25 de Agosto se quedó con la Copa de Plata tras dar vuelta la serie final ante el equipo de Bohemios con un gran rendimiento colectivo de las leonas. 

En el comienzo del encuentro la paridad estuvo a la orden del día pero con 25 de Agosto mejor en defensa. La marca de Rocío Bereilh sobre Pierina Rossi y la constante presión de Paula Tellechea ante Daniela Tovagliari provocó que Bohemios que no encuentre gol. En ofensiva, la entrada de Camila Mazzariello potenció la zona pintada y gracias al constante movimiento del balón encontró los espacios necesarios para lastimar en soledad. Con el desarrollo del periodo las leonas supieron aprovechar el momento de Sabrina Molina que tanto de espaldas como de frente al aro gravitó para irse al descanso ganando 12 a 10.

Las marronas alternaron el quinteto y el aporte llegó desde el banco gracias al ingreso de Catalina Pereyra quien en un abrir y cerrar de ojos colocó un parcial de 5 a 0 para que su equipo pase a dominar las acciones. Cuando parecía que se venía el aluvión de Bohemios entró en acción Rossana Dagnino y a partir de ahí el encuentro volvió a ser comandado por las leonas. De ahí en más el encuentro se convirtió en un ida y vuelta constante en el marcador. El cierre terminó siendo a favor de 25 de Agosto que se fue ganando al primer tiempo por 26 a 23 debido a un buen pasaje de Rocío Bereilh.

El complemento mantuvo la misma sintonía que traía el juego. Pereyra siguió conduciendo a la perfección a las dirigidas por Matías Gallo mientras que por el lado de las de Juan Loureiro, Sofía Sica y Bereilh se encargaban de comandar las ofensivas de las del veinte. La rotación del balón colaboró para que las leonas empiecen a lastimar con su tiro de media distancia y de a poco ir rompiendo la zona que proponía sus rivales. Sobre el final Gabriela Píriz no defraudó y mandó a guardar una bomba para entrar al último cuarto ganando 39 a 36.

En el comienzo de los últimos 10 minutos las leonas controlaron las acciones y manejaron el juego como ellas quisieron.y Molina se volvió a transformar en figura con su corte al aro por el carril central mientras que Bereilh se convirtió en su mejor socia. Sin Rossi en cancha por lesión, Bohemios careció de conducción y las ideas fueron desapareciendo. Dagnino sacó a relucir su jerarquía en el momento más importante del juego y las leonas se quedaron con la finalísima por 50 a 42. 

LO DESTACADO

Vino a hacer esto. A conducir con exactitud a este equipo de 25 de Agosto. Gustó, se enojó, vivió y sintió como pocas extranjeras en este medio. Rocío Bereilh llegó para hacerse cargo de la conducción y egresar con honores de la escuela de las leonas. Esa que tiene algo especial, la adhesión a la causa. Este 25 jugó al ritmo que quiso la argentina, ese ritmó que cuadró a la perfección con lo que pedia Loureiro. En la noche señala, tampoco volvió a fallar. 

UNO x UNO

Rossi (4): Mientras estuvo en cancha no gravitó. Una lesión la impidió volver en todo el segundo tiempo. Dos Santos (3): No aportó su mano importante para este equipo. Tovagliari (4): Poco. Se vio ofuscada y en todo momento la controlaron. Sureda (3): Poca incidencia en el juego. Centurión (5): De las que más quiso. Batalló y peleó pero supieron contenerla. Cantero (4): Intentó modificar algo que no estuvo cerca de lograrlo. Pereyra (6): La mejor, revulsiva. La mano que necesitaba desde afuera. Clave para pasar a ganar. Curbelo (5): Tuvo momentos. Lastimó en ofensiva, sufrió atrás. Gallo (4): Se vio superado. Lo mantuvieron siempre controlado y la lesión de su figura le costó caro.  

_______________________

Bereilh (7): Líder desde todo punto de vista. Una demente con la pelota en sus manos. Tellechea (6): Clave en defensa, anuló a Tovagliari. Faltó su cuota goleadora. Una vieja lesión la tuvo a maltraer durante todo el segundo tiempo. Sica (5): Muchísima entrega defensiva y ofensiva. No negocia la actitud. Dagnino (8): Señora experiencia. La que más la quiere. Referente. Molina (8): ¡Partidazo! La que más buscó y quiso la victoria. La revancha tiene un sabor dulce… Píriz (7): Mano caliente en los momentos de quiebre. Sin deslumbrar fue importantísima. Martínez (4): No fue su mejor noche pero tampoco desentonó. Mazzariello (6): Pocos pero importantes minutos en cancha. Loureiro (8): El gran idóneo de todo esto. Clave y responsable de todos los buenos pasajes de su equipo. Potenció y balanceó los minutos a la perfección. 

VAR

Julio Dutra y Rodrigo Prando (7): No gravitaron en el resultado del juego. Bien pitado más allá de alguna queja. 

_______________________

LO DISTINTO

La parcialidad de las leonas no solo alentaron con sus cánticos durante todo el encuentro si no que además engalanaron el Romeo Schinca con varios trapos. Entre ellos apareció esta hermosura de bandera. Los hinchas del 25 de Agosto le pidieron a sus jugadores que jueguen como escabian. No tenemos idea qué y cuanto toman pero lo que si sabemos es que ahora tienen un vaso bastante grande para llenarlo y escabiar como se lo pide su gente…