Defensor Sporting derrotó a Hebraica y Macabi, para quedarse con el bicampeonato, en una noche para encuadrar de Julieta Ale.

Las fusionadas volvieron a hacer bien la labor sobre Dolinsky en el arranque, dificultando a su rival para anotar en el 5×5. Del otro lado, Josefina Rivera dañó tras recibir descargas cortas y Ale, consiguió puntos importantes ante la zona, a lo que agregó la verticalidad de Schiavo, para iniciar 16-8 arriba. A pesar del pedido de minuto, Pierri no pudo solucionar el ataque ante defensa plantada y las de Punta Carretas, siendo muy sólido en los 1×1 atrás y con triple de Ale sobre la bocina, se fueron 11 arriba al primer descanso.

Ale con uno más, elevó a 14 la distancia muy temprano en el juego. Macabi encontró esperanza en los bombazos de Gregorio y Dolinsky. Joaquina, ganó en confianza y logró generar mejor tras bloqueos. A esto, le agregó la verticalidad de Mariño, con la que se puso a 6. Las descargas cortas, fueron otras de las herramientas que utilizaron las de Pierri en el 5×5, y con una a Cartró, el primer tiempo lo cerró en desventaja, 28-23.

Con un tempranos bombazos de Gregorio, las de la calle Camacúa se pusieron a tiro, pero Defensor Sporting apeló a la verticalidad de Panetta y Schiavo para estirar. Mejorando su balance defensivo y agregando, un triple de Paz, más un 2+1 de Gregorio, el equipo Hebreo pasó. Bergdahl tras descarga, puso un gritado bombazo de la esquina y así, Hebraica y Macabi lideró al término del tercero, por 4 (40-36).

Las amarillas, abrieron 8 en el arranque del último, con un 4-0. El reingreso de Cordara, elevó el tono defensivo para un fusionado, que comenzó a correr y generar libres para descontar, pero la rápida respuesta llegó con bombazo de Dolinsky, que parecía tirar por la borda la reacción. Como a lo largo de la temporada, las Decanas no bajaron los brazos, Schiavo castigó de afuera, levantando a sus hinchas y tras la presión, un recupero en primera línea de Cordara, generó una antideportiva, con la que el equipo de Alderete se puso a 2. Tras minuto de Pierri, Panetta robó en la salida y anotó, para completar la remontada e igualar el juego. Ale con una bomba más, le dio el liderazgo a las de Alderete a 2:30 del final. Los nervios pesaron y las imprecisiones se hicieron presentes. Tras tres libres afuera, Cartró puso el que marcó la igualdad y cuando la bola parecía ser perdida por Defensor Sporting, la flecha le terminó dando una chance más a las fusionadas, que con un tiro venciendo a los 24 de Ale y un ofensivo fundamental de Josefina Rivera. El cierre fue de mucha incertidumbre tras una revisión de una pelota afuera y con una tapa soberbia de Ale, las de la calle Zudáñez, con un libre y recupero de la argentina, aseguraron el triunfo y el título, por 55-52.

LO DESTACADO

Cuando un club va a buscar una extranjera, una de las cosas que espera es que defina partidos. Y Julieta, más allá de la energía defensiva que el dio al equipo siempre, dijo presente en las bolas más pesadas de la temporada. Aquel triple con Remeros, lo coronó con una noche de 10 en la consagración. No solo por su 4/7 desde más allá de los 6.75, que fue fundamental… Rememorando aquella tarde ante las mercedarias, logró sacar un triple difícil de la misma esquina, que le dio la chance a Josefina Rivera de definir el juego… Y en la recarga, puso una tapa soberbia sobre la peligrosa mano de Dolinsky. Fueron por una jugadora de selección y la calidad estaba asegurada.

UNO x UNO

Panetta (8): Nunca da una bola por perdida. Hoy la intensidad que le puso al equipo volvió a ser decisiva.  Ale (10): La destacada. Cordara (7): Le pone una intensidad bárbara a la defensa. Cuenta la leyenda que después de que te defiende Krystal, aparece en la noche en tus peores pesadillas. Schiavo (7): Otra vez logra sacar a Paz del partido. Un día más en la oficina, a esta altura ya factura horas extra. J. Rivera (7): ¿Puede que no haya sido una de sos noches brillantes? Sí, pero el rebote ofensivo que gana y ese doble los va a recordar toda la vida. Encuadra un campeonato ENORME. da Costa (4): Poca incidencia. Sin dudas ante Remeros jugó una carta clave para este título y se sacó la espina. M. P. Rivera (4): Fue con la puntería torcida. A la par de la intensidad del equipo Sosa y Llona (-): Poco en cancha. Alderete (9): Es real que durante la temporada este equipo sacó muchos puntos sin mostrar su mejor cara. Pero así y todo, se fue sólo con DOS derrotas. La mentalidad de nunca rendirse y la cabeza fuerte para los cierres, se la contagia a cualquiera de sus equipos, por más de que haya noches que tácticamente no salga el plan.

_______________________

Gregorio (7): Hoy fue la generadora que precisó el equipo. Bergdahl (4): Su triple fue importante, se precisó más de ella. Dolinsky (5): Más allá de un pasaje encendida, dejó libres pesados. Paz (6): Muchísimo corazón. Su rol tiene asistencia perfecta. Cuando su equipo la llamó en ataque, contestó. Mieres (5): Correctos minutos iniciales. Mariño (5): Cambia la energía del equipo en sus ingresos. Cartró (5): Su batalla en el bajo. Cuando recibió descargas cortas, fueron adentro. D’Alesandro (5): Redondeo un campañón, con un gran ingreso. Benítez (-): Pocos minutos en cancha. Pierri (7): Tuvo mucha confianza con una zona que le dio excelentes resultados. Tuvo al bicampeón contra las cuerdas y sí algún libre más fuera adentro, quien te dice si no estaría planificando el juego del sábado. Tendrá revancha.

VAR

Carlos Romero, Nicolás Revetria y Agustín Ortiz (7): A la altura de la final. Más allá de algún error puntual evidente, acertaron en la mayoría de los pitazos.

_______________________

LO DISTINTO

Tras perseguir el sueño del título, Jessica da Costa logró alzar la tan ansiada copa. Viajando de San Carlos a Montevideo, siendo una guerrera en la cancha, consiguió un objetivo complicadísimo, con un sacrificio y trabajo de admirar atrás. Si bien tuvo una tarea súper difícil para levantar el trofeo, sin dudas lo más costoso para ella fue subir a un aro que le dio una durísima batalla. Sin dudas que para ella será una noche para el recuerdo y con el paso de los años, también entre risas se acordará de ese momento.