Martín Trelles fue una de las figuras más destacadas del triunfo de Urupan ante Olimpia. Tras el encuentro dialogó con Basqeut Total.

Sobre el partido en sí, comentó: “Fue un partido muy trabado, muy trabajoso. Así se disfruta un poco más el triunfo, pero estamos contentos más que nada de haber vuelto a ganar después de dos derrotas consecutivas”.

A la hora de hablar del primer tiempo del encuentro, que fue cuando más peleado estuvo, dijo “Fueron un montón de errores nuestros que les permitieron anotar muchos goles fáciles. Cuando pudimos ajustar eso y leer un poco más en ofensiva fue cuando pudimos abrir la brecha en el segundo tiempo, donde pudimos hacer un juego un poco más claro sabiendo a quién pasarle la pelota, cuándo jugar con quién. Por suerte pudimos traer el partido y manejar la renta luego”.

Y ese tipo de lectura de juego fue clave para el triunfo del verde de Pando. “Nosotros somos un equipo cuando compartimos la pelota y un equipo cuando no compartimos la pelota. Hoy quedó demostrado: en el segundo tiempo compartimos la pelota cuando en el primero no lo hicimos, tal es la diferencia que en el primer tiempo lo terminamos con tres asistencias colectivas. Eso fue lo que hablamos en el primer tiempo para corregir en el segundo”.

También habló de la juventud que tiene el plantel y la velocidad con la que cuenta. “Es algo que intentamos explotar siempre que podamos, pero lo que pasa es que a veces los equipos no nos dejan correr y eso es lo que más nos dificulta. Así fue en el partido anterior contra Defensor que ellos no nos permitieron goles fáciles de corrida y eso fue lo que nos hizo perder el partido anterior. Nosotros buscamos imponer nuestro ritmo, nuestro juego y nuestra juventud, y eso lo pudimos hacer bien en el segundo tiempo para tener más claros los conceptos de lo que íbamos a jugar y aprovechar los goles fáciles”.

Sobre el momento que vive el equipo después de que la Liga se detuviera por las eliminatorias, comentó: “Viene espectacular ganar un partido así, más allá del cierre. Necesitábamos ganar porque cuando se pierden dos partidos consecutivos lo más difícil es salir de ese bache anímico y de juego. El parate nos hizo muy mal a nosotros. Tuvimos un gran arranque y con buen ritmo y que se detuviera la Liga nos frenó, así que estamos muy contentos con la victoria, con cortar la racha de partidos perdidos y ya pensando en el próximo”.

Por último, habló de su propia participación en el partido. “Yo me siento muy bien. La verdad que la confianza que me da Esteban (Yaquinta) para jugar no la he encontrado en muchos otros lugares. Él me da libertad, bastante libertad, y creo que con eso me siento cómodo y a veces me juega un poco en contra, como al principio del juego que hice tres pérdidas seguidas y una falta ofensiva, lo que me costó estar todo el resto del primer tiempo en el banco, mirándolo de afuera y nada más. Pero son riesgos personales que hay que tomar y Esteban me conoce tanto que por suerte pude volver a entrar”.