Josefina Rivera se ha transformado en un pilar fundamental en la consagración de Defensor Sporting. La capitana dialogó con Básquet total tras el juego.

“La verdad que ir abajo y perdiendo por 10 puntos como el año pasado y poder darlo vuelta me hace estar orgullosa del equipo en donde estoy. Estoy orgullosa de todas” comenzó diciendo una de las referentes del plantel de Gino Alderete.

La sintonía del segundo juego fue totalmente distinta al primer cotejo definitorio. Sobre cómo se dio la llave fue clara: “Iba a pasar porque son finales. El primer partido estuvimos casi todo el encuentro arriba y sabíamos que ellas no tenían mañana. Iban a dar todo, lo hicieron y es mejor que sea así el partido. Si esto se ponía 1 a 1 iba a estar hermoso. En las finales estamos las mejores y por suerte logramos cerrarlo hoy. Si nos tocaba perder íbamos a preparar mejor el juego porque ambas estamos preparadas para estas instancias”.

Sobre cuál fue el motivo exacto de la diferencia entre ambos encuentros, la capitana fue concreta: “Los ajustes que hizo Hebraica con nosotras y creo que la efectividad cambió. Ellas tiraron y entraron las que en el primer partido no entraron y hoy erramos mucho. Esto es un juego de estrategia y lo logramos arreglar a tiempo. Por eso ganamos”.

En la noche indicada la argentina Julieta Ale apareció para despejar alguna duda sobre la jerarquía de la representante de la Selección Argentina. A pesar de no ser una jugadora que desnivela desde el goleo, su participación en el plantel campeón fue para encuadrar: “Julieta entendió su rol a la perfección. Era la jugadora que necesitábamos. Es muy defensiva pero siempre apela a más. Puso unos triples importantísimos y es muy agresiva yendo al aro. Tuvo un tema con los libres pero era todo mental porque tiene una mano increíble. Lo trabajó con el psicólogo y lo pudo mejorar a la perfección. Estoy orgullosa de ella. Si puede repetir ella en el equipo nos haría muy bien”.

Rivera lideró a toda una institución, desde su lugar, a un nuevo coronamiento. Josefina disfruta pero luego de descansar ya se pone un próximo objetivo que la siga manteniendo soñando con los pies sobre la tierra: “Desde que salimos campeonas el año pasado empecé a soñar con esto y mañana ya arranco a soñar de nuevo. Nos vamos poniendo objetivos cortos para ir superando las situaciones pero el objetivo grande siempre es ser campeonas”.