Tras el triunfo y el ascenso consumado, Básquet Total fue tras la palabra del entrenador de San Telmo, Javier Masner.

Las primeras palabras del DT luego de finalizado el partido y con el sentimiento a flor de piel al frente de un equipo al cual nadie vio como candidato al ascenso: “Nosotros en el inconsciente sabíamos que podíamos ser un animador del torneo, lo dije en varias notas a lo largo del torneo, siempre San Telmo es un equipo animador y da pelea, sólo le faltaba dar este paso. El club se lo merece, creo que han hecho un gran trabajo, el crecimiento en infraestructura del club y estoy muy feliz por la alegría de toda la gente. Agradecido también, porque confiaron en mí desde el primer día y siempre dando para adelante. Nos costó entrar en ritmo, arrancamos 0-2 con los candidatos Welcome y Atenas, pero lo pudimos levantar metiendo tres partidos seguidos. Me siento muy feliz en el club y te repito, agradecimiento, esta es mi segunda casa. También recalcar a mi mujer, mis hijos que siempre están para apoyarte, sobre todo cuando perdés un partido y hoy festejando las alegrías. Estas cosas no tienen precio, es maravilloso.

Consultado sobre cuando sintió que el equipo estaba para dar el salto, Javier fue muy claro con su pensar: “Nos dimos cuenta que estábamos para cosas importantes después de los partidos con Welcome y Atenas que los perdimos nosotros, al igual que el juego con Montevideo. Considero ahora con todas las emociones que el único rival que nos ganó por mérito propio y nos anuló fue Auriblanco, el resto creo que lo perdimos nosotros. Pero ahora hay que festejar”.

Sobre dónde pasó la clave para el gran torneo de San Telmo, también fue claro: “Sabíamos que la DTA es un torneo corto, entonces nos planteamos armar de jugadores que no estuvieran jugando El Metro 2021. Con jugadores competitivos, pero más que nada pensando en ganar tiempo de trabajo. Al ser un torneo corto, la diferencia iba a ser el antes, la pretemporada, lo físico y siento que ahí sacamos gran parte de la diferencia. Sólo Tomás De León y Matías Nicoletti estaban en El Metro, el resto los teníamos para nosotros y podíamos entrenar con tranquilidad y todo el plantel y termina siendo una gran ventaja. En los amistosos es verdad, no nos fue muy bien, pero siempre confiamos en nuestro trabajo.

 El equipo contó con una mezcla de experiencia y juventud, lo cual terminó siendo un pilar fundamental para la obtención del objetivo: “Desde el principio tratamos de armar un plantel con las características de la DTA y pienso que Matías Nicoletti, Johnny Rodríguez y Andrés Piñeiro son hombres para esta divisional, son los referentes del equipo y la columna vertebral del mismo. El resto de los muchachos entienden su rol y jugamos para quien tenemos que jugar, leyendo el momento de cada uno. Hoy (ayer) a Castro no se le dio en el primer tiempo, pero si en el segundo y ahí supimos jugar para él todo el segundo tiempo. Esto marca el buen equipo y la química que hay entre ellos”

Para cerrar le consultamos al DT que fue lo que les dijo en el entretiempo tras ir perdiendo por 10 para llegar y darlo vuelta: “Tácticamente durante todo el torneo nos ha costado jugar contra una defensa en zona, hemos trabajado mucho pero pasa que nos anulamos, entramos en pánico y la cabeza juega su papel. Le buscamos dar soluciones contra la zona, el no desesperarse enfocándonos en el aspecto mental, las jugadas ya están y no podemos inventar nada. Que estamos jugando de local, que haya confianza y que la mejor ofensiva contra la zona era raspar atrás, defender duro y correr. Fue lo que hicimos y logramos sacar a Silva y Monteverde, que con ellos dos abajo era imposible entrar. Atenas hizo una gran tarea sobre Johnny y Piñeiro, pero logramos correr la cancha y eso nos entonó para sacarlo adelante”.