Baskonia cayó como local ante Real Madrid en una nueva jornada de la Euroliga. El equipo de Jayson Granger perdió seis de sus últimos siete partidos en el certamen.

Por la duodécima fecha del torneo de clubes más importante del viejo continente se veían las caras Baskonia y Real Madrid. Los primeros venían de caer en casa ante el CSKA de Moscú, mientras que los segundos de vencer al Estrella Roja en condición de local. Neven Spahija presentó un quinteto conformado por Jayson Granger, Wade Baldwin IV, Rokas Giedraitis, Tadas Sedekerskis y el norteamericano Steven Enoch. Por su parte, los comandados por Pablo Laso saltaron a la cancha con Fabien Causeur, Alberto Abalde, Adam Hanga, Guerschon Yabusele y el caboverdíano Walter Tavares.

El encuentro celebrado en el Fernando Buesa Arena presentó un inicio bastante equilibrado, en el cual ambos equipos intentaban plasmar en el rectángulo sus principales atributos ofensivos. El elenco locatario contaba con un Steven Enoch sumamente inspirado en el poste bajo, mientras que el conjunto visitante lastimaba con los lanzamientos de media y larga distancia del francés Fabien Causeur. Entre el cierre del primer periodo y el arranque del segundo, los de la capital lograron abeir una ventaja de 14 puntos, siendo importante para ello los jugadores que llegaban desde el banco de suplentes, sobre todo Thomas Heurtel y Rudy Fernández. Los de Vitoria-Gasteiz no encontraban la forma de frenar el poderío ofensivo de su rival, mientras que a la hora de anotar dependían en exceso de lo que pudiera hacer alguna individualidad.

Al comenzar la segunda mitad, la visita se encontraba al frente en el electrónico en cifras de 53 a 34. En los primeros compases del complemento se pudo observar un trámite claramente marcado, en donde un equipo buscaba reaccionar por todos los medios posibles y el otro tenía como principal objetivo mantener la diferencia generada en la etapa inicial. Los vascos tenían como abanderado a Lamar Peters, mientras que los madrileños dañaban en la pintura poe intermedio de Vincent Poirier y Walter Tavares. Al iniciar el último cuarto, los dirigidos por Pablo Laso tenían a su favor una renta de 24 puntos, que sería lapidaria para las aspiraciones de los comandados por Neven Spahija. Finalmente, Real Madrid se quedó con el triunfo por 88 a 60 y de esa manera se mantiene líder de la Euroliga con un récord de 10-2, dejando al Baskonia en la 14° colocación con un balance de 4-8.

En el ganador sobresalió la figura del francés Fabien Causeur, que anotó 13 puntos, bien acompañado por Thomas Heurtel con 12 tantos y 9 asistencias. Por el lado del perdedor, Simone Fontecchio terminó como goleador con 14 unidades.

El base uruguayo Jayson Granger estuvo 20:50 minutos en cancha, en los cuales no convirtió puntos (0/1 triples y 0/1 dobles), capturó 3 rebotes y repartió 4 asistencias, con una valoración total de 4.

El próximo compromiso del equipo de nuestro compatriota por el certamen continental será el dentro de una semana, cuando en Lituania tenga que enfrentar al Zalgiris Kaunas. Mientras que por la ACB volverá a tener actividad el 5 de diciembre, visitando al Fútbol Club Barcelona.

Foto: Twitter Baskonia (@Baskonia)