San Telmo le ganó a Atenas 98-81 con un partidazo de Andrés Piñeiro y jugará el próximo Metro 2022 en una jornada histórica para el equipo de la calle Cardal.

El encuentro arrancó con San Telmo dominando el juego gracias al buen pasaje de Johnny Rodríguez y su confiable mano de tres puntos. Además de una defensa intensa por parte del equipo local que no dejaba jugar con comodidad a Atenas. El conjunto de Palermo buscaba correr la cancha con Luciano Planelles como arma principal, pero no lograba entablar buenas ofensivas. En cambio, el santo con varios robos de balón en primera línea si lograba correr o administrar la ofensiva con tranquilidad de la mano de Ignacio Castro. Así fue que el primer cuarto terminó con San Telmo ganando por 23 a 15.

Para el segundo cuarto la cosa cambió, Atenas paso a una defensa en zona 3-2 que cerró completamente el ataque del equipo local. Las alas negras comenzaron a correr la cancha y con tiros en ventaja numérica fueron recortando la diferencia. Planells fue el líder de la reacción, corriendo de un extremo al otro de la cancha o dañando desde los 6,75. Parecía que era el único que la metía en Atenas, hasta que apareció Nahuel Santos, que se convirtió en el socio ideal para Luciano. Así fue como el equipo visitante no solo igualó el juego, sino que siguió de largo y de manera letal, para sacar 10 puntos de diferencia al cabo de los primeros 20 minutos de juego (45-35). Además, Planells terminó el primer tiempo con 20 de los 45 puntos de Atenas, acompañado de 8 puntos de Santos.

El tercer período comenzó de la misma manera, la zona 2-3 de Atenas le negaba completamente el gol al conjunto de Masner. Ya no había decisiones tan claras, Las ofensivas se volvían cortas y con tiros desde el perímetro muy apurados y mal posicionados. Todo parecía que se complicaba aún más cuando apenas a 2 minutos de comenzado el segundo tiempo Matías Nicoletti se iba del juego por quinta falta personal. A partir de ahí el equipo de San Telmo se comenzó a ofuscar más de la cuenta con los árbitros y perder de foco el juego. Atenas continuaba con Planells como arma principal. Hasta que Rovira lo manda al banco, con un claro gesto de “descansa”, el número 11 salió con notorias muestras de necesitarlo, pero ahí fue que los locales comenzaron a resurgir. Andrés Piñeiro ya no tenía la marca encima de Luciano y comenzó a hacer de las suyas, juego fuerte, robos en primera línea y corridas de cancha. Pero no estaba solo, encontró en Ignacio Castro un socio ideal para esta tarea, así fue que los locales se colocaron a solo un punto de cara al último cuarto (63-64).

Un cuarto final que arrancó con todo para el santo. Piñeiro atacando el aro, logrando el gol y la falta, robando pelotas en la defensa o dando asistencias. Los primeros minutos fueron todos de Andrés Piñeiro, que con varias bandejas de mano zurda empezó a inclinar la balanza a favor del equipo local. Atenas pasaba por su peor momento, la pelota no entraba y perdía pelotas de manera muy tonta en el ataque. La noche se volvió más negra para los de Palermo cuando a Piñeiro se le sumó Ignacio Castro, las corridas del número 5 se hicieron incontrolables para Atenas. Llegando incluso a pasar a 4 jugadores en un zigzag impresionante para depositar la bola con tranquilidad en el aro. Así fue que San Telmo comenzó a sacar una diferencia mayor a los 10 puntos, distancia que fue indescontable para las alas negras que inconsientemente entregaron los minutos finales. Los puntos del cierre en el santo fueron con errores muy grandes de un equipo que estaba aniquilado mentalmente, así fue que San Telmo ganó 98 a 81, una diferencia que nada tiene que ver con el trámite del juego, pero que deposita al equipo de la calle Cardal en El Metro 2022.

LO DESTACADO

No podíamos dejar pasar al ingeniero de esta máquina que llega al Metro 2022. Con un equipo sólido, de figuras que para la DTA son preponderantes y de jóvenes con un hambre de gloria implacable. Así armó este equipo Javier Masner, trabajando desde mucho antes del inicio del torneo con una pretemporada larga pero que termina dando sus frutos. Manejó un plantel de pesos pesados y les llegó con su idea. Aún luego de arrancar 0-2 ante Atenas y Welcome, jamás dejó de creer en ellos. San Telmo es del Metro y gran parte, gracias a su DT.

UNO x UNO

Castro (8): Infernal lo que corre, lo que mete y la velocidad que tiene en el 1×1. Acompañó en la reacción y metió bolas que destrozaron el ánimo del rival. Piñeiro (9): Primer tiempo discreto, pero un segundo tiempo dónde le salió absolutamente todo. Corrió, marcó, robó pelotas, reboteó y asistió. Es el pilar fundamental de la reacción y quién trae al equipo en el peor momento. Nicoletti (3): El otro día fue figura, hoy desapareció se fue por quinta en el inicio del tercer cuarto. De León (9): Amo y señor del juego duro de la pintura. Arrancó flojo, pero se fue afianzando con el pasaje del juego y pelota que caía en la zona la transformaba en un gol claro, terminó siendo el tapado de la noche. Rodríguez (7): No fue de esas noches de locura, pero Johnny aportó su juego y atrás lo anuló completamente a Héctor Silva. Miller (7): Venía con un juego aceptable, pero metió una bandeja al comienzo del último cuarto que anímicamente rompió el partido a favor del equipo para no perder más. Fontes (6): Buenos minutos, lo negativo fue que perdió bastante con Santos en el segundo cuarto, cuando se acomodó volvió a rendir. Nuñez, López (-): Apenas segundos en cancha con el juego ya liquidado. Masner (9): Destacado.

_______________________

Planells (8): La figura del equipo, gracias a él Atenas soñó con llevarse el punto. Counago (4): Noche muy floja, no rindió como siempre y el equipo lo extrañó. Jones (5): Siempre buscó alentar a sus compañeros y que no cayeran anímicamente. En cuanto a lo basquetbolístico, no fue su noche. Silva (5): Se vio anulado por Rodríguez, nunca pudo desnivelar bajo el tablero. Monteverde (5): Va a soñar toda la noche con De León, no se lo pudo sacar nunca de arriba al 4 de San Telmo. Da Silva (6): Buen ingreso, sangre 100% del club. Aportó en el mejor momento y sintió el golpe en el final. Santos (6): Fue el socio ideal de Planells, no alcanzó para cerrar el juego. Amaral (5): Mejor en defensa que en ataque, supo anular a Johnny en la pintura. Orta, Rivas (-): Poco en cancha y con el juego cerrado. Rovira (5): Le buscó la vuelta toda la noche, no pudo meterse en la cabeza del jugador en el mal arranque del último cuarto con 3 minutos consecutivos buscando una pequeña reacción que nunca llegó.

VAR

Nicolás Revetria, Andrés Bustelo y Luis González (3): Nivel medio, pitaron bien por momentos, por otro no vieron varias jugadas de faltas muy claras. Tal vez el error más grande fue dejar que el ambiente fuera de la cancha se les escapara de las manos. En lo importante, no incidieron en el resultado.

_______________________

LO DISTINTO

Que podemos decir, es un distinto. No solo de la DTA, sino que de todo el básquetbol uruguayo. No sabremos si hemos visto el penúltimo partido de Johnny o aún queda un rato más del número 8 con el próximo Metro. Pero lo que es seguro que es uno de los baluartes de San Telmo, un equipo que lo acunó hace varias temporadas y hoy le da una de las alegrías más grandes de la historia al lograr el ascenso y ante uno de los candidatos como Atenas. No te vamos a decir que no te vayas, porque en el básquet siempre vas a estar de una u otra manera, pero si esté es tu último año, no había mejor guión que hacerlo con un ascenso. Johnny Rodríguez un verdadero distinto del básquet uruguayo.