Biguá venció a Peñarol 78 a 72 aprovechando un último cuarto fantástico.

El local comenzó con Santiago Vidal, Donald Sims, Iván Loriente, Víctor Rudd y Joao Víctor Franca dirigidos por Diego Cal. Por su parte la visita presentó a Salvador Zanotta, Todd Brown, Martín Aguilera, John Flowers y Diego Soarez al mando de Pablo López. La terna arbitral estuvo integrada por Julio Dutra, Martín Fernández y Valentina Dorrego.

El cotejo arrancó parejo, las ofensivas superaban a las defensas y a los 2:30 estaban igualadoa en 7. En la visita inició bien Soarez em ambos costados. En el local, dos triples seguidos de Rudd pusieron arriba a su equipo 17-12. No todo era positivo para Víctor, atrás perdía continuamente ante Flowers que llevaba 10 unidades en su casillero personal. El carbonero anotó un 9-0 para pasar 21-17, pero el cierre de los relevos del conjunto de Villa Biarritz fueron productivos, triple de Hernán Álvarez y doble con corrida de Álex López llevaron a Biguá a irse arriba 22-21.

El segundo chico fue lo mejor de Peñarol, Lee Roberts cargaba la tabla, los dirigidos por López aprovecharon que el local no estaba efectivo ni sólido, no encontraba soluciones desde afuera en ese lapso del juego, el amarillo.y negro estaba arriba 29-24. Apareció el Beco, luego de haber estado afuera y dándole pata a la bicicleta fija, movió el tanteador con tres triples en el segundo chico. Con la intensidad de Aguilera en defensa y la cantidad de variantes en ataque se fue arriba Peñarol 44-41.

A la vuelta del descanso largo, Lee comenzó a adueñarse de la tabla, estaba de muy mal humor el local, parcial de 13-9 del carbonero para sacar 7 (57-50). Los dirigidos por Cal jugaban abiertos y buscando eficacia de tres puntos. Mucho apresuramiento en ambos, ninguno jugaba colectivamente, abusó de tres el Pato y el mirasol dejó de poner la bola abajo. Se fue el tercer cuarto arriba el carbonero 62-56.

En el último cuarto, a los tres minutos el parcial era del Pato 9-4 con 3/4 en triples (dos del Pepo). Rudd puso otro triple para pasar 68-66. En el mirasol bancaba Aguilera con puntos seguidos, pero el cierre de Biguá fue excelente, parcial de 8-0 con formidable alley – up de Sims para Franca y un cierre redondo para ganar 78-72.

LO DESTACADO

El número 7 del Pato, cuando todos esperaron los puntos de Vidal y Sims, apareció el Beco. Iván Loriente con triples muy importantes en momentos malos del equipo y apariciones claves para cerrar el juego. El alero terminó con 14 unidades (4/8 en triples).

UNO x UNO

Vidal (5): No comenzó bien, pero cerró correctamente. Sims (5): Estuvo anulado en general, pero contribuyó en la jugada del partido. Loriente (7): Destacado. Rudd (4): Perdió atrás, aportó un triple clave adelante. Víctor Franca (5): Intimdó atrás y terminó la jugada del juego. Álvarez (4): Ingreso correcto, jugó poco minutos. Pena García (4): Terminó con dos triples, pero quedó en el debe. López (3): Pocos minutos, no pudo meterse en juego
Rojas (5): Bien atrás, dio su mano. Flojo en ataque. Cal (6): Buscó soluciones y confió en los líderes, le salió bien.

_______________________

Zanotta (6): Armó juego y asisitió a los internos, de lo mejor de su equipo. Brown (4): Más malas que buenas. Aguilera (6): Bancó y anuló en defensa y aportó adelante. Flowers (7): Muy buen juego en ataque y correcto atrás. Soarez (4): Arrancó bien y lo tapó el ingreso de Roberts. García (4): No ingresó mal, pero podía haber jugado más. Giano (3): Perdió en defensa y se cargó. Roberts (8): El mejor de su equipo. Gano atrás y adelante. Borsellino (3): Flojo partido. López (6): Dominó gran parte del juego, no pudieron cerrar bien sus dirigidos.

VAR

Julio Dutra, Martín Fernández, Valentina Dorrego (6): Correcto arbitraje. En un partido parejo no influyeron en el score.

_______________________

LO DISTINTO

Una noche más, la bicicleta fija del Pato detrás del banco. La particularidad fue la siguiente, Iván Loriente arrancó de titular y la primera variante de Cal fue Diego Pena García. El número 7 del local, se subió a la chiva y dale a pedalear. En el segundo cuarto volvió al rectángulo de juego, dejó la profesión de ciclista y retomó la de basquetbolista con superpoderes, con 3/3 en triple para irse al entretiempo con 9 puntos y 100 % de eficacia.