Nacional no la tuvo para nada sencilla en su visita a Capitol, pero reaccionó a tiempo para llevarse la victoria por 89-83, y de esta manera cerrar el año con un triunfo fundamental.

El comienzo del match fue un verdadero canto a la imprecisión, aunque con los minutos el Bolso se fue acomodando, encontrando goles fáciles cargando adentro para aprovechar las ventajas que le dieron un rápido 9-0; Capitol seguía perdido, acumulando pérdidas y malas selecciones de tiro. Recién con una buena aparición de Amichetti y algo de Thomas el Capi  pudo empezar a anotar y rescatar un cuarto realmente pobre, yéndose en partido pero atrás por 22-14, por un buen cierre de Miller para el tricolor.

El blanquinegro salió con otra energía al segundo, mejoró atrás y eso le facilitó mucho la ofensiva con algún ataque rápido, para meter un furioso 11-0 y forzar el minuto de Zylbersztein. El show de Davaunta Thomas comenzó en ese segundo cuarto, donde el foráneo se despachó con 13 puntos y anotándole a la marca que le pusieran, hasta que el pibe Prieto tuvo un gran ingreso para contenerlo, sumado a un buen cierre ofensivo de Manuel Romero que arrimó al Bolso, que igualmente se fue al descanso perdiendo 43-37, gracias a un notable triple sobre la chicharra del “Rana” Bascou.

Nacional buscó con una presión toda la cancha seguir desgastando a Thomas y en principio no surtió efecto, porque Davaunta siguió siendo una máquina de anotar que guió a Capitol a una ventaja de nueve puntos. Sin embargo el cansancio le empezó a pasar factura, nuevamente con otro buen ingreso de Prieto para marcarlo, junto a Sacco que también entró muy bien prendido atrás y con el goleo de Hinkle, el Bolso revirtió la historia en el tercero anotando 34 puntos y yéndose con la ventaja de 71-69.

El ritmo frenético de goleo que traía el juego, como podía esperarse se terminó en el último cuarto. Los tricolores siguieron mejor en el inicio, de la mano de Prieto y Romero, más apariciones fundamentales de Miller para anotar. Thomas sintió el desgaste y la incomodísima marca de Prieto, aunque cuando el joven de Nacional salió a respirar, Davaunta respondió inmediatamente con puntos para volver a poner al Capi en juego. El Bolso llegó más entero al cierre, físicamente y en el juego también, ya que encontraba goles en varias manos, mientras los del “Hechicero” dependían exclusivamente de lo que pudiera hacer Thomas. Así y todo, Phillips erró una hundida increíble que hubiera puesto al locatario a sólo dos puntos a menos de un minuto, y Nacional lo cerró con libres de Miller para ganar por 89-83, en un partido que tuvo realmente complicado, pero con bajas lo pudo sacar para irse de vacaciones con una sonrisa y cerca de lo más alto.

LO DESTACADO

Le tocó bailar con la más fea, Thomas realmente veía el aro como una piscina olímpica, la metía de todos lados. Sin embargo el pibe del club Patricio Prieto, entró calladito, se le prendió como una garrapata y lo fue desgastando, hasta que Davaunta llegó seco al cierre. Además, arrimó 7 puntos importantes. Los hinchas del Bolso no podían creer cuando Leo lo sacó en el cierre y Thomas respondió con cuatro puntos instantáneos. También tiene que respirar el botija…

UNO x UNO

Bascou (3): No tuvo un buen juego. Le está costando agarrar la base. Thomas (8): Bestial. Cargó con la ofensiva de su equipo durante los 40 minutos, lo que le pasó factura en el cierre. D. Álvarez (4): Nublado. Incidió poco. Amichetti (6): Fue el único que acompañó a Davaunta en ataque, y atrás hizo lo que pudo. Phillips (5): Bastante flojo. Se fajó como pudo en defensa y tuvo algunos fallos muy costosos en ataque, aunque arrimó sus puntitos. Marotta (4): No consiguió darle la claridad que suele a la ofensiva. Wenzel (-): Poco en juego. Cabrera (5): Con variantes defensivas y casi sin rotación logró disimular las desventajas de tamaño, aunque dependió exclusivamente de Thomas en ataque y llegó fundido al cierre.

_______________________

Romero (7): Alternó buenas y malas, aunque en el balance general hizo un gran partido, siendo protagonista de los mejores momentos del equipo. Zubiaurre (4): Arrancó bien en defensa, aunque se cargó de faltas y terminó jugando poco. Hinkle (6): Fundamental con sus puntos en el tercero. Miller (6): Aunque tiró demasiado y algunos fueron malas opciones, no le tembló el pulso en la definición. Jefferson (8): Con su tamaño y fuerza dominó, nunca lo pudieron frenar. Prieto (8): Destacado. Sacco (7): Si buscás en el diccionario “jugador de rol”, aparece la foto de Johnny. Defendió, ordenó, contagió, hizo de todo un poco para su equipo. Moglia (4): Le costó sobre todo en defensa, aunque puso una bomba clave. Bastón y Pérez (-): Poco tiempo en cancha. Zylbersztein (6): Se acomodó con poca rotación para sacar un punto más que chivo. Confió en la defensa de su juvenil que le respondió, pero ofensivamente sólo supo explotar las ventajas por momentos.

VAR

Diego Borghini, Vivián García y Washington Chamorro (5): Aunque tuvieron algunos errores, no incidieron en el resultado.

_______________________

LO DISTINTO

Sacco no es un jugador que luce mucho, su juego va por otro lado. Sin embargo, hoy su ingreso tuvo un impacto notorio en la reacción tricolor. Ordenó a los jóvenes, alentó, defendió muchísimo y hasta aplaudió al compás de la hinchada para distraer a los rivales; le faltó agarrar un bombo y ponerse a darle nomás. Aguantá Johnny…