Pese al crecimiento de casos, la Liga Uruguaya continuará con todo lo fijado y utilizando el protocolo vigente. De todas formas, no se descarta una reunión que pueda cambiar el panorama si avanza la situación.

Lamentablemente los casos de Covid 19 crecieron en Uruguay y el básquetbol no quedó por afuera de esta situación país. Al momento, son cuatro los equipos afectados: Malvín, Capitol, Trouville y Urunday Universitario, lo que generó alarma en los clubes y autoridades de la Federación Uruguaya de Básquetbol.

Por el momento el protocolo marca que los protagonistas que dan positivo deben aislarse y el resto del plantel puede continuar entrenando realizándose a diario test de antígenos que den negativo. Al séptimo día del contacto, se realizan PCR. Los equipos pueden jugar en caso de tener al menos tres fichas mayores en el plantel, entre las cinco nacionales y las tres innominadas. De no ser así, pierden 20-1.

De todas formas, la situación preocupa. Si los casos siguen en crecimiento, se va a llamar a una reunión entre los clubes para hacer una nueva evaluación. No se descarta que pueda alterarse el protocolo.