El misionero se quedó con un puntazo en la Plaza. Los dirigidos por Guillermo Narvarte llegan a la primera ubicación con un récord 7-1. Finalizado el juego, Joaquín Osimani se acercó a charlar con BT.

Luego de jugar un partidazo, muy luchado, dinámico y parejo, Goes se quedó con un puntazo y el invicto del rival. Sobre esto dejó: “La verdad es que terminé muerto. Biguá es un equipo que te exige mucho, te pone presión todo el tiempo, te corre la cancha, no te deja jugar cómodo y te lleva a hacer cosas distintas. Estoy muy contento porque el equipo está sólido, si bien el score es elevado, las defensas claves las hicimos bien y el equipo se mantuvo firme y supo por dónde estaba el juego. Creo que la experiencia que estamos demostrando es lo que nos pone donde estamos“.

Nosotros estamos construyendo todos los días, si bien esto es largo, sabíamos que era un partido de esos que te da para medirte y ver dónde estás. Sabemos que esto es partido a partido y nos propusimos resolver los problemas que se nos presentan partido a partido y eso nos hace mejor equipo. Estamos con la cabeza correcta y la paciencia necesaria ir construyendo” comentó sobre el trabajo, la paciencia y la calidad del equipo.

De las ventajas para jugar adentro cuando salió el interno rival por quinta y el bombazo que metió para cerrar el juego, remarcó: “Sabíamos que nos había quedado ventaja para Franco y para Néstor tras la salida de Franca. Sabemos que a su vez Martín (Osimani) siempre toma buenas decisiones pero más confiamos en el trabajo del día a día de mover la bola para llegar a tomar tiros solos. El entrenador dice que si queda un tiro cómodo hay que tirar, no importa si es a los 3 o a los 15 segundos y eso te da mucha confianza“.