Matías Alonso estuvo con la mano caliente y la rompió toda en el triunfo de Albatros sobre Marne, para mantener viva la ilusión de clasificar. Tras el partido, habló con BT.

El triunfo ante Marne fue vital para mantener las chances de avanzar a play-off: “La verdad que el otro día nos habíamos quedado un poco mal, tras hacer un primer tiempo excelente nos desconcentramos en el segundo, Bohemios empujado por su gente lo trajo y en el cierre con algunas jugadas polémicas que nos condicionaron lo terminamos perdiendo, aunque hay que reconocer que lo perdimos nosotros. Ganar hoy era fundamental para seguir en carrera y más aun jugando acá en casa, así que contento por eso”.

Ante la sensible ausencia de Trípodi, todos tuvieron que dar un paso al frente: “La baja de “Tony” es muy importante para nosotros, es otro de nuestros goleadores, con lo que sabía que tenía que tomar un poco más de responsabilidades en el juego, aunque en el equipo puede anotar cualquiera como se dio ante Bohemios donde los internos llevaron el goleo. Hoy estaba mentalizado en poder aportar un poco más de gol y así abrirle un poco más el juego al resto”.

Alonso se prendió fuego en el segundo cuarto poniendo seis triples únicamente en ese período: “En un cuarto nunca había metido seis. En ese momento estaba totalmente derecho así que hay que aprovecharlo, los tiros que me quedaron los tiré sin dudar, con mucha confianza como me dan todos mis compañeros. Después de meter las dos primeras, estaba mucho más suelto y sabía que las que venían si las tiraba bien iban a entrar”.

Como era de esperarse, los ajustes llegaron y hubo que buscar goles por otro lado: “En el entretiempo lo hablamos, que me iban a salir a marcar un poco más, quizás doblarme o buscar más cambios de hombre; por lo que debía repartir más entre los otros perimetrales y los grandes. En esa situación yo incluso quedándome quieto estaba generando espacios; hasta que en el último cuarto tuve que agarrar un poco más el goleo porque se nos estaba complicando anotar”.

Acerca de cómo acompaña y se hace sentir la gente en “El Nido”, Matías expresó: “Impresionante la verdad hoy como los pibes nos acompañaron, vino un montón de gente y se hicieron sentir; a pesar de que en los últimos partidos los resultados no acompañaron, la gente sí lo hizo y eso nos pone contentos. La gente del club es divina, siempre viene a alentar y apoyar, aunque los resultados no se den siempre te van a alentar igual”.

Albatros se jugará la clasificación nada menos que contra Atenas en la última: “Va a ser complicadísimo, es un rival que se armó para subir, junto a Welcome son los grandes candidatos; pero demostramos en este campeonato que haciendo las cosas bien podemos pelearle a cualquiera y este punto nos da un aire bárbaro para llegar con toda”.