Uruguay cayó en su tercera presentación en el Sudamericano de Básquetbol en Silla de Ruedas ante Brasil en un partido en el que arrancó muy bien pero no pudo mantenerse ante un equipo plagado de jugadores que disputan importantes ligas en Europa.

Los primeros diez minutos fueron sumamente parejos como es habitual en este campeonato y posteriormente con el paso del tiempo comienza a jugar un importante papel el cansancio y lo psicológico. Con Varela y Martínez como principales figuras, el equipo uruguayo tuvo un arranque de ensueño ante su similar norteño que siempre es potencia y candidato. Ante todo pronóstico Uruguay demostró que el básquetbol puede cambiar y dio una sorpresa al irse arriba 15-14 al culminar el primer cuarto.

Ya en el segundo el cansancio comenzó a jugar su papel, Uruguay empezaba a rotar el plantel, a causa de esto Brasil teniendo una mejor rotación y una gran efectividad en materia ofensiva, logró pasar al frente e irse por 39-24 arriba al descanso largo.

PAra el complemento, Brasil encontró un muy buen juego ante un Uruguay que también empezó a alternar a sus jugadores para darles rodaje y así transcurrieron los minutos hasta el final donde los norteños terminaron cerrando el juego a su favor por 71-40.

Hay que destacar a pesar de la derrota que el equipo fue competitivo en varios lapsos y que si bien no le da para ser campeón, el objetivo es lograr la clasificación a la Copa América y la celeste está encaminada tras el buen triunfo ante Chile.