Hebraica y Macabi sacó a flote un partido muy costoso ante Urunday Universitario y sigue encontrando su mejor versión con cada juego que pasa. 

En el inicio del juego los dos equipos comenzaron con errores en ambos lados de la cancha y eso provocó que le goleo sea bajo. Los porcentajes desde afuera para el macabeo fueron bajos y por tal motivo Gerard Devaughn de a poco se fue agigantando en la pintura dañando en dicha zona de juego. El estudioso hizo los deberes y con un inspirado Andrés Dotti empezó a balancear el cotejo a su favor. Con el correr de los minutos Corbin Jackson se volvió importante en defensa conteniendo el juego interno rival y en ofensiva se asoció a los sistemas que a de a poco proponían los dirigidos por Héctor Da Pra. Un buen pasaje de Federico Ambrosoni mejoró el rendimiento del amarillo pero los del prado se fueron arriba por 17 a 13 en los priemros 10 minutos.

En el complemento de la primera parte Justin Jackson se volvió preponderante debajo del aro y a pesar de la constante queja de los rivales se fue haciendo cargo de todas las bolas que merodeaban dicha zona de la cancha. La rotación del estudioso permitió que Nicolás Delgado también se luciera en ofensiva colaborando para abrir la distancia. En el mejor momento estudioso cayeron las bombas en las manos de Ambrosoni y Manuel Oyenard. Los pibes sacaron la cara por el equipo y con viento en la camiseta, Hebraica se puso a tiro y mejoró notoriamente para ponerse a una sola e irse al descanso perdiendo por 34 a 32.

Tras el descanso largo apareció la ineficacia ofensiva de ambos y el encuentro entró en un plato. Luego de un mal primer tiempo Germain Jordan se cargó el equipo al hombro y apareció cuando el macabeo más lo necesitó. Impulsado por el gran rendimiento de su foráneo Hebraica mejoró notoriamente y pasó al frente en el marcador. La vuelta de Agustín Da Costa al rectángulo de juego vino acompañado con la explosión que había dejado el estudioso en el entretiempo. A pesar de esto no alcanzó para frenar a Macabi que entró al último ganando 55 a 45.

En el periodo final el equipo de Germán Fernández controló absolutamente todo. Manejó los tiempos a la perfección, aprovechó las ventajas que tuvo debido al constante movimiento del balón y supo pegar en los momentos más importantes de los 10 minutos finales. Un buen cierre de todo el plantel permitió que Macabi termine sacando adelante un cotejo que estuvo durísimo durante una gran cantidad de minutos por 74 a 56.

 

LO DESTACADO

No fue su noche pero todas las figuras aparecen en algún momento del encuentro y lo que terminó haciendo Germain en el tercer cuarto fue una locura. Tras terminar los primeros 20 minutos con solo dos unidades, volvió al rectángulo encendido y con la confianza por las nubes. Nunca le tembló la mano y cuando más lo necesitó la institución cumplió: 11 puntos para enderezar el submarino y volver a salir a flote. 

UNO x UNO

Galetto (5): Le da una explosión única a la conducción. Semiglia (5): No mostró su mejor versión goleadora pero fue importante en el andamiaje colectivo. Jordan (8): El hombre del momento de Macabi. Barriola (5): Muchísimo desgaste físico, pero mucho de verdad. Batalló todo el juego. Devaughn (7): Titánico juego el de Gerard. Todo lo que andaba cerca iba hacia al aro. Casi tira a Miguel en bandejita y todo. Terra (6): Entró y ordenó a la perfección. Es un tractorcito. Ambrosoni (6): Mano caliente, siempre. Si le dejas el espacio, no te perdona. Oyenard (7): La rompió toda. No fue solo gol, defendió como pocos. Fernández (7): Le costó muchísimo encontrar el rendimiento colectivo. Seguramente en el entretiempo habló y mucho. Enseguida causó efecto. 

_______________________

Silvarrey (5): Arrancó encendido y se fue apagando. Dotti (6): Una noche de momentos pero ni uno malo. Rindió siempre. Ellis (3): Poco y nada. C. Jackson (4): Se enojó rapidísimo y eso lo terminó comprometiendo. J. Jackson (7): El mejor de su equipo. Hizo todo. No alcanzó. Morena (3): No gravitó. Corbisiero (3): No mostró lo resulvivo que suele ser. Da Costa (5): Intentó e intentó pero le costó más de la cuenta. Se envició con el tiro y erró mucho. Delgado (6): El rol claro y efectivo. Entró a hacer lo que tenía que hacer y cumplió a la perfección. Da Prá (5): No encontró los sistemas de siempre y fue superado. Los puntos de segunda oportunidade del rival lo terminaron condicionando. 

VAR

Andrés Bartel, Enrique Ferreira y Martín Pedreira (5): Venían bien y se les desdibujó todo en el último cuarto, cuando el partido estaba casi liquidado. Pitó demasiado Pedreira en el cierre. 

_______________________

LO DISTINTO

La gran mayoría de los protagonistas se llevan bien, otros no tanto y unos cuantos son como hermanos. Así es el caso de Manuel Oyenard y Agustín Da Costa. El compartir tantos años en una institución formadora como lo es Bohemios los han convertido en inseparables. Tal es así que hasta supieron ser compañeros de hogar durante un periodo. En la cancha se sacaron chispas y el que defiende al estudioso le metió una gorra bárbara que terminó en carcajadas y algún dicho entre los protagonistas…