Trouville venció a Olivol Mundial en el arranque de una nueva fecha de la LUB. Los dirigidos por Marcelo Signorelli cosecharon su segundo triunfo en el torneo.

En el partido que daba apertura a la sexta jornada de la Liga Uruguaya de Básquetbol se veían las caras Olivol Mundial y Trouville. En su última presentación, los primeros habían caído en la cúpula ante Olimpia, mientras que los segundos venían de vencer sin problemas a Hebraica y Macabi como locales. Gonzalo Fernández presentó un quinteto conformado por Diego Álvarez, Justin Pierce, Christian Pereira, Anthony Danridge y el brasileño Pedro Ianguas. Por su parte, los dirigidos por Marcelo Signorelli saltaron a la cancha con Manuel Mayora, Guillermo Curbelo, Federico Soto, Kenechukwu Chukwuka y Xavier Gibson. Los encargados de impartir justicia fueron Alejandro Sánchez Varela, Pablo Graiño y Nelson Infante.

En los de Pocitos se daba el debut de Blake Hamilton, que llegó en reemplazo de Conner Toolson. El encuentro celebrado en la Bombonerita presentó un inicio bastante equilibrado, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. El elenco locatario explotaba el ataque rápido por intermedio de Anthony Danridge y Justin Pierce, mientras que el conjunto visitante cargaba en la zona pintada con Xavier Gibson. Con el correr del cuarto, el nivel ofensivo de los equipos fue disminuyendo, en cierta medida, producto de la mejora en las posturas defensivas. El primer chico se fue con paridad absoluta, con 14 puntos por bando. En el arranque del segundo periodo, los de la calle Chucarro lograron abrir una ventaja de cinco unidades, siendo importante para ello los jugadores de la segunda unidad, sobre todo Santiago Massa y Gonzalo Iglesias. De a poco, Olivol fue encontrando nuevamente la posibilidad de ejecutar sus ofensivas en campo abierto, en situaciones generadas a partir de la defensa, robando pelotas en primera línea y realizando un buen box out en aro propio. De la mano de los ex Goes, Christian Pereira y Santiago Wohlwend, los de Millán y Sitio Grande colocaron un parcial de 9-0, para pasar al frente por primera vez en el cuarto.

Al comenzar la segunda mitad, el dueño de casa se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 31-30. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite algo favorable a los de Pocitos, que lastimaban con los lanzamientos desde más allá de los 6.75 metros de Manuel Mayora y Blake Hamilton. El alto-bajo entre Gibson e Iglesias le daba buenos dividendos al rojo, que promediando el tercer cuarto lograba abrir una diferencia de diez unidades. El Oli tenía serios problemas para defender en la pintura, mientras que en el otro costado dependía en exceso de lo que pudiera generar alguna individualidad. En el inicio del último periodo, los dirigidos por Gonzalo Fernández intentaron concretar una reacción, teniendo como principal abanderado al “Patita” Pereira, que dañaba con su tiro exterior. A falta de poco más de dos minutos para el final, con una hundida de Pierce, el local conseguía ponerse a cuatro tantos, lo que le daba un manto de incertidumbre al epílogo del match. En el peor momento, cuando se complicaba la cosa, apareció Mayora y con un doble a “tablazo”, le devolvió a su equipo la tranquilidad. Con una buena efectividad en libres, los comandados por Marcelo Signorelli terminaron sentenciando el juego a su favor. Finalmente, Trouville se quedó con la victoria por 72 a 65 y de esa manera cosechó su segundo triunfo en el torneo, ambos de forma consecutiva.

En el ganador se destacó la actuación del norteamericano Xavier Gibson, que encestó 16 puntos y capturó 14 rebotes, bien acompañado por Gonzalo Iglesias con 12 tantos. Por el lado del perdedor, Anthony Danridge finalizó como goleador con 20 unidades.

El próximo compromiso del mundialista será el lunes, cuando tenga que enfrentar a Aguada en el gimnasio de Trouville. Ese mismo día, el rojo de Pocitos tendrá que visitar a Biguá en Villa Biarritz.

LO DESTACADO

Marcelo Signorelli contó con varios jugadores a gran nivel, pero uno de ellos estuvo un escalón por encima del resto. Hacemos referencia a Xavier Gibson, que fue determinante tanto en defensa como en ataque. Atrás jugó de golero, mientras que adelante dio una gran mano. En los 30:34 minutos que permaneció en cancha aportó 16 puntos, 14 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 4 tapas, alcanzando una valoración de 22, la más alta de su equipo.

UNO x UNO

Álvarez (3): Claramente no fue su noche. Estuvo peleado con el aro todo el partido, sobre todo desde más allá de los 6.75 metros. Cuando se dedicó a generar desde el pick and roll fue mucho más productivo para su equipo. Pierce (4): Si hay algo que quedó muy claro, es que este muchacho no es para nada tímido. Tiró diez triples y no puso ninguno. Cuando nos retirábamos de la Bombonerita pudimos observar que seguía intentando meter una. La próxima sale, Justin. Pereira (7): De lo mejor del mundialista a lo largo de los cuarenta minutos. Muchísima intensidad a la hora de defender y puntos importantes en ataque cuando a su equipo no le salía absolutamente nada. Danridge (7): En cancha abierta debe ser el GOAT de la Liga Uruguaya. Cuando ataca el aro es gol o falta. Sigue estando en el debe con el temita de los libres. Ianguas (5): Es el único interno definido que tiene Olivol. Por lo tanto, prácticamente no tiene descanso. Hoy tuvo que batallar contra un pívot mucho más fuerte que él y a la larga lo terminó sufriendo. Varela (4): No logró ser solución como en partidos anteriores. Wohlwend (5): Fue importante en la reacción del último cuarto, siendo agresivo en la primera línea defensiva. Arrillaga (-): Poca participación. Fernández (4): Al no tener un interno que pueda desnivelar en la pintura, termina dependiendo en demasía de lo que pueda generar Tony Danridge con su uno contra uno. La corta rotación le pasó factura, ya que varios jugadores llegaron al cierre sumamente agotados.

_______________________

Mayora (7): Tuvo un correcto desempeño a lo largo de tres cuartos, anulando a Álvarez en defensa y generando juego para sus compañeros en ataque. En el último periodo apareció en todo su esplendor, poniendo puntos que fueron importantes a la hora de cerrar el partido. Curbelo (6): El entrenador le dio la confianza para arrancar de titular y él no la desaprovechó. No estuvo muy efectivo desde el perímetro, pero si logró encontrar sus puntos aprovechando su capacidad física para cortar al aro. Soto (3): El único que no pudo estar a la altura del resto del equipo. Se cargó rápidamente de faltas y el rato que estuvo en cancha no logró involucrarse demasiado en las ofensivas de los de Chucarro. Chukwuka (5): En defensa dio una gran mano. En el otro costado mostró poquito y nada. Gibson (8): El Destacado. Todos los jugadores de Olivol que se mandaban para abajo terminaban con un gorro encima o tirando cualquier cosa para arriba. Massa (6): Aportó cosas interesantes, sobre todo en la etapa inicial. Iglesias (7): Pieza clave saliendo desde el banco de suplentes. Puso la bomba que cortó la reacción del rival. Hamilton (5): Poco tiempo en nuestro país. El siguiente partido va a ser una mejor medida para ver lo que puede dar. Fernández (6): Buenos minutos de descanso para Mayora. Signorelli (7): Supo leer a la perfección por donde pasaban las ventajas de su equipo. Muy buen manejo de la rotación.

VAR

Alejandro Sánchez Varela, Pablo Graiño y Nelson Infante (6): Poco para reprocharle a la terna. En un partido sin mucha protesta, pasaron prácticamente desapercibidos.

_______________________

LO DISTINTO

Las camisetas de los equipos de básquet de nuestro país tienen un común denominador y es que todas están llenas de sponsors. En algunas, prácticamente no hay espacios libres. Obviamente, Trouville no es la excepción que confirma la regla. Dentro de una gama de auspiciantes muy variada, nos llamó la atención ver la marca de autos de lujo italiana. Sin embargo, el mejor parche está en la espalda y es el de DirecTv.