Peñarol aprovechó las bajas de Malvín y le ganó sin problemas por 93-64.

Malvín, que presentó solo siete jugadores en su plantilla, comenzó mejor siendo vertical al aro, con el poderío físico de McCray y Holt atacando desde lejos con mayor velocidad que sus defensores. Al carbonero le costaron las primeras ofensivas, mucho tiro de 6.75 sin buenos porcentajes. Los de Camiña ganaban 12-4. El cambio aurinegro llegó desde el banco, García le dio más órden y Rosario debutó con cinco puntos seguidos, se sumó un triple de Aguilera para establecer un parcial de 10-1 y pasar 14-13 al cierre del primero.

Para el segundo, Hilliard, que no había anotado en el primero, encontró red para abrir su cuenta personal. El azul siguió siendo vertical al aro y dio la sensación que un par de conversiones debieron sancionarse también con falta. Cuando volvió a pasar, hubo un técnico a Camiña. Peñarol cambió desde la intensidad defensiva. Cortó los circuitos del rival y obligó a pérdidas que, generalmente, terminaron en gol. La primera ventaja nació en manos de Borsellino con seis consecutivos, y luego Zanotta, García, Flowers y Roberts se sumaron a la fiesta. Malvín se fue de partido y cuando quiso acordar estaba 16 abajo. En el cierre, el playero retomó la línea de juego -fundamentalmente atrás- y achicó a 12 de cara al descanso largo (37-25).

El inicio del segundo era una incógnita; o Malvín continuaba la reacción o Peñarol se despegaba. Y rápidamente pasó esto último. Más allá de algún chispazo de Hilliard; el debutante Rosario estuvo con la mano en llamas y con el dominicano como estandarte el carbonero rápidamente estiró la renta a más de 20 puntos. El playero nunca cambió la seriedad con la que enfrentó el match pese a las bajas, pero triples de Borsellino y Espíndola fueron el golpe de gracia. El dueño de casa se fue 68-40 arriba al último.

Cuarto final que sobró, sirvió para que la gente de Peñarol festejara y los jugadores disfrutaran en cancha en el primer partido del año ante su gente. También para tomar confianza de cara a lo que viene, si bien faltan algunas fechas, ya se ve el clásico ante Nacional del 20 de enero en el horizonte.

LO DESTACADO

Borsellino, en sus inicios estuvo muy identificado con Malvín. Incluso fue campeón por primera vez en su carrera en el playero. Esta vez, fue clave en el momento que se quebró el partido. Promediaba el segundo cuarto cuando anotó seis puntos consecutivos, los primeros dos atacando a Haller y luego con un doble de cuarta distancia. Además, bancó a Hilliard y pasó de marcar un perimetral a fajarse con Kiril sin problemas. El pico y pala que tantas alegrías le dio al azul, esta vez fue un dolor de cabeza.

UNO x UNO

Zanotta (5): No arrancó bien, en su reingreso se sumó al ritmo del equipo. Giano (3): Otro al que le costó engranar, cuando fue partido no mostró su mejor versión. Aguilera (6): Atrás bancó bárbaro a Hilliard, adelante aportó en cuenta gotas, mejor yendo al aro que tirando de afuera. Flowers (5): Chispazos de calidad. Soarez (3): Flojo. García (7): Con él en cancha, Peñarol mostró su mejor versión, entendió por donde iba el juego. Rosario (7): Un shooter, clave en los momentos de quiebre. Buen debut. Espíndola (4): Sumó para frenar a Hilliard. Borsellino (7): Destacado. Roberts (6): Buena participación, recibió de espaldas al aro y dio soluciones. García Morandi/Rodríguez (-): Minutos con el partido liquidado. López (7): La defensa sobre Hilliard y la presión en toda la cancha en determinados momentos, alcanzaron.

_______________________

Cabillón (3): La base le costó. Arrancó con confianza que fue perdiendo. Era una parada dificil. McCray (4): Intermitente, erró demasiado. Mostró alguna cosa interesante en un partido dificil de calificar. Hilliard (5): Apareció tarde, terminó siendo el más querendón. Holt (4): Arrancó bien, se quedó rápido. Wachsmann (5): Luchó siempre, por momentos quedó muy solo. Haller (3): Para que Malvín ganara, era clave su aporte. No fue el caso. Dio ventajas importantes atrás. Serdio (3): Dio una mano en situación de emergencia, la presión lo complicó. Camiña (4): Hizo lo que pudo, durante gran parte del primer tiempo fue competitivo. Quizás pudo probar la zona.

VAR

Andrés Laulhe, Enrique Ferreira, Nelson Infante (5): El trámite los ayudó, mientras fue parejo habían dejado algunas dudas, sobre todo Infante y Ferreira. Laulhe siempre estuvo atento y fue el que transmitió más seguridad.

_______________________

LO DISTINTO

Poco creíble, pero real. Malvín solo presentó siete jugadores en su roster al tener seis basquetbolistas afectados por Covid. Lo distinto es que el staff técnico playero también era de siete personas. Los mismos adentro que afuera. El playero hizo un esfuerzo enorme y fue competitivo durante grandes lapsos en la noche, sobre todo en el primer tiempo.