa manera cosechó su tercera victoria consecutiva, que le permite seguir trepando posiciones.

En el ganador se destacó la actuación de Brian García, que aportó 23 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias, bien secundado por Charlie Marquardt con 21 tantos (6/11 triples). Por el lado del perdedor, el debutante Pablo Rivas anotó 24 tantos y capturó 7 rebotes.

El próximo compromiso de los de Colón será el lunes, cuando tenga que visitar a Aguada en escenario a fijar. Ese mismo día, los del Prado recibirán en su gimnasio a Hebraica y Macabi.

LO DESTACADO

En el primer juego del 2022, Olimpia tuvo la suerte de contar con varios jugadores en gran nivel. Uno de ellos fue Charlie Marquardt, que a la hora de sacar la primera ventaja de la noche fue realmente importante. El nacido en New York estuvo sumamente inspirado desde más allá de los 6.75 metros. En los 22:40 minutos que permaneció sobre el rectángulo, el escolta aportó 21 puntos (6/11 triples), 3 rebote, 1 asistencia y 1 robo, para una valoración total de 19.

UNO x UNO

Agarbado (6): No fue de sus mejores noches, sobre todo en el goleo. Cuando el capitán está fino a la hora de generar juego, la ofensiva del olimpista fluye con mucha naturalidad. García (8): Segundo tiempo deluxe. Aportó en todos los rubros. En defensa fue sumamente intenso, mientras que en ataque fue determinante a la hora de sentenciar el partido, poniendo un par de triples, uno de ellos desde la Plaza Colón. Marquardt (8): El Destacado. Es un tirador empedernido. Se podría decir que para él, la pintura es lava. Todo balón que agarra se lo gatilla desde el perímetro. Ejim (7): Cuando le hicieron llegar el balón a la zona pintada sacó grandes dividendos. Aprovechó a la perfección la ventaja física que tenía sobre sus defensores. Basualdo (6): Defensivamente tuvo una actuación casi que sin fisuras. Debe ser más constante en el otro costado de la cancha. Hoy, debido a las bajas que presentaba su rival, era una buena oportunidad para hacerse fuerte en el poste bajo. Viana (7): Excelente aporte desde el banco de suplentes. Debe haber sido una de sus mejores noches desde más allá de los 6.75 metros. Quedó abierto varias veces y en todas ellas la mandó a guardar. Dogliotti (6): Buenos minutos de descanso para Abel. Se mostró muy seguro a la hora de subir la pelota. Macanskas (4): El único de Olimpia que no tuvo una buena performance. El hecho de venir de una lesión pudo pasarle factura. Leites (5): Se mostró intenso en la primera línea defensiva el poco rato que estuvo en cancha. Cabillón (5): De regreso en casa. Puso el doble que terminó de sellar el triunfo de las alas rojas. Núñez (-): Segundos en la duela. Heinzen (7): En esta clase de partidos, los equipos que cuentan con todo su potencial suelen relajarse. En la noche de hoy ocurrió todo lo contrario, ya que su dirigidos salieron a jugar con todo desde el salto inicial. 2/2 como head coach. El puesto está en buenas manos.

_______________________

Marotta (4): Le costó entrar en el ritmo del juego. Estuvo peleado con el tiro exterior, una de sus principales armas ofensivas. Wenzel (6): Hoy le tocó jugar mucho más de lo habitual. Estuvo a la altura de las circunstancias, siendo agresivo en defensa y efectivo en ataque. Álvarez (6): Atacando el aro fue mucho más productivo que lanzando desde afuera. Se lo pudo ver más generoso a la hora de generar oportunidades para sus compañeros. Rivas (7): Debut más que satisfactorio. Es fuerte en el uno contra uno y le gusta darse contra lo que venga. Phillips (4): Los números frios marcan que terminó el encuentro con un doble-doble. La realidad indica que su actuación fue mala, abusando del tiro exterior all the night. Massoni (6): Dio una buena mano, sobre todo en el costado ofensivo, poniendo un par de triples en momentos de reacción. Bonet (4): Poca cosa. Le hemos visto aportar mucho más en otras noches. Acosta (5): Tuvo que fajarse contra jugadores de mayor porte físico y no la pasó tan mal. Cabrera (5): La cantidad innumerable de bajas le complicó definitivamente el partido. La buena presentación de Rivas es de lo poco positivo que le dejó la jornada.

VAR

Andrés Bartel, Martín Rial y Alejandro Nadruz (6): Correcta actuación en líneas generales. Más allá de algún error puntual, no influyeron para nada en el resultado final del partido.

_______________________

LO DISTINTO

En los últimos meses, el básquetbol uruguayo debe ser líder a nivel mundial en roturas de tableros, problemas con los aros, redes y tableros electrónicos. Por lo tanto, hay que contar con elementos necesarios por si aparece uno de estos problemas. En la foto la podemos observar a ella, que estuvo ahí, quietita toda la noche, esperando a que la mandaran a la pista. Sin embargo, tuvo que esperar para ver acción hasta el final del match, cuando Los Pibes de Colón la utilizaron para descolgar los trapos.