Rossana Dagnino fue uno de los puntos más altos que tuvo 25 de Agosto en la finalísima ante Bohemios, que terminó con el coronamiento de las leonas en la Copa de Plata. Tras el encuentro dialogó con Básquet Total.

“Sabíamos que iba a ser una serie muy complicada, pero por suerte en el segundo partido logramos reaccionar a tiempo y sacamos el campeonato adelante”, comenzó diciendo una de las experientes del plantel.

Dagnino cayó en la primera jugada del encuentro y debió ser sustituida generando la preocupación de todos los presentes. Tras unos minutos viendo el juego desde afuera, reingresó con un dolor constante pero eso no le impidió volver a gravitar:  “Fue una jugada más del partido. Terminé pisando a Julia Centurión y me esguincé. De hecho terminé jugando todo el partido esguinzada. Se apretó fuerte el pie y pude terminar el juego. Ahora es turno de ponerle hielo y poner el pie hacia arriba”. 

25 de Agosto se llevó la final tras arrancar en desventaja la llave. Sobre el cambio de forma de jugar de las leonas fue clara: “Sabíamos que esta serie iba a ser importante desde lo físico. Jugamos así y nos encargamos de defender. La defensa para nosotros es clave. Supimos correr la cancha que es lo que mejor hacemos”. 

Junto a Sabrina Molina formaron un tándem importantísimo durante toda la temporada y en la tarde indicada, la dupla apareció en su máxima expresión. Con una firmeza colectiva en la zona pintada, las leonas lograron controlar el potencial interno de sus rivales y empezar a construir los cimientos de la victoria: “Teníamos que jugar el balón debajo del aro y empezar a sacarla hacia afuera, empezar a jugar a partir de eso. Tenemos a una de las jugadoras más altas del campeonato y supimos aprovecharla como deberíamos”.

A pesar de alguna dolencia, su pie y una vieja lesión de Paula Tellechea que la tuvo a maltraer durante gran parte del encuentro, las del veinte lograron sacar el juego adelante: “Acá la actitud no se negocia y es lo que nos caracteriza. Acá hay hambre de ganar y ganarle a Bohemios”. Ya con sus compañeras festejando y ella viendo como le había quedado su pie, Dagnino fue concreta sobre el propósito del plantel en esta segunda fase de la temporada: “A partir de que no entramos la Copa de Oro sabíamos que nuestro objetivo era el bicampeonato”.