Luciano Parodi regresó a las canchas tras superar su desgarro y mostró cosas interesantes, más allá de la derrota de su equipo ante el Braunschweig por la Bundesliga.

Más de dos meses después de su último partido con el Wurzburg, que había sido el 3 de octubre, “Nano” Parodi volvió a la rotación y tuvo una buena actuación, teniendo en cuenta la larga inactividad.

El Wurzburg reaccionó en el último cuarto y acortó una diferencia de quince puntos, pero lamentablemente se quedó en la orilla y terminó perdiendo el juego de forma agónica gracias a un rebote ofensivo y libre en el último segundo de David Kramer para el Braunschweig en cifras de 87-86.

Parodi viniendo desde la banca jugó 19:08, aportando 4 puntos (2/2 en dobles y 0/3 en triples), más un rebote, 5 asistencias y 4 robos; para un equipo que lo estaba necesitando bastante, ya que perdió su cuarto partido seguido en la Bundesliga y marcha penúltimo entre dieciocho clubes, con tres triunfos y siete derrotas.

El sábado 18 de diciembre será la próxima chance para “Nano” y el Wurzburg de volver a la victoria, cuando se mida con el Hamburg Towers.