Esteban Batista fue una de las figuras de Hebraica y Macabi ante Aguada. Tras el triunfo macabeo, el pívot habló del presente de su equipo, lo que dejó la participación de Uruguay por Eliminatorias y sobre una comparación que se instaló en el ambiente sobre dos bases de similares características. 

Sobre la enorme victoria de Hebraica, luego del duro revés ante Goes, dijo: “Veníamos de una paliza, literalmente, con Goes. Creo que eso nos tocó un poco el orgullo porque fue feo y duro perder de forma tan amplia. Goes jugó un partido tremendo el otro día y nosotros muy mal, creo que no era la realidad de un plantel contra otro. Teníamos que mostrar otra actitud y rebeldía, jugábamos de local ante un equipo que venía invicto, que llegaba muy bien y es uno de los candidatos, no lo voy a descubrir yo. Pero, a pesar de todo eso, pudimos empezar enchufados con una actitud muy buena desde el primer momento, después por suerte pudimos sacar unos puntitos para ir manejando el partido e hicimos un trabajo muy bueno en ese aspecto con todo el equipo”.

Nosotros con las bajas que teníamos, intentamos disimular un poco y creo que fue una apuesta que salió bien jugar con tres grandes durante gran parte del partido. De repente a la hora de atacar quedábamos un poco más lentos, pero también tenemos virtudes de jugar con los tres juntos. Nos salió bien. Es una Liga muy pareja, y como pasó, el que venía invicto perdió contra nosotros que estamos intentando acomodarnos en el campeonato” declaró Batista sobre la supremacía de Macabi en el poste bajo.

En referencia al nuevo extranjero que lleva dos partidos, Germain Jordan, manifestó: “Nos da más regularidad, son jugadores totalmente diferentes (con Billy White), por suerte nos está dando muchísimo resultado Germain, y estamos contentos con su llegada porque aporta desde el pick and roll, es positivo. Aparte de lo deportivo, es alguien que suma mucho para el grupo y estamos muy contentos”.

No necesitábamos mucha charla, cada uno era consciente de lo que fue el otro día. A nadie le gustó estar ahí en ese momento y perder de esa manera. La verdad que a nosotros nos dolió, y es lo que tiene esto de la revancha a los pocos días. Había que limpiar la cabeza, hicimos autocrítica como equipo, siempre sumando y tratando de mejorar, corregir y gracias a Dios pudimos hacer un gran partido”, indicó sobre si hubo algún tipo de conversación en la interna del plantel luego una noche muy mala ante el misionero.

En cuanto a lo que dejó la participación de Uruguay en las Eliminatorias, expresó: “La verdad que comenzamos bien, había que ganar como sea. Era un rival peligroso, porque hoy por hoy Colombia ha crecido mucho, son un básquet atípico para nosotros porque juegan mucho físico de correr y tirar. A pesar que la parada estaba brava, pudimos sacar dos victorias importantes, y el hecho de haber jugado en Argentina y no de local también nos favoreció. Nos ahorramos un viaje muy largo, jugar de visitante hubiese sido más complicado. Ahora seguimos con el objetivo que son siete partidos, esperemos seguir paso a paso, porque sabemos que todos los rivales van a ser muy duros. Está bueno empezar así y en el arranque no regalar ningún punto”.

En el ambiente se ha instalado hace un par de temporadas que Juan Andrés Galletto es muy similar en su juego al “Panchi” Barrera. “Juan tiene muchos destellos de calidad, a veces como todos, está buscando la regularidad, que nos está faltando a todos como equipo. Pero es un jugador muy bueno que cuando está en su día es letal, porque tiene una penetración muy buena y un tiro muy bueno”. Sobre si hay alguna similitud, respondió: “Sí, claro, tiran magia, son mágicos los dos. Yo a “Panchi” lo viví mucho más, desde el comienzo. Creo que Juan (Galletto) es un jugador que nos aporta muchísimo, nos tiene que dar muchísimas cosas, y él está en ese camino. Para este equipo que es muy humilde, necesitamos estar al 150% porque se nos complica, ojalá siga progresando, si es con magia y salen los conejitos buenísimo (risas)”.